Follow by Email

domingo, 7 de julio de 2019

CARTA DE UN AMIGO INGLÉS SOBRE LA FALSIFICACIÓN ISLAMOFASCISTA DE LA HISTORIA DE LOS PUEBLOS IBÉRICOS

     He recibido la extensa carta que sigue, firmada por Ronald Hastings. Está escrita a mano. Debido al enorme interés de su contenido pedí autorización a su autor para publicarla en mi blog. Sólo he modificado, al trascribirla, leves errores de ortografía. Félix R. Mora



Estimado y admirado señor Rodrigo:
 Me llamo Ronald Hastings, tengo 47 años, soy ciudadano británico y trabajo de ingeniero. Suelo pasar las vacaciones en España, país al que admiro y al que estoy emocionalmente unido, debido a que mi abuelo John formó parte de las Brigadas Internacionales en la guerra de España. Él me enseño su idioma. Añadiré que soy un gran aficionado a la historia de Europa, materia sobre la que leo libros casi a diario, y que continúo el combate antifascista de mi abuelo, como él me enseñó, contra las tres formas de fascio, el de derechas, el de izquierdas y el religioso.

Mi conocimiento de sus escritos comenzó cuando en Inglaterra una amiga me mostró su artículo de denuncia, editado en su blog, del dictador y genocida musulmán Abd al-Rahman III, el califa de Córdoba en el medievo. Me pareció excelente, y muy útil en la lucha antifascista mundial actual, que es en primer lugar contra el clero musulmán, ese mismo clero gracias al cual Franco triunfó en la guerra civil, asunto que mi abuelo John me explicó cuando era un muchachito. Así mismo, le agradezco que me haya informado sobre el osado levantamiento popular realizada por Umar Ibn Hafsún y su gente, ese inmenso héroe de Andalucía, que se insurreccionó en el siglo X contra el poder del califato islámico de Córdoba. Incluso he visitado su plaza fortificada principal, Bobastro, en Cádiz, con un grupo de amigos británicos. Allí, en el lugar, hemos leído, en homenaje al héroe, lo que usted dice sobre él, que yo previamente había traducido al inglés.


domingo, 23 de junio de 2019

EL GOBIERNO FEMINAZI DE PEDRO SANCHEZ OBLIGA AL I.N.E. A FALSIFICAR DATOS SOBRE DEMOGRAFÍA

Félix Rodrigo Mora
         Tal como expongo en el libro “Erótica creadora de vida. Propuestas ante la crisis demográfica”, al constatar el dramático agravamiento de la desnatalidad (problema que ellos, los poderes constituidos, han creado), los gobiernos, y en especial el español, el más nazi-feminista y genocida del planeta[1], se han lanzado a falsear desvergonzadamente los datos estadísticos.

         Inicialmente, el INE (Instituto Nacional de Estadística) facilitó información sobre que en los últimos diez años (2008-2018) el número de nacimientos habían descendido un 40%, cifra muy alarmante pero más creíble, aunque tal vez algo baja, pues la real se aproxima ¡al 50%!, lo que es pavoroso. Poco después el gobierno socialfascista del PSOE enmendó la plana autoritariamente al INE, obligándole a emitir una nota donde se señalaba que aquél había sido un “cálculo erróneo” y que la caída era “solamente” de un 30%, o de “casi un 30%”. De inmediato, el principal diario fascio-progresista, El País, remachó el clavo dando, como acostumbra, la razón al gobierno de la izquierda híper-capitalista y a sus jaurías genocidas.

         Esto no es nuevo pero si es un salto adelante bastante grave en la política estatal y gubernamental de velar la catástrofe demográfica en curso con falsificaciones, ocultaciones, adulteraciones y vulgares mentiras. No solo sucede aquí pues, por ejemplo, el gobierno de la India está entregado a las mismas argucias fuleras, aunque con una diferencia notable. Que allí la demografía aún esta “alta” aunque es insuficiente y en rápido retroceso, quizá en 2 ó 1,9 hijos por mujer, mientras que aquí se encuentra en la mitad o en menos, en 0,9 y disminuyendo aceleradamente, lo que es una situación temible, aunque el gobierno ofrece datos entre el 1,3 y el 1,4, ¡que son absolutamente falsos! También están ya mintiendo a lo grande las autoridades de China, etc., y en unos años lo harán todos los gobiernos. Temen la reacción popular, les preocupa que se cree una ola de pánico a nivel mundial[2] y se sirven del engaño para protegerse y desmovilizar a los pueblos.

         Somos el país más envejecido y senil del planeta, un verdadero geriátrico, más que Japón y Corea del Sur, que ya es decir, y ello ocasiona unos efectos, también económicos, que nos aniquilarán como pueblos y como individuos en dos décadas, si no se hace algo muy enérgico en los próximo cinco años. Después, ya nada, o apenas nada, servirá…

         Pero mientras que aquí está prohibido debatir públicamente el asunto, en los demás países no sucede eso, por ejemplo en Japón. En lo que llaman España, a quien se aventura a señalar que la situación es trágica, aunque sea de forma tímida y respetuosa, primero le sancionan, luego le apalean despiadadamente en los medios fascio-progres y en las redes sociales (con equipos pagados para ello, como vienen haciendo conmigo) y finalmente le echan encima a las criminales jaurías feminazis y fascio-izquierdistas. Así han logrado crear una situación de espanto social generalizado, gracias a la cual nos hemos convertido en un rebaño dócil, cobarde y resignado que marcha en lúgubre silencio hacia su extinción. Ésta no es sólo cultural y lingüística sino también étnica: el racismo antiblanco institucional desea destruirnos como etnias, que nuestros genes desparezcan para siempre. Así son de racistas.


[1] Esta afirmación no es gratuita ni es el resultado de un acaloramiento verbal. Se deduce con rigor a partir de un hecho incuestionable, que lo que se llama España es el país más envejecido con mucho del planeta. Con mucho. Y eso proviene de la prohibición, feroz y total, del cortejo, el galanteo, la exhibición corporal, el reclamo erótico verbal y el coito heterosexual fecundante (también del no-fecundante), de facto, por el feminismo neo-patriarcal y genocida, generosamente financiado por el Estado español, la UE y la gran patronal. Cuando haya libertad para el sexo heterosexual el problema se irá resolviendo, aunque para evitar el caos total de la sociedad por escasez extrema y creciente de personas, de mano de obra, eso debe lograrse antes del año 2025, pues luego ya no habrá un número mínimo suficiente de mujeres en edad fértil.
[2] Para lo cual están, entre otras muchas argucias, promoviendo libros que admiten una parte de la verdad, que ya no puede ser ocultada del todo, e incluso hablan de un “planeta vacío”, como si esto fuera un asunto económicamente irrelevante y un problemilla social menor, sin importancia. Los próximos años conocerán una miríada de sub-productos propagandísticos y politiqueros de similar catadura, rotundamente estafadores y falsarios. Claro que con ellos no va a nacer más niños… así que les espera el descrédito e incluso la ira popular, al comprobar que todo eso son engañifas institucionales para lograr que los pueblos del mundo se dejen exterminar mansamente.


lunes, 17 de junio de 2019

HA SIDO PUBLICADO "ERÓTICA CREADORA DE VIDA. PROPUESTAS ANTE LA CRISIS DEMOGRÁFICA"

  


 Potlatch Ediciones acaba de sacar dicho libro, en formato bolsillo y 244 páginas, con un pvp de 14 euros. Su portada, de diseño femenino, es bien singular y original.

    El texto estudia los datos sobre demografía y natalidad, en nuestro país y en todo el mundo, mostrando que hay un desplome de los nacimientos, que en pocos años, 15 ó 20, establecerá en todo el planeta una situación de emergencia. Al hacerlo, enfatiza que España es el país más envejecido, más aún que Japón y Corea, aunque a diferencia de éstos, aquí no hay libertad para debatir el asunto, de manera que la inmensa mayoría de la población ignora no sólo su gravedad sino incluso su existencia.

   El apartado titulado "Causas estructurales de la desnatalidad", se ocupa de 14 factores causales, entre los que el más importante, a mi juicio, es la "Persecución del erotismo heterosexual". Éste es el decisivo, sin negar la importancia de los trece restantes, y sobre él hay que operar para resolver un problema que empieza a virar desde lo grave a lo aterrador.

   El capitulo "¿Qué acontecerá en una economía de escasez mundial de mano de obra?" indaga las consecuencias económicas y sociales de la mengua de fuerza laboral. Su lectura provoca inquietud y desasosiego, pero así de tremenda es la situación. Ciertamente, la emigración no es la solución, por cuanto todos los países pobres emisores de mano de obra hacia los países ricos del Norte se están quedando sin población, de manera que en sólo 10-15 años no habrá trabajadores extranjeros que hacer venir a España.

   La parte más enjundiosa del libro es la dedicada a la investigación de la causa principal del genocidio global en curso, la perturbación gravísima de la vida relacional, erótica, amorosa y libidinal de la población heterosexual, por la intervención estatal e institucional en estos asuntos. Al ser agredido y perseguido, demonizado y prohibido de facto, el erotismo natural por las instituciones del Estado y las jaurías mercenarias a su servicio, se ha producido un desencuentro de proporciones colosales entre féminas y varones, lo que hace que esté derrumbándose la actividad amatoria hetero y, como resultante, el número de nacimientos, que decrecen rápidamente cada año a la vez que suben en flecha las defunciones. Avanzamos a buen ritmo hacia una península Ibérica "vacía" de seres humanos... Nada anuncia mejor esto que la constitución desde el poder de la "mujer poli-frígida", a través de terroríficas operaciones de ingeniería social y adoctrinamiento ilimitados de las masas, como fémina artificialmente desinteresada e incluso hostil a lo erótico y sexual (por tanto, en lo maternal), salvo en sus expresiones más degradadas.

   En el capítulo "Del amor y del desamor" examino las condiciones sociales, políticas, culturales y económicas necesarias para que el problema se resuelva, para superar lo que los demógrafos denominan "trampa de la baja natalidad", o situación irreversible en la que nuestro país se encuentra. La principal conclusión es que hay que establecer una sociedad matriarcal adecuada a las condiciones del siglo XXI, en la que prevalezca lo femenino maternal y no-maternal, en oposición al actual régimen neo-patriarcal capitalista defendido por el Ministerio de Igualdad, el resto del Estado y todos los gobiernos. Esta es la solución, la única solución.

   En el apartado titulado "El instinto erótico-sexual" establezco las bases de una revolución del erotismo, que otorgue a éste la grandeza y la magnificencia que ha ido perdiendo en el último medio siglo. En él estudio la relación entre el amor y el sexo, el Eros creador del vida y el no creador, la virilidad y la feminidad, el instinto y el deseo, el amor y la vida relacional, la libertad individual y una nueva vida familiar, además de otros asuntos. Analizo las seis fases en las que se origina la vida humana: el cortejo libre, el coito sublime fertilizador, los nueve meses de preñez, el alumbramiento, el año de amamantamiento natural de la criatura y la crianza hasta los tres años. Sin retornar a lo que en cada una de ellas está conforme con la naturaleza humana, no es posible evitar la catástrofe, en la cual perecerá de manera horrenda y prematura el 95-99% de la humanidad, más de 7.000 millones de personas, en los próximos treinta a cincuenta años.

   En el capítulo "Programa mínimo para fomentar la natalidad" me atrevo a ofrecer soluciones, algunas de naturaleza inmediata. 

    Tenemos 5 años para tomar medidas, para frenar el deslizamiento hacia una situación dantesca, cuya verdadera condición las perversas fuerzas institucionales y gubernamentales que nos manipulan ocultan al gran público. Por tanto, no te preguntes qué va a pasar o qué van a hacer otros sino qué vas a hacer tú. 

   Quienes tienen ahora entre 25 y 50 años serán los más afectados por el torbellino exterminacionista y genocida puesto en marcha hace medio siglo por los poderes estatales y capitalistas globales. En particular, las mujeres situadas en esa franja de edad van a ser, están siendo ya, las victimas principales del gran brote de locura y maldad que está destruyendo a la humanidad. El libro explica cómo y por qué estamos ante la mayor agresión de la historia a las mujeres, cuyo meollo es la prohibición de facto de su sexualidad invocando "la liberación de la mujer", lo que esta creando masas inmensas de féminas frustradas en lo amoroso, relacional, afectivo y sexual, espantosamente solas, enfermas y deprimidas, a las que el Ministerio de Igualdad ordena drogar con psicofármacos, cuyas vidas, artificiales y antinaturales, son un infierno de dolor múltiple y angustia vivencial.

Frente a eso: a) denuncia enérgica, b) combate individual y colectivo, c) liberación erótico-amorosa-sexual, d) revolución integral, e) matriarcado.

De todo ello, y de más, se ocupa mi libro.  

miércoles, 29 de mayo de 2019

LOS CAPITALISTAS Y LOS "ANTICAPITALISTAS" A FAVOR DE LA EMIGRACIÓN EN EUSKAL HERRIA


El presidente de la Confederación de Empresarios de Bizkaia (CEBEK), Iñaki Garcinuño, en el discurso ante la asamblea general de los capitalistas vizcaínos, celebrada el 16 de mayo, declaró que Euskal Herria necesita más emigración, más mano de obra foránea. Pide que se la acoja con entusiasmo, se la dote de recursos económicos y se la regularice, ante "la falta de mano de obra joven". Además, este sujeto, un empresario genocida más, se mofa de la solución natalista, al exponer que promover la natalidad, en todo caso, daría resultados en 18 o 25 años, pero que ahora la solución es más emigración. Mucha más. Muchísima más.
O sea, los neo-negreros siguen en sus trece. La meta es aniquilar étnicamente al pueblo vasco, el procedimiento más terrible para liquidar la cultura y la lengua vasca. Lo que no ha conseguido el Estado español, operando a sangre y fuego desde la Constitución de 1812, lo está logrado, desventuradamente, esa combinación de empresarios, ONGs, izquierda "anticapitalista", clero católico, PNV, Bildu, Estado español, feminazismo y otras fuerzas que se dicen progresistas.
Ya ahora, el 26% de los cada año más escasos nacimientos que tienen lugar en territorio vasco son de madre extranjera. En cinco años serán el 50%. En 10 llegarán al 80%. Así, se habrá culminado la limpieza racial de los vascos étnicos, que en solo un decenio, para el tramo de edad de los menores de 40 años, estarán en minoría en su propio país. Ello, digan lo que digan personas mal informadas, que no comprenden nada de lo que está sucediendo y que repiten los lemas acuñados por el poder español-empresarial, será la liquidación del euskera, su destrucción definitiva, quedando reducido a una lengua de minorías muy reducidas, bastante marginadas e incluso perseguidas.
El ansia exterminacionista y genocida de la patronal vasca se manifiesta también en la falsedad de lo que afirman. No es verdad que Bizkaia carezca de población joven apta para trabajar. No, eso todavía no es verdad, como se manifiesta en que una parte notable de los menores de 35 años hayan tenido que emigran en busca de trabajo. Lo que la patronal hace es argumentar con tal embuste para justificar su criminal política de exterminio étnico de los vascos, ahora escogida como la forma más rápida de realizar su exterminio cultural-lingüístico. La patronal "vasca" sigue siendo tan canalla como siempre, tan antivasca y españolista (ahora sería mejor decir europeísta EU) como de costumbre, como lo ha sido en los últimos 200 años. Su meta continúa siendo una e invariable, exterminar al pueblo vasco, lo que ahora realiza con la ayuda de las jaurías fascistas del "anticapitalismo" de la izquierda y del feminazismo, perseguidores del sexo heterosexual y con ello responsables principales de la catástrofe demográfica que está sufriendo el pueblo vasco.
Las lenguas tienen futuro cuando son lenguas MATERNAS, no cuando el perverso aparato escolar (español en este caso, no se olvide esto) las enseña, malamente. Porque las lenguas son realidades populares, no estatales, como expongo en el Prólogo al libro de Javier Goitia "El ADN del euskera", que con toda la intención titulo "Lengua y pueblo. Pasado y futuro". No hay solución escolar, menos aún en las actuales condiciones de Europa, cuando la UE está imponiendo el inglés neo-lengua para barrer todas las lenguas europeas (el castellano también, el inglés de verdad también), con el fin de crear una Europa unificada culturalmente, militarizada, bajo la hegemonía del imperialismo alemán, lo que denuncio en "Proposamen pertsonala euskal herrirako estrategiaz eta egitza-planaz". Por eso, cuando el 50% de los nacimientos en el país de los vascos sean de madre no-nativa sabremos que aquella lengua muchas veces milenaria habrá entrado en agonía.
Quedan cinco años para resolver, a la desesperada, esta situación, como expongo en mi libro, a punto de ser editado, "Erótica creadora de vida. Propuestas ante la crisis demográfica". Las fases del proceso de salvación de la cultura, la lengua y la etnia vasca tiene que ser: 1) elaborar un análisis de la realidad del euskera hoy, que tenga en cuenta todos los factores, entre ellos la emigración, 2) llevarlo a la opinión pública por todo los medios, entrando en combate con los neo-negreros y exterminacionistas empresariales (y sus agente pagados) partidarios de la emigración de masas, 3) promover movilizaciones populares cada vez más intensas a favor de un repunte de la natalidad, 4) establecer un régimen matrilineal, o matriarcal, en Euskal Herria, lo que es conforme con su historia, aunque opuesto del todo al capitalismo, haciendo realidad el lema "Euskal Herria desde sí misma", 5) conquistar la libertad para el Eros heterosexual reproductivo, contra la demonización de la sexualidad hetero que lleva adelante el Estado español feminazi y neo-patriarcal.
Sin matriarcado no hay solución, porque sólo un orden político y económico que ponga a la mujer en el centro de la vida social puede resolver la pavorosa crisis demográfica en curso. Eso equivale a establecer una economía comunal vasca autogestionada y un orden político centrado en el batzarre. Por suerte, el matriarcado forma parte de lo más auténtico de la cultura, las relaciones sociales y la cosmovisión vasca. Todo ello es la revolución.
Si en cinco años, es decir, antes de 2025, no ha habido una reacción popular decisiva de esa naturaleza, sólo quedará, ya, llorar por el euskera.
En cinco años.
-- 
Félix Rodrigo Mora



jueves, 23 de mayo de 2019

PUBLICADO LIBRO DE DANA D. NELSON "LA DEMOCRACIA COMÚN" CON PRÓLOGO DE ESTABAN VIDAL Y FÉLIX RODRIGO MORA


Potlatch Ediciones ha publicado el libro "Democracia común. La política de participación en los primeros Estados Unidos". Escrito por Dana D. Nelson, ha sido traducido del inglés por Vicente Costanza y lleva un extenso Prólogo de Estaban Vidal y mío.

Dana es una polítóloga e investigadora estadounidense que analiza el periodo de la historia de EEUU anterior a la instauración de instituciones estatales, lo que tiene lugar con la Declaración de Independencia de 1776  y, sobre todo, con la Constitución de 1787. Es una época, ya estudiada por Alexis de Tocqueville en su célebre obra "La democracia en América", en la que la gente común se autogobernaba y la economía era popular, de ayuda mutua y participativa. Podría decirse que fue la Edad Dorada de los EEUU, un tiempo en que la libertad del pueblo era real. 

Los estudios que varios autores hemos venido haciendo sobre las instituciones asamblearías de autogobierno, el concejo abierto, de los pueblos peninsulares, así como acerca de la economía popular organizada en el comunal, evidencian que aquél  fue un sistema político-social bastante parecido al existente en los primeros EEUU con anterioridad a la formación del Estado y, con él, del sistema capitalista. Eso explica el Prólogo.

Éste es un esclarecedor, riguroso y sistemático trabajo de análisis político, obra sobre todo de Esteban Vidal, cuyo valor cognoscitivo no es inferior a la obra de Nelson. Diría que el libro que comento tiene dentro de sí dos trabajos, dos libros, ambos esenciales para mejor comprender la idea y el ideal de revolución popular en el siglo XXI a partir de experiencias y prácticas del pasado, en EEUU y en la península Ibérica. Porque unir tradición con revolución es el camino más directo hacia una sociedad de la libertad, de la verdad, del autogobierno y de la virtud (cívica y personal), sin aparato estatal ni clase patronal.

Se encuentra disponible en Amazón, con 415 páginas. Su pvp es de 12 euros.


lunes, 20 de mayo de 2019

LA SEXUALIDAD FEMENINA SEGÚN EL DR. SERRANO VICENS Elementos para una revolución erótica


Félix Rodrigo Mora

Entre los años 1935 y 1961, aproximadamente, Ramón Serrano Vicens (1908-1978), médico de cabecera rural seguidor de las investigaciones que sobre sexualidad estaba haciendo en EEUU Alfred Kinsey, realiza una encuesta entre casi 1.500 mujeres de diversos territorios de Iberia, pacientes suyas a las que invita a contestar a preguntas sobre su actividad carnal. Tal investigación, la mayor realizada en Europa en ese tiempo, fue publicada en dos libros, “La sexualidad femenina”, 1971, e “Informe sexual de la mujer española”, 1978.
Los textos, debido a que desautorizan los tópicos, tan malévolos, sobre la vida libidinal de la mujer, defendidos primero por la Sección Femenina de Falange, en 1971 en el gobierno, y posteriormente por el feminismo de Estado/feminazismo, ahora en el gobierno, fueron recibidos con frialdad y hostilidad, quedando marginados y rápidamente olvidados. Ahora conviene recuperarlos.

Lo que Serrano Vicens refiere es sólo aceptable en parte. Por dos motivos, uno y principal, porque las féminas encuestadas minimizaban, ocultaban y, en numerosas ocasiones, alteraban verbalmente una parte notable de su actividad libidinal. El motivo es que él no era un igual para la gran mayoría de las encuestadas sino una autoridad estatal, lo que ocasiona una contradicción que menoscaba su confianza. La conclusión que debe inferirse es que la verdad era mucho más de lo que Serrano describe, esto es, que la vida libidinal de las féminas de hace setenta años era incluso más rica y variada. No hay nada de asombroso en esto, pues Julio Caro Baroja en “La estación del amor”, aunque con un lenguaje menos explícito, expone lo mismo pero multiplicado. Eso sin olvidar las averiguaciones, que serán tratadas en este blog en artículos futuros, de antropólogos de principios del siglo XX sobre el “comunismo sexual” existente en algunos territorios del País Leonés. O la legendaria actividad erótica de las mujeres gallegas, que expongo en mi libro sobre Galicia, y de las asturianas, que tan persuasivamente analiza Asunción Díaz.



domingo, 5 de mayo de 2019

Del 15-M a Podem: entre la decepció i el vot desconfiat

Entrevista en  ara.cat a Félix Rodrigo Mora sobre la situación política después del 15M.

Plou sense parar a la Puerta del Sol. La gent que hi camina fa turisme, consumeix als bars i botigues o va a la feina o en torna. El 15 de maig farà vuit anys que el que hi havia aquí eren desenes de milers de persones -moltes de les quals hi van acampar durant mesos- indignades amb una crisi sense sortida aparent. Protestaven contra la classe política per exigir solucions a vides precàries i una joventut sense horitzó. “No ens representen!”, cridaven contra els partits. Avui molts d’aquells joves es debaten entre votar Podem amb recel i una certa decepció, apostar per un PSOE que amb Pedro Sánchez ha recuperat confiança entre l’electorat d’esquerres o una abstenció crítica amb els partits o directament àcrata.

lunes, 22 de abril de 2019

Reflexiones a propósito de las elecciones 2019


  
"El hombre es un lobo para el hombre-oveja,
el verdadero líder huye del liderazgo:
el liderazgo no es más que una reja para el hombre que pretende ser libre.
Es normal que rabie,
el hombre que pretende ser libre no aspira a que le siga nadie"


Según he entendido, las personas van a votar con la esperanza de que los cambios en el gobierno incidan en sus vidas de alguna forma favorable. Veamos primero cuáles son nuestros intereses vitales y analicemos, después, de qué forma el aparato estatal interviene en estos intereses individuales y colectivos.

Mis intereses son poder desarrollar mi vida con cierta creatividad y libertad, junto a otros individuos con quienes quiera compartir algo, creando mis propias condiciones de vida, disponiendo de alimento y techo, gozando de salud, sin sufrir demasiado... Apostaría a que la mayoría de personas tienen intereses aproximadamente parecidos a estos.

Por hacer una diferenciación, diría que hay factores decisivos que intervienen en nuestras vidas que no dependen de lo humano, sino que se deben a acciones en la naturaleza; por otro lado, los demás factores decisivos son antrópicos, provienen de acciones humanas. Es importante que nos situemos porque cuando estamos hablando de democracia, gobierno y Estado, estamos hablando de algo muy humano, sin contemplar movimientos en la naturaleza, como acontecimientos climáticos o acciones llevadas a cabo por otras especies. Se me haría difícil hablar o escribir sobre cualquier cosa concreta sin tener en cuenta que cualquier cosa concreta no está limitada ni se puede clasificar de forma absoluta o aislar de todo lo demás que ocurre en el mundo y en la vida. Luego, tanto si vamos a votar en las elecciones como si no, es importante tener en cuenta qué queremos, y pensar el mundo desde un punto de vista integral, holístico.

Quizá sea eso de la compartimentación del conocimiento, estrategia por excelencia en los métodos oficiales de la enseñanza obligatoria, lo que pone a muchas personas en "modo socio-económico" en "modo psicológico" o en "modo eróticofestivo", etc..., pero nunca acaban de ver sus vidas y el mundo en conjunto. Lo personal es político y lo político es personal, apliquemos el cuento.



La artificialización del poder (y de todo lo demás)

Es muy común leer o escuchar un rechazo frontal hacia la idea de poder desde algunos ámbitos abstencionistas-antiautoritarios. A su vez, desde los mismos discursos, está hoy también de moda el concepto de "empoderamiento". Mientras que el poder es visto como un ejercicio de la voluntad en el que reina la falta de empatía, el despotismo y la competencia con el otro; el empoderamiento surge como recuperación del principio esencial del ejercicio de la voluntad, un ejercicio que no se fija tanto en la confrontación con el otro, sino en la cohesión del propio grupo y en la confianza en uno/a mismo/a.*

*Esta revalorización de los conceptos de poder/empoderamiento también sucedió con el de violencia. Ante la incoherencia de rechazar la idea de violencia cuando es ejercida contra uno, pero no rechazarla cuando es ejercida hacia el enemigo, se revaloriza el concepto y se dice "esta violencia vale, esta no vale", lo cual me parece bien.

Sin embargo, empoderamiento y poder sólo son diferentes puntos de vista de una misma cosa que se han determinado por una necesidad moral de tener la conciencia tranquila. En realidad, el empoderamiento sólo es el proceso por el cual se llega a estar en una situación de poder.

¿Cuándo, entonces, el poder se torna oscuro, malévolo, corrupto? El poder se vuelve corrupto cuando se vuelve antinatural, es decir, cuando se artificializa.

El poder se da naturalmente cuando un mirlo extrae una lombriz de la tierra y se la come, o cuando un lobo amenaza a otro para proteger el territorio donde vive. El poder es la facultad que tiene cualquier cosa para seguir existiendo de la manera que más desea en el encuentro con la otredad. Por lo tanto, donde hay poder, hay separación, hay una diferenciación entre "yo" y "el otro", entre "lo propio" y "lo ajeno", entre "mirlo" y "lombriz", entre "el pueblo" y "las élites", etc... La separación es un estado de la naturaleza como lo es la unión, ambas formas se manifiestan intermitentemente y, sin ellas, no hay vida. Así, tanto si hablamos del "poder de las élites", como del "power to the people", como del "empoderamiento de las mujeres", como del "poder de la naturaleza" estamos hablando de choques de distintas voluntades, de enfrentamiento, de separación, de límites. Y estos estados de separación y de choque forman parte de la vida. Así, soy partidaria de usar el concepto de poder como algo deseable o positivo, no debemos temerle al poder en sí mismo, rechazarlo sería ir en contra de la naturaleza y, por lo tanto, una utopía. Lo que me preocupa es la artificialización de este poder.

La artificialización del poder consiste en mantenerlo forzadamente en el tiempo y en el espacio, en pretender hacerlo expansivo ad infinitum. El poder artificial se basa en el pánico al poder del otro, a la amenaza del otro; se basa, por lo tanto, en el exceso de miedo al daño que nos pueda causar el otro, el poder artificial es una fobia infundada a la muerte (muerte literal o metafórica). El poder artificial es patológico, como todo lo artificial. A diferencia del poder natural, el poder artificial está cristalizado; no es una expresión finita, inmediata, útil en un momento dado, sino la cronificación de un acto reflejo, un disco rayado, alguien cagando eternamente, o una gran cagada infinita.

El problema del poder artificial no es la separación (característica connatural al poder en sí), sino el hecho de que esta separación nunca llega a consumarse. El poder enferma cuando le asusta su propia condición de separación y busca ser unión, y se queda ahí, mandando, y oprimiendo la voluntad del otro, esto es, siendo autoritario.

La artificialización, esa forma que suele tener el ser humano de hacer las cosas desde un tiempo para acá, me parece un síntoma común en cualquier cosa que nos pueda resultar problemática.**

**Así también sucede con la propiedad, cuyo mal no es el mero uso de algo material con cierta exclusividad, sino la formalización de esa exclusividad, el papel sellado y firmado que normativiza esa propiedad natural, es decir, una vez más, el afán enfermizo por mantener algo en el tiempo, la cristalización del uso, la petrificación de las actividades, volver estático lo dinámico, el asesinato del fluir.

He mencionado, como característica por excelencia de la artificialización, el apego a que las cosas permanezcan en el tiempo y en el espacio, esto es, el miedo al cambio natural y espontáneo, y la creación de un sistema de control y organización del cambio (ciencia y tecnología). Otra característica de la artificialización es la comunicación y funcionamiento de la(s) sociedad(es) a gran escala, lo que nos puede ayudar a entender conceptos como el de delegación y el de amiguismo, también muy criticados tanto desde la propia ideología demócrata como desde algunos discursos ácratas.

Cuando vivimos en relación directa con nuestro alrededor y nos sentimos parte de lo que nos rodea, es decir, en una escala reducida de comunicación, de manera que lo que nos rodea no merma nuestra individualidad, sino que la potencia, entonces, delegar ciertas cosas en los demás no es otra cosa que la confianza y el apoyo mutuo, igual que otros delegarán cosas en nosotros mismos y las haremos con gusto. Cierto grado de especialización es deseable, ya que cada uno, en su particularidad, hace lo que mejor se le da. Estos factores convivenciales que parecen de Perogrullo y se tornan muy obvios cuando los vemos a pequeña escala, se vuelven irremediablemente corruptos cuando inserimos nuestras vidas en un sistema global a gran escala. La comunicación entre humanos a gran escala sólo es posible con la artificialización de nuestras vidas y de nuestro entorno, es ahí donde los conflictos devienen grandes problemas irresolubles, imposibles de solucionar por su propia condición intrínseca de la globalización. La tecnología, que es la herramienta por excelencia de la artificialización, siempre acarreará conflictos interminables en nosotros, porque nuestra condición animal biológica está hecha para la vida en grupos reducidos.***

***Vivir en una escala reducida de comunicación no significa dejar de ser conscientes de lo que está alejado de nosotros. Al revés, una consciencia del aquí y ahora revierte en una mayor comprensión del todo. Lo mismo pasa con la historia: no es a través de la comprensión de los procesos históricos como llegamos a entender el presente ­uno de los axiomas del progresismo-, sino que sólo con una comprensión del presente podemos llegar a entender la historia (hecho este que escasea en las aulas universitarias).  ...De igual forma no podemos amar a los demás sin amarnos a nosotros mismos: lo concreto y lo accesible es nuestra puerta de acceso al conocimiento.

Cualquier sistema de gobierno global está condenado al conflicto permanente, o a la muerte del ser humano como tal.

Con el amiguismo y el enchufismo pasa lo mismo que con el delegacionismo. Veamos, ¿a caso es raro o malo que prefiera que mi abuelo me haga un masaje en los pies a que me lo haga Rajoy? ¿A caso no es connatural en mi forma de ser preferir confiar en ciertas personas, quererlas, ofrecerles lo mejor y delegar en ellas algunas tareas, en lugar de hacer eso con otras personas a las que considero ajenas a mi? Algo tan bonito y natural como tener amigos y hacer cosas con ellos sólo se puede convertir en un acto despreciable cuando se trata de los amigos de los demás uniéndose en mi contra. Tenemos que admitir esto. Si nos parece mal que la mujer de Fulanito obtenga tal cargo político porque Fulanito la ha enchufado, ¿no será a caso porque desconfiamos de Fulanito, porque lo vemos como alguien ajeno a nosotros? Entonces, ¿para qué votas a Fulanito? Si realmente consideraras a Fulanito como alguien de tu grupo social, no te importaría, a priori, que él mismo eligiera libremente relacionarse con quien quisiera para llevar a cabo sus actividades, incluso si esas actividades afectan colectivamente. Así pues, el problema del enchufismo no es la unión con el otro para hacer algo, sino la separación y la desconfianza hacia las personas que se unen, antes de que se unieran, por pensar que pueden estar en contra de mí.

"Donde no hay amor,
la ley encuentra su morada"

A partir de cierta cantidad de personas, la comunicación directa es imposible y, por ende, la confianza y la coherencia del grupo tiende a dividirse. Sólo una división real, asumida por todos, puede aliviar la tensión provocada por la artificialización. La unión forzada de humanos mantenida por el poder artificial convierte lo natural de las relaciones humanas (relaciones de afecto, reparto de actividades, etc.) en elementos de corrupción (enchufismo, delegacionismo, etc.). Una división real no significa otra cosa que cada uno siga su camino.

Hasta aquí he tratado de reflexionar sobre algunas cuestiones profundas que afectan al sistema de organización demócrata, entendiendo la democracia como un funcionamiento propio de sociedades con comunicación indirecta a gran escala, y que implica un poder artificial. La "democracia directa", que a mi modo de entender, pretende subsanar los inconvenientes del poder artificial y de la comunicación indirecta (representatividad), no podrá jamás superar dichos obstáculos mientras siga llamándose democracia. Se podrá llamar, quizás, poder consuetudinario, organización comunal, organización informal, familia, o crew, por dar algunas ideas.

No obstante, además de estas cuestiones profundas, también hay circunstancias menos profundas, más materiales, de las que hablar en torno a la democracia.



"Por lo expuesto concluimos que la democracia
no es el gobierno del pueblo, sino el baile de máscaras
tras el que se esconde la dictadura del capital"


La democracia es un espectáculo

Hoy por hoy, la democracia es un espectáculo cuyo único fin es ocultar verdaderas acciones a gran escala llevadas a cabo por personas y grupos con mucho poder, es decir, capaces de movilizar a su antojo grandes masas de individuos y de recursos. Me refiero a organizaciones desde la Comisión Europea hasta el Vaticano pasando por la Planned Parenthood y cualquier otra mafia financiada por la familia Rothschild o por quien sea. Ni el periodismo de investigación más apasionado podría desentrañar y sacar a la luz los oscuros tejemanejes de las élites en el mundo globalizado actual. Las actividades de esta gente afectan directa e indirectamente a la práctica totalidad de personas en el mundo, en todos los ámbitos de la vida, y no sólo al mundo humano sino también al resto de la naturaleza. Tráfico de personas, de niños, provocación de grandes migraciones, destrucción de bosques, contaminación de aguas y de tierras, enfermedades, torturas de todo tipo, guerras, manipulación genética de organismos con la consecuente destrucción de ecosistemas, manipulación deliberada del clima... cualquier cosa que pudiera hacer un niño malcriado y cabreado jugando con muñecos, pero a gran escala y en el mundo real.

Cada uno de nosotros concede esta capacidad de poder artificial a estas personas. ¿Lo hacemos mediante la democracia, a través de las elecciones? No. Lo hacemos con nuestras acciones diarias, participando en los planes que ellos han diseñado para nosotros, formando parte del sistema, regalando nuestras vidas, ya no a un colectivo cualquiera, sino al gran colectivo de la organización mundial. Lo hacemos cuando trabajamos, cuando compramos o alquilamos cualquier cosa –desde comida hasta una casa–, y cuando usamos las herramientas tecnológicas complejas de comunicación global. Ese es nuestro verdadero voto. Por lo tanto, la democracia es una cortina de humo entre yo y la organización mundial de la sociedad. Una cortina de humo hacia la que todos miran y en torno a la que todos debaten aumentando audiencia y visualizaciones. ¿De verdad tenemos que seguir hablando de las putas elecciones? Sería preferible que sopláramos para apartar el humo... y que vuelen todas las papeletas.

La democracia no es sólo el teatro en el que erróneamente situamos los acontecimientos sociales. No es "un mal menor" y mucho menos una oportunidad para intervenir en la organización mundial de la sociedad. También es una herramienta multifuncional de control social.

Hace poco escuché una observación muy interesante a cerca de las elecciones: pueden servir como encuesta; el voto es un test para comprobar cómo ha afectado la propaganda y cuáles son los pensamientos aproximados de los votantes respecto al mundo y la sociedad. Cualquiera de nosotros saca conclusiones sobre la ideología de la gente en base a los resultados de las elecciones, más aún lo harán personas que se dediquen a ello profesionalmente (que estén dispuestas a vender sus observaciones) y, por lo tanto, estas conclusiones pueden servir como herramienta para la ingeniería social.

Se nos bombardea tediosamente con propaganda a favor de la democracia. Por ejemplo, se nos dice que el voto para la mujer es un gran avance positivo. Con este axioma, se busca que centremos nuestra atención en el asunto del feminismo, olvidando que el sufragio en general no es ningún avance positivo, sino un recorte en nuestras libertades individuales y colectivas directas sobre nuestro entorno. Ya lo dijo Prado Esteban, que el sufragio universal fue la segunda catástrofe, siendo la primera el sufragio universal masculino.

También está generalizada la idea de que no votar tiene como consecuencia lógica que no deberías poder "quejarte" o querer intervenir en la vida política, vaya falacia... Es precisamente cuando votas, respaldando el sistema demócrata, cuando, para no caer en contradicción, no deberías poder cuestionar después las dinámicas que se generan de ello, tanto a nivel concreto del partido que has votado como, sobre todo, a nivel general de toda esta forma de organización.

Nunca antes un gobierno había tenido tal facilidad para inmiscuirse en nuestras vidas. Aunque la expresión del poder artificial ha podido ser más ruda y más violenta en otros momentos de la historia y en otros lugares, actualmente no es sólo la violencia, el autoritarismo y la coacción lo que nos sobreviene, sino el hecho de que ya no quedan rincones del mundo a los que escapar de este poder. Resulta complicado vivir sin disponer de un "carnet de identidad", símbolo de nuestra condición de esclavos, y todavía resulta más difícil vivir sin actuar como tal.

Así pues, cualquier tipo de "lucha parlamentaria" no es más que un baile de máscaras con nuestros verdugos. Votar, lo que es votar, no tiene mucha importancia, calculo que tiene más o menos la misma repercusión social que ir al cine multisalas y pagar 10 euros por ver el último estreno de Hollywood, quizá lo segundo tenga más repercusión que lo primero...


Conclusiones

Mientras sigamos otorgando credibilidad y dando fuerza material y psicológica a este funcionamiento basado en la ajenidad, en la unión forzada entre individuos y grupos que, naturalmente, se separarían, y mientras lo hagamos no sólo acudiendo a las urnas sino con nuestros actos cotidianos, entonces, seguiremos sintiéndonos víctimas de la autoridad de otros, o en lucha permanente contra lo ajeno.

Potenciar nuestro mundo concreto tal y como lo queremos y fortalecer nuestra individualidad y nuestro aquí y ahora es el único principio favorable a la libertad. Mientras la mayoría piensan en ello, otros ya lo han llevado a cabo en la medida de sus posibilidades, a lo largo de la historia y en todos los rincones del mundo. Tú decides.

"Sé que mi vida está en venta pero intentaré robarla"


Jamelia Davidson
21 de abril 2019