Follow by Email

jueves, 3 de julio de 2014

PODEMOS Y EL CAPITALISMO DEL FUTURO (II)

         Podemos es, además, un retoño del gran capital venezolano sustentado en los petrodólares, del chavismo. Iglesias presume de renunciar a no se sabe qué subsidios de la UE pero debería explicar, por ejemplo, las relaciones que mantiene con la multinacional privada chavista Banesco, que posee unos activos de 17.300 millones de euros y que hace unos meses adquirió al Estado español Novagalicia por 1.003 millones. El chavismo es un proyecto para relanzar el gran capitalismo venezolano, lo que incluye su mundialización. Y como parte de él está, también, Podemos.
        
Éste no denuncia la represión que las clases trabajadoras están padeciendo ahora en Venezuela a cargo del gobierno chavista, con cientos de detenidos y torturados, y decenas de muertos por la policía y los grupos parapoliciales. Esto significa que cuando la formación de Iglesias llegue aquí al gobierno hará lo que ahora avala con su silencio en Venezuela, lanzar a la policía contra el pueblo, organizar bandas de extrema derecha, encarcelar y dar muerte, por no hablar de torturar, asunto este último del todo intolerable.
        
Pasma hasta dónde están llevando quienes manejan a Podemos (que es sólo un instrumento de las elites del poder) el caudillismo y el culto a la personalidad de Iglesias. La propaganda televisiva pretende venderlo como “líder carismático”, cuando en realidad estamos ante un mediocre. Quienes financian la operación quieren hacer de él un nuevo Chávez o, cuando menos un nuevo Felipe González. En esa desmesura se manifiesta también el uso temible que el actual sistema de poder desea hacer de Iglesias en el futuro inmediato. La cosa es todavía más inquietante al recordar que “¡Sí, Podemos!” fue la consigna de lanzamiento de Obama, tan represivo, militarista y violento que ha superado incluso a Bush.
        
El PSOE y Felipe González fueron usados por el sistema de dominación para pacificar la sociedad. La resistencia heredada de la lucha contra el franquismo era tan poderosa que había que liquidarla acudiendo a todos los medios. No fue sólo la represión sino también las drogas, el alcoholismo, la manipulación mental, las operaciones de ingeniería social, la desintegración de la persona, la desespiritualización, el final de toda vida cultural digna de tal nombre, la instauración del caudillismo felipista, el sexismo, la integración en la OTAN, el uso habitual de la tortura, sobre todo en el País Vasco, y además el GAL. Este grupo criminal de extrema derecha fue creado precisamente bajo el poder de la izquierda. Cuando en 1996 González abandonó el gobierno tras 14 años la tarea que la clase empresarial, los cuerpos de los altos funcionarios de los ministerios y el ejército le habían encomendado estaba cumplida.
        
Desde el final del franquismo en España todo se ha hecho con políticas de izquierda, aplicadas por la izquierda y por la derecha. Hoy el gobierno del PP presidido por M. Rajoy utiliza, en muchos asuntos, políticas de izquierda, dado que éstas son las más adecuadas a los intereses fundamentales del sistema. La derecha, muy anticuada en  lo ideológico y doctrinal, no puede ni desea realizar sus formulaciones en las condiciones actuales. Y para tareas muy complejas y decisivas el gran capital español necesita de políticas de izquierdas aplicadas por formaciones de izquierda. La izquierda es hoy la expresión más eficaz de la derecha. Por eso le urge tener una izquierda nueva, no desgastada como el PSOE y libre de sangrientas hipotecas históricas, en el caso de PCE-IU. De ahí la creación mercadotécnica y televisiva de Podemos.
        
Ésta, que nunca cita la libertad de conciencia como prerrogativa fundamental del ser humano en tanto que humano, se propone crear la sociedad del adoctrinamiento y la propaganda, a fin de ponernos de rodillas delante de las religiones políticas. En la sinrazón de su politicismo no hay sitio para la reflexión, sólo para las consignas, que se hacen anatemas y sambenitos con los que intimidar y amordazar.

Sus jefes son ese tipo de sujetos denostados por Orwell en cuyos cerebros sólo hay sitio para los lemas propagandísticos. Éstos, las religiones políticas y la ingeniera social serán omnipresentes si ganan las elecciones. Con ello las actividades del entendimiento se desmoronarán ya del todo, convirtiéndonos en brutos incapaces de pensar y asombrosamente ignorantes.
        
Hoy la situación es diferente a la de los tiempos del felipismo. La sociedad está, infortunadamente, muy bien pacificada. Los problemas son otros.
        
Del análisis de la situación se desprende que Podemos está siendo creado y lanzado para cumplir sobre todo tres objetivos: 1) reafirmar el régimen parlamentarista, 2) remozar el sistema partitocrático, 3) implantar el modelo capitalista chino en la economía.
        
Iglesias arguye que el régimen actual, de dictadura constitucional, partitocrática y parlamentarista es una “democracia”. Así defiende y reafirma dicha dictadura en un momento en que está en crisis. La loa del parlamentarismo es lo que unifica a todas las formas de reacción, a todas las fuerzas anti-revolucionarias, de derecha e izquierda, monárquicas y republicanas. No, el sistema actual no es una democracia, dado que ésta únicamente existe cuando el pueblo participa en la totalidad de la vida política a través de un orden asambleario. Simplificando algo se puede sostener que el jefe del Podemos satura los programa televisivos precisamente por eso, por afirmar que el parlamentarismo es “democracia”, pues nadie que lo llame por su nombre, dictadura política, aparecerá jamás en la caja tonta.
        
No menos en declive está la partitocracia. Podemos existe para remozarla, para apuntar que la vieja casta es terrible, una maldición, pero que la nueva casta, ellos mismos, es maravillosa, aunque no se logre encontrar diferencias reales entre una y otra. Iglesias es un político profesional como cualquier otro, ducho en las marrullerías, astucias, tretas y malas artes de éstos. Olvida decir que en una democracia no hay políticos de oficio, no hay ni casta ni neo-casta, no existen sujetos como él.
        
La depresión económica en curso, que dura ya seis años, no es un desajuste más del capitalismo que la misma dinámica de éste auto-supera. Aunque inicialmente tuvo algo de crisis cíclica de sobreproducción su etiología es otra, la decadencia de Europa occidental como gran potencia, por el auge de las nuevas grandes formaciones neo-imperiales, China en primer lugar. Eso hace que la creciente pobreza, el elevado paro, la falta de oportunidades de inversión, la descapitalización, las dificultades para incrementar los ingresos fiscales del Estado, la quiebra tendencial del Estado de bienestar, la entrega de unidades productivas una tras otra el capital extranjero, entre otros acaecimientos, no tengan un remedio fácil.
        
El gran capitalismo español, y el europeo, tienen que tomar medidas, pues hasta ahora han sido activos, según sus intereses, de manera rutinaria y muy insuficiente. Su objetivo es una reformulación decisiva de la economía cuyo centro será una nueva industrialización basada en salarios escasos, condiciones laborales penosas e interminables jornadas de trabajo, con fuertes recortes de derechos, reducción notoria de las prestaciones del Estado de bienestar (aunque no de las cotizaciones, que probablemente serán incrementadas), aumento de la tributación fiscal, sobreexplotación de las mujeres y otras medidas similares.
        
Un proyecto así sólo puede realizarlo la izquierda, pero no la actual sino una nueva. Sin ir más lejos, en Francia ha sido el gobierno de la izquierda ahora en el poder quien ha implementado una severa política de austeridad, que es sólo el comienzo.
(Continuará)

8 comentarios:

  1. La alternativa Podemos con su líder Pablo Iglesias a la cabeza financiada por el gran Capital tiene en su programa entre otros fines el fortalecimiento del Estado, en la actualidad en horas bajas debido al gran despilfarro de estos últimos años por los gobiernos de izquierda.
    Los 40 años previos de dictadura militar han servido para imponer al pueblo la dictadura del Capital cómo cosmovisión única del modo de vida que hay que llevar. La propaganda junto con las operaciones de ingeniería social planificadas y ejecutadas por la élite de poder han adoctrinado y subyugado a la inmensa mayoría de la población que han asimilado "inconscientemente" en gran medida un sistema dictatorial impuesto de forma totalitaria por el gran Capital.

    El funcionamiento en general de la sociedad en gran medida obedece a formulas de coerción sobre el individuo basadas en la sociología y la psicología que fomentan los altos funcionarios del Estado junto con los técnicos de las multinacionales (mercancías) y la banca (Capital), éstos como correa de transmisión para desarrollar las leyes y normas en las que debe interactuar el hombre con sus semejantes para consolidar el sistema en una base sólida con el fin de implementar las condiciones de trabajo,y entretenimiento del sujeto.

    El laboratorio que ha fabricado el gran Capital en Europa para sus pruebas y ensayos sobre sus súbditos, es una evidencia del recondicionamiento social que está llevando a cabo la oligarquía para esclavizar y mantener el control en su totalidad de la inmensa mayoría de sus miembros y sus respectivas vidas, es el proyecto de la dictadura perfecta porque no es perceptible "conscientemente" por sus súbditos. Entre otros operaciones de ingeniería social el control de la natalidad en Europa es ya un asunto vital para la élite de poder.

    ResponderEliminar
  2. PODEMOS es a la actual jefatura de Estado (Felipe VI) lo que el PSOE fue para la anterior (Juan Carlos I).
    Actualizado, refinado, más perfecto...y barato.

    ResponderEliminar
  3. No entiendo cuándo dices que el chavismo o Podemos harán grupos de extrema derecha O_o

    ResponderEliminar
  4. "Hoy el gobierno del PP presidido por M. Rajoy utiliza, en muchos asuntos, políticas de izquierda" para mí no hay izquierda desde la II República, pero bueno...

    ResponderEliminar
  5. " La izquierda es hoy la expresión más eficaz de la derecha. " Totalmente.

    ResponderEliminar
  6. El "Panfleto Contra el Todo" ya fue escrito hace muchos años por Fernando Savater en una visión parecida aunque no igual. Quizá la revolución de hoy sea algo, primero centrípeto, para luego ser centrífugo y esas confluencias de voluntades des-alienadas y con deseos de aprehender pueden convertirse en el instrumento del verdadero cambio. Lejos de este planteamiento reduccionista en lo social y lo político de Podemos, creo que es la primera oportunidad viable en tiempos, de que el pueblo se organice en asambleas transversales y sancionadoras para el cambio necesario. Las asambleas son orgánicas y parten de lo local, del barrio, del distrito... En ellas se debate y toman decisiones vinculantes y son el referente del barrio o localidad en cuanto a actuaciones, comenzando por las que los vecinos demandan en el propio barrio. La gente que forma los círculos es diversa, variada, heterogénea. Todos con voz y voto, con voluntad, con ganas de involucrarse o con menos ganas, ideologizadas o no, son el reflejo del pueblo y no se me ocurre mejor sistema que éste, ya usado desde hace siglos y siempre tan peligroso para los poderes fácticos. El PSOE bien que se encargó de hacer desaparecer el poder de las asociaciones vecinales que lo auparon también al poder en los barrios y localidades para convertirse en el aparato estatal que, aún mermado, es hoy día. Demos una oportunidad a las asambleas, aún no sabemos bien cómo hacerlo, pero Félix tampoco explica nada nunca en ese sentido, la praxis de la teoría, al menos, los círculos ya son la práctica de éste movimiento. Habría muchas cuestiones que discutir en la visión "románica" de las sociedades que creo plantea Félix desde luego, pero algo hay que hacer y ésto puede ser un principio, lo demás sólo son eso, opiniones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensar que va a haber asambleas con el Podemos,¡eso sí que es una ilusión!¿Donde está la base para crear las asambleas?¿Hay gente capaz en este pais,gente fuerte que pueda aguantar al otro y no tirarse a su yugular?No,no se puede ni siquiera pensar en ello.En esta sociedad hedonista,para que eso pueda pasar hay que cambiar de modo de vida,un cambio radical de 180 grados.
      Podemos será el comienzo de los nuevos tiempos,tiempos deshumanizados.

      Eliminar
  7. El objetivo de PODEMOS, como viene escrito en su propio nombre, es llegar al Poder. Y esto lo ha dicho el "jefe" P. Iglesias en numerosas ocasiones; "una vez estemos en el poder, ya se verá qué hacemos" (sic). El partido es la confluencia de la Facultad de Ciencias Políticas de la UCM, el partido Izquierda Anticapitalista, y gente que pasaba por allí. Hábilmente han desechado simbología estatalista (comunista y republicana) para no asustar a viejas, y desde luego les ha funcionado. Otra cosa es el resultado que tendrán en próximas ocasiones. Desde luego yo cuento con el sorpasso a IU y a UPYD. Puede producir escalofríos, pero este grupito puede ser el que le dé el triunfo a uno de los tres señores que a finales de este mes va a ser elegido "jefe" del PSOE.

    P.D. Félix hábilmente ha elegido la palabra "jefe" haciendo referencia al otrora partido proestatalista que gobernó en la anterior etapa en el Estado Español.

    ResponderEliminar

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.