Follow by Email

viernes, 26 de junio de 2020

EL IV Encuentro de Transformación Integral y la revolución bagauda

Félix Rodrigo Mora

De manera no buscada, casual, el IV Encuentro TI se va a celebrar en Navarra, es más, en un lugar que tiene el rio Arakil a sólo unos metros, rio que, con la complejidad histórica propia de este asunto, nos traslada al espacio originario de la revolución bagauda[1].
Así pues, propongo que, en el Encuentro, se haga un homenaje a aquellas gentes que lucharon durante 13 años por la libertad, el comunalismo y el autogobierno, contra el ente estatal romano y sus viles aliados y/o mercenarios visigodos.
                        El lugar
La versión habitual sobre el territorio nativo de la insurrección bagauda es que tuvo un primer episodio en el año 441, al que no se atribuye un área específica, y que su gran momento fue el alzamiento popular del 443, iniciado en “Araceli” o “Aracelli”, población situada hasta ahora por los historiadores en un despoblado próximo a Corella (Navarra). Esto necesita de actualización, a la luz de los últimos hallazgos arqueológicos, que ubican la “masio Aracaeli”, un importante establecimiento administrativo y militar romano, en Zamartze, caserío próximo a Uharte Arakil, donde se vienen encontrando notables cantidades de restos romanos.
Plinio presenta a los “aracelitani”, como los habitantes de una comarca de Vasconia, lo que a mi juicio indica que “Aracaeli” no fue (en) un municipio sino una comarca, donde la rebelión arranca decisivamente.  Así pues, podemos concluir que el origen del movimiento bagauda vascón tuvo lugar en lo que hoy es el lado centro-oeste-sur de Navarra,  entre las fuentes del rio Arakil y el Ebro.
El vocablo “aracelitani” ha perdurado, como vemos, en varios topónimos, entre ellos en el mencionado rio Arakil, que es el que riega Ziordi y bordea por un lado a Amarauna, pues éste tiene su huerta situada entre los edificios donde se celebrará el Encuentro y dicho rio[2]. Se admite que su etimología es Arac-ili, en euskera, o sea ciudad o población de Arac.
                        Los acontecimientos
La guerra de liberación contra el poder romano dura 13 años. Hay, como se ha dicho, un primer levantamiento en el año 441, pero la gran movilización tiene lugar dos años después, en el 443, en la comarca de “Aracaeli”. En el 449 los bagaudas toman Tarazona, donde exterminan a la guarnición visigoda (para la época, aliados y mercenarios de Roma) y dan muerte a su obispo. Luego, el teatro de operaciones se desplaza hacia el este, por las actuales provincias de Huesca y Lleida. En el año 454 el jefe militar godo Frederico afirma haber exterminado a los bagaudas, aunque posteriormente se conserva alguna vaga referencia a su existencia.
¿Qué había sucedido? Mi interpretación es que los bagaudas son vencidos pero no exterminados,  y que al verse acosados por el aparato bélico romano-godo, se refugian en los Pirineos, en concreto en su parte más agreste, la actual comarca del Sobrarbe, situada en Huesca hoy, y entonces parte de la Euskal Herria histórica, donde se hablaba vascuence. Allí siguen con su labor revolucionaria constructiva, dirigida a constituir un nuevo modelo de sociedad. La expresión “derecho pirenaico”, como sinónimo de derecho consuetudinario del territorio, contribuye a hacer más creíble tal aserto. Consolidada la nueva sociedad en el Sobrarbe, con la descomposición del poder romano y luego germánico se van extendiendo por el Pirineo, retornando a su lugar de origen, hasta ocupar una parte notoria, o quizá toda ella, del área previamente euskaldún, quizá ya a finales del siglo V. Les quedan siglos de guerra de autodefensa, contra los visigodos en el sur  y los francos en el norte. Pero no son vencidos. Esto demuestra que la nueva sociedad así constituida era de una solidez y eficacia realmente asombrosas.
El factor interno que explica el alzamiento es la descomposición de la formación social romana. Su sistema administrativo y fiscal se va disolviendo, las calzadas romanas dejan de ser mantenidas y, sobre todo, el aparato policial y militar, al perder el contacto con sus jefes en Roma y al no recibir los soldados las pagas, el equipo y las vituallas, se cuasi liquida. Se admite que entre los años 432 y 440 las estructuras estatales romanas prácticamente se hunden en Hispania, lo que explica el levantamiento insurreccional del año 441. La impotencia por autoaniquilación romana es superada con la arribada de los germanos godos, aunque sólo parcialmente.
En lo externo los bagaudas escogen muy bien el momento para alzarse.  En el año 422 los hunos habían atravesado el Danubio, lo que provocó el pánico en el Imperio durante los diecinueve años siguientes, en los que no puede destinar suficiente tropas y recursos a sofocar la revolución, al tenerlas concentradas lejos. Hasta el año 451 la atención de romanos y germanos, unidos contra los hunos, está en el este. Tal situación se mantiene hasta que en la batalla de los Campos Cataláunicos, dada el año citado en el noreste de la Galia, Atila, rey de los hunos, es hecho retroceder. A partir de esa fecha los imperiales pueden destinar más tropas a reprimir a los bagaudas, que son declarados oficialmente “vencidos” tres años después.
                        Lo que lograron
Uno. Realizar la soberanía popular a través de un régimen de asambleas soberanas en red, cuya base y centro de lo esencial del poder popular está en el batzarre (concejo abierto local). Desde él se envían portavoces designados, ligados por el mandato imperativo, a la asamblea comarcal, de ésta a la territorial en cada uno[3] de los siete territorios y de ahí a la totalidad de Euskal Herria. Que esto existió funcionando perfectamente en la Alta Edad Media no me cabe duda: sólo así, unidos, pudieron contener y vencer durante siglos a los imperios agresores, godos, francos y musulmanes, hasta el siglo X.
Dos. Poner fin al régimen esclavista por un proceso emancipador de abajo a arriba, que no fue como los actos de abolición de la esclavitud del siglo XIX en América, Rusia, de arriba a abajo y no dirigidos a establecer las libertades individuales sino a imponer un nuevo sistema de opresión laboral, el trabajo asalariado. Sólo por esto, los bagaudas deberían ser tenidos por unos de los más grandes héroes del género humano, pero lo cierto es que, sobre todo por eso, están prácticamente ignorados….
Tres. En relación con el punto anterior está la cuestión de la libertad del individuo y, más aún, de la noción de individuo, que son la idea y categoría central de una sociedad libre. Pero crean un individuo colectivista, no individualista burgués, integrado armoniosamente en la comunidad familiar-vecinal, en la municipal, en la comarcal, territorial y, finalmente, en la de toda Euskal Herria
Cuatro. El comunal es creación absoluta y total de los bagaudas, que era inexistente bajo Roma y bajo los germanos. En sus diversas manifestaciones, como comunal de la familia extensa, comunal municipal, comunal comarcal, etc.
Cinco. Repudiado el derecho del Estado se va constituyendo el derecho consuetudinario, expresión de la soberanía (de la) popular auténtica.
Seis. La cultura romana, escrita, es sustituida por la cultura popular oral, lo que deja durante siglos una impronta enorme en el pueblo vasco, que nunca manifestó interés en escribir su cultura, lo que es comprensible cuando su esencia es la libertad, la creatividad y la sabiduría de la gente común.
Siete. Con el desplome del orden romano desaparece esa parte de su Derecho que se dirige contra la mujer popular, constituyendo el patriarcado. Éste no es abolido, como acontece hoy, para establecer un nuevo patriarcado, sino para hacer de la mujer un ser humano, libre, responsable, activo, soberano y moral.
Siete. La fuerza armada deja de ser monopolio del Estado, que ya no existe, y se hace atributo de la comunidad popular toda. Se constituyen así las milicias populares vascas, de base municipal, tan formidables que durante siglos se imponen a sus enemigos en la defensa de la tierra vasca.
Ocho. El trabajo es libre porque los seres humanos, todos, son libres. De ahí la enorme variedad de sistemas de ayuda mutua que se crean, productivos, asistenciales (atxolorra), para las obras públicas, etc.  Es el origen del auzolan, o trabajo comunitario vecinal.
Señalo sólo estos ocho logros por exigencias de la brevedad, pero hubo muchos más. Con los siglos, tal modelo de sociedad se va expandiendo por toda Europa occidental, siendo el más importante avance y progreso acaecido en la historia conocida del género humano.
Junio 2020



[1] Sugiero se lea mi artículo “El golpe final al orden romano en Europa: la revolución bagauda en Vasconia en el siglo V conforme a lo expuesto por Salviano de Marsella”.
[2] Desemboca en el Arga, que a su vez va a dar en el Aragón, el cual vierte sus aguas en el Ebro.
[3] En unos meses me he comprometido a tener un estudio del fuero de Vizcaya /Bizcaia, que me parece que recoge mejor que ningún otro el aliento épico y los logros magníficos de la revolución bagauda.

domingo, 14 de junio de 2020

Nuestra Demografía en 2019

Por fin el INE ha publicado el Movimiento Natural de la Población y los Indicadores Demográficos Básicos para el año 2019. Aunque con una alarmante apostilla, como “Datos provisionales”
Siguiendo el análisis que formulo en “Erótica creadora de vida. Propuestas ante la crisis demográfica” concluyo que el INE ha de admitir por segundo año que el número de hijos por mujer ha descendido por debajo de la cantidad límite, 1,3, la constitutiva de la “trampa de la baja natalidad”, al no ser ya reversible dicha situación. La causa es que en ella hay un número demasiado reducido de mujeres en edad fértil, lo que hace imposible relanzar la demografía. El último año que España estuvo por encima fue 2017, 1,31 hijos por fémina, dato que descendió a 1,26 en 2018 y a 1,23 en 2019… según el INE.
Pero esas cifras no son creíbles. Yo imputo al INE, al gobierno y al Estado español el ESTAR FALSIFICANDO LOS DATOS, para no provocar el miedo entre la población, toda vez que hay bastante temor con las pandemias, el desplome de la economía, la instauración de un régimen fascista de izquierdas a imitación del de China y otras cuestiones asociadas, todas tremendas. Según mis propias conclusiones, a partir de indicadores indirectos e indicios intrincados, calculo que estamos ya lejos de los 1,3 hijos, en torno a 1 o incluso en 0,9, una situación aterradora.
La adulteración del número de nacimientos, presentando más de los que hay realmente, se hace, probablemente, en la base, inflando los datos anuales de maternidades y paritorios, a mí entender en un porcentaje en torno al 30%, de tal modo que el cómputo total es mucho más elevado. Tales nacimientos ficticios sólo podrían evidenciarse cotejando caso tras caso básico, lo que es imposible para un particular.
Exagerar al alza los datos demográficos, para mantener a la población narcotizada con mentiras, es una práctica habitual en numerosos países, por ejemplo, lo efectúa desde hace tiempo el gobierno de la India, como denuncia algún demógrafo heterodoxo de ese país. Hace un año, en mi blog mostré prácticas similares aquí en el artículo, “El gobierno feminazi de Pedro Sánchez obliga al I.N.E. a falsificar datos sobre demografía”. El genocida aparato de poder español se encuentra tan acorralado con este asunto que está dispuesto a todo para ocultar la realidad…mientras pueda hacerlo. La razón es sencilla: ha sido él mismo quien ha constituido esta situación y teme la reacción popular cuando se conozca la verdad.
La respuesta anti-pánico institucional es que van a venir más y más emigrantes a cubrir la ausencia de mano de obra autóctona… Pero, ¿cómo será eso posible si EN TODO EL PLANETA se está desplomando la natalidad?, ¿de dónde van a llegar?, ¿quizá desde la luna o desde el planeta Marte? Porque Rumania, Marruecos, Ecuador y China, los cuatro país que nos han abastecido de mano de obra hasta hace unos años, están ya exhaustos, sin gente para exportar, es más, China está importando ya mano de obra africana. Latinoamérica se sitúa toda ella por debajo de los 2,1 hijos por mujer, que es la tasa mínima de regeneración poblacional. Sólo quedan pujantes, por el momento, los países del África al sur del Sahara. Pero: 1) en ellos la tasa de natalidad se está desmoronando también con rapidez, 2) muchos países por todo el planeta necesitan mano de obra con urgencia, de manera que se está desatando una competición, que se va haciendo incluso feroz, por expoliar sus gentes a las poblaciones subsaharianas, entre las grandes potencias, China, Europa, EE. UU. e incluso entre países africanos con un buen crecimiento económico.
En pocos años no quedará suficiente mano de obra para venir a España, una patética potencia de segunda fila en desestructuración social, relacional, demográfica y económica. Marcharán a Alemania, a China, a EE. UU., etc. pero no aquí, salvo de manera minoritaria y del todo insuficiente.
La patronal española lleva exigiendo la entrada de 300.000 emigrantes anuales, pero en unos cinco años eso ya no será posible, porque en ningún lugar habrá tal disponibilidad de mano de obra para un país en descomposición acelerada y gobernadas por élites fanatizadas, enloquecidas y del todos disfuncionales, como se ha demostrado, por ejemplo, con la cuestión del coronavirus, en la que ha tenido el mayor número de fallecimientos por millón de habitantes a escala mundial, algo estremecedor. A partir de entonces irán llegando menos y menos hasta ser una cantidad insignificante, incapaz absolutamente de satisfacer las necesidades económicas y asistenciales del país. En tales fechas el desplome completo de la sociedad regida por el Estado español será un hecho. Efectivamente, en unos diez años, hacia 2030, se estará EN TODOS LOS PAISES en torno o por debajo de los 1,3 hijos por mujer, esto es, el planeta completo estará exhausto poblacionalmente. Todos los países serán receptores de mano de obra y ninguno podrá hacer de emisor de ella, mal que les pese a los neo-negreros de la izquierda fascista que ocupa el gobierno. Entonces, ¿qué?
Aún hay remedios, tenemos cinco años para evitar una catástrofe del todo excepcional, que significa la liquidación práctica de la especie humana.
Uno. La solución es la libertad, en concreto la libertad erótica y sexual, dejar obrar a la naturaleza, dejar de perseguir al sexo heterosexual desde el poder constituido. Todo lo demás es secundario o muy secundario, en tanto que soluciones. Alzarse en insurrección a favor de la libertad erótica, afectiva y sexual es lo único que hoy puede garantizar la continuidad de la especie humana. Si esto no tiene lugar es dudoso que existe la especie humana de manera significativa a finales del presente siglo, como expongo en mi libro antes citado, y como creen cada vez más demógrafos, incluso institucionales, se atrevan a decirlo o no.
Dos. Levantarse en combate contra la “ideología de género”, el feminismo de Estado y el feminazismo que, al perseguir con furor el sexo heterosexual, han provocado el apocalipsis que nos amenaza. Las más destacadas integrantes de las jaurías de agresión a la libertad sexual heterosexual deben ser imputadas de genocidio y llevadas ante tribunales populares, muy especialmente la facción más fanatizada de aquéllas, las lesbianas fascistas. Sus maldades, que ahora se elevan a genocidio, a crimen sistémico contra la humanidad, no pueden quedar sin castigo.
Tres. Quienes confíen en la enloquecida verborrea institucional, así como en sus aterradoras mentiras y falsificaciones en estas materias, perecerán de manera atroz a medio plazo. La solución personal es: 1) tener hijos, 2) educarlos en el amor, el esfuerzo, el servicio y el combate, 3) buscarse procedimientos de auto-supervivencia para la catástrofe que está ya llegando, entre los que destacan los sistemas de ayuda mutua y asistencia convivencial con reciprocidad.
Cuatro. Mantener en alto el lema de que los africanos son para África y no para Europa, denostando las prácticas neo-negreras europeas que están destruyendo, al vaciarlo poblacionalmente, al continente africano, para sobre-enriquecer a las oligarquías imperialistas de la Unión Europea. Contra los neo-negreros de la izquierda y el progresismo hay que alegar argumentos como los expuestos en mi artículo (en mi blog), “África: Revolución, no emigración”[1], texto hoy más vigente que nunca. Por eso, hemos de animar a los emigrantes africanos a que dejen Europa y retornen a sus países de origen, a hacer allí la revolución popular comunal integral.
El sexo es el mecanismo que la naturaleza ha establecido en los seres vivos para que se reproduzcan y mantengan las especies. Al perturbarlo sustantivamente, como hace el feminismo de Estado y el Estado en general, se sientan las bases para la liquidación de los seres humanos, como estamos observando y…padeciendo. Y lo que va a venir, si no hay un alzamiento popular que extinga el presente estado de cosas, será incluso más “espectacular”.



[1]  En junio de 2020, con motivo del asesinato de un hombre negro por un policía blanco en EE. UU., por toda Europa ha habido manifestaciones de repulsa, que han contado con el apoyo del poder constituido en bloque: los entes estatales, Bruselas, los gobiernos, los medios de comunicación, los partidos políticos de derecha e izquierda, el clero “cristiano” y la gran patronal. Todos han derramado lágrimas… de cocodrilo, en lo que es la última argucia neo-negrera para expoliar la mano de obra africana-negra. El mensaje que se lanza es “Venid a trabajar para nosotros, que os vamos a tratar estupendamente”. Los canallas “antirracistas” hiper-racistas que organizan tales pantomimas genocidas nada en absoluto desean saber de las miles y miles de asociaciones existentes en los países del África negra que llaman a su juventud a NO EMIGRAR A EUROPA, a permanecer en sus países para sacarlos de la pobreza y para que tengan continuidad como sociedades. Si los negreros europeos devastaron África en los siglos XV al XVIII, los neo-negreros actuales lo están haciendo en el siglo XXI, con mucha más aterradora eficiencia.

martes, 9 de junio de 2020

Abre tu mente …OTRA PERSPECTIVA DE LA REALIDAD

CONGRESO ON LINE. 13 DE JUNIO DE 2020

Este congreso solo pretende ser una pequeña muestra de la mano de obra que llevan nuestros conferenciantes durante muchos años.

Despertando consciencias, compartiendo su trabajo resultado de sus investigaciones. Si queremos alcanzar una calidad de vida óptima, es imprescindible contar con información adecuada y dar luz a lo oculto en todos los límites de nuestra existencia.

Nuestros conferenciantes informales sobre esa realidad de la que los medios de comunicación generalistas no se ocupan.

10:00 - Félix Rodrigo Mora.
10:45 - Teresa Morera Forn
11:30 - Josep Pamies Breu
12:15 - Mesa redonda ponentes
14:00 - Descanso almuerzo
16:30 - Mark Passio
17:30 - Mesa redonda con Mark Passio
19:00 - Cierre de Congreso.


martes, 2 de junio de 2020

EXHORTACIÓN A ACUDIR AL IV ENCUENTRO DE TRANFORMACIÓN INTEGRAL


Por Félix Rodrigo Mora

Tendrá lugar en agosto, a finales, en Navarra. Lo está preparando un Equipo.
Lo que se está organizando ya no será tanto “de Reflexión”, como los tres Encuentros anteriores[1], sino de fijación de la estrategia y de las tácticas, de poner a punto proyectos de trabajo y de compilar lo mucho ya realizado. Será un Encuentro de acción y para la acción. Porque tiene lugar en una situación singular, inquietante y al mismo tiempo muy esperanzadora que sitúa, de nuevo, la tarea de la revolución como cuestión del momento, en el plano de lo objetivo al menos, y probablemente en el de los factores humanos, es decir, subjetivos, de la conciencia y del combate. El sistema de poder y el orden social todo han comenzado ya su “decadencia y caída”[2], de una manera explícita, siendo el asunto trágico del coronavirus de la primavera de este año sólo el primer capítulo. Vendrán muchos más en los próximos decenios, uno tras otro.
El Encuentro de 2020, en consecuencia, hay que situarlo en un ciclo mucho más dilatado de acción e intervención: 1) la preparación del Encuentro. 2) el Encuentro de este verano, 3) el años posterior al Encuentro, 2020-2021, 4) el V Encuentro en 2021, 5) los que vendrán en años sucesivos. No es, pues, un acontecimiento aislado. Nuestra meta estratégica a largo plazo tiene que mirar hacia el año 2030, más o menos, cuando las disfunciones, contradicciones y nocividades del actual orden social planetario habrán alcanzando un máximo de agresividad y harán que éste entre en un ciclo ya explícito de desplome y desintegración.
En la historia humana es muy común la descomposición de las sociedades estatales, que tienen un ciclo ascendente, otro descendente y un tercero de desorganización y caos autoinducidos, que puede llevar a una revolución generadora de una nueva forma de sociedad y un nuevo individuo. Si no se da ese salto, se produce un estancamiento en una etapa de pudrición crónica centenaria. Que hoy el fenómeno sea planetario, al darse en todas las formaciones sociales de la modernidad, introduce una novedad inquietante respeto a otros casos similares del pasado, pues indica que la recuperación de las sociedades en decadencia ya no puede venir de otra y otras que estén en ascenso. Ello tiene como resultante que lo que está siendo puesto en peligro es la continuidad de la especie.
Así pues, no hay sólo un desmoronamiento de un sistema de poder y dictadura, tan potente que en su caída arrastra consigo al abismo a las clases populares, sino una puesta en peligro de la humanidad, de cuya supervivencia a largo plazo, caso de no intervenir de manera revolucionaria, hay dudas razonables. En efecto, sólo la pavorosa crisis demográfica en curso revela que no es segura ya la continuidad de nuestra especie, pero las nocividades esenciales son muchas docenas más, interactuando entre ellas. Así de omni-destructivo es el actual régimen de dictadura.
Para hacer frente a lo que venga tenemos que estar unidos, porque unidos somos más fuertes, pues el apoyo convivencial de unos a otros reconforta y da ánimos, multiplicando la creatividad y la eficacia, ahuyentando el miedo y la pasividad. Y no solo para defendernos sino también para tomar la iniciativa estratégica y pasar a denunciar, acosar, contener, resistir y demoler el actual orden en desorganización, a fin de acelerar su desplome y lograr levantar sobre sus ruinas una nueva sociedad y un nuevo ser humano. Primero tenemos que organizar la resistencia y la contención, luego la sustitución y la innovación. Ahuyentar
Por el momento entre la población predomina el estupor, la confusión y el temor, pero a medida que pase el tiempo y que se ponga en evidencia la gigantesca catástrofe que el poder constituido ha organizado con sus estructuras de letalidad, liberticidio, destructividad y desintegración, más y más personas y corrientes sociales se irán sumando a la acción transformadora integral.
¿Qué te ofrece el IV Encuentro de Transformación Integral? 1) convivencia y amistad, para relacionarnos y conocernos en tanto que personas afines, 2) elaborar estrategias y planes de acción, 3) un espacio para presentar Ponencias, Comunicaciones o Manifiestos, que, aprobados por mayoría, serán editados en digital y en papel, y difundido con todos los medios a nuestro alcance, 4) poder mostrar tus realizaciones, personales y grupales, así como conocer las de otras y otros, 6) un lugar en el que organizarse, tanto en equipos de trabajo (casi cada Ponencia constituirá uno) sobre asuntos determinados como en fraternidades territoriales, 7) saber que lo allí realizado y logrado se mantendrá activo hasta el siguiente Encuentro, el de 2021, 8) un ámbito para realizar la contención del actual poder homicida, para las luchas y el combate, 9) un lugar que desea ser revolucionaria en lo axiológico, en los valores compartidos y vividos, 10) el ir organizando la ayuda mutua y la supervivencia en los tiempos de desintegración del Estado de bienestar, 11) unos estudiados Protocolos para la difusión máxima de todo lo que se efectúe, para alcanzar un grado óptimo de concienciación, organización y movilización popular, 12) un proyecto para la construcción y autoconstrucción individual, conforme a nuestro ideario de otorgar la máxima importancia a la persona
¿Qué puedes ofrecer tú al Encuentro?: 1) una voluntad de convivencia, amistad, afectuosidad y relación, así como un estado de ánimo risueño, entusiasta y constructivo, 2) atenerte al Reglamento que ha establecido el Equipo organizador, 3) llegar con las Ponencias y Comunicaciones, editadas en nuestra web, leídas y reflexionadas, 4) ser consciente de la importancia y significación primordial del acontecimiento, 5) obrar en todo por virtud cívica y voluntad de bien, 6) participar creadoramente en los debates y disciplinadamente en las votaciones y tomas de decisiones, 7) llevar y mostrar tus realizaciones, libros, proyectos, logros, música, etc., 8) presentar tu propia Ponencia, sólo o de forma colaborativa.
Así pues, nos encontraremos en Ziordi, Navarra, este verano. Para todo lo que necesites ponte en contacto con el Equipo organizador, en revolucionintegral.org






[1] De estos eventos quedan los libros “I Encuentro de Reflexión sobre Revolución Integral. Recopilación de textos”, con 513 páginas, en donde escriben varias docenas de personas, y “II Encuentro de Reflexión sobre Revolución Integral. Recopilación de Textos”, con similares características y 340 páginas. Estos libros, así como los artículos y documentos editados en la web revolucionintegral.org, contienes los fundamentos ideológicos y las bases de cosmovisión que orientan el IV Encuentro y nos unen.

[2]  Tomo la frase del célebre libro de E. Gibbon “Historia de la decadencia y caída del imperio romano”, de 1788, no porque esté de acuerdo con su contenido (que es deplorable, Gibbon no sabía prácticamente nada del asunto sobre el que escribió, y la enorme fama que ha tenido y aún tiene aquel texto mide la descomunal ignorancia y doctrinarismo de sus admiradores), sino porque el título es apropiado: decadencia y caída. Igual que ahora.