Follow by Email

viernes, 27 de septiembre de 2019

El PROYECTO ARRENDAJO




El PROYECTO ARRENDAJO
Surge del amor a los árboles de una grupo de amigos desolados ante el panorama predesértico de nuestra Iberia. Al tener como elemento motor el amor es constructivo y creador, fecundante y productor de vida.

Es popular, horizontal y autoconstruido. No tiene centro ni dirección. Cualquier puede hacer o decir o editar un texto o un video en él o para él. Y cualquiera puede aceptar o rechazar lo que se diga por otro u otros, o mitad y mitad. Su sustento es la libertad de conciencia y la libertad de expresión. Y sobre todo de acción porque, si los arrendajos no piden permiso para esconder sus bellotas en tierra, suponemos que tampoco habrá problemas para miles de personas tomen cartas en este asunto y actúen como diseminadores de bellotas, como arrendajos.

Quienes lo hemos lanzado somos sólo iniciadores. No directores. Hay quienes saben mucho más que nosotros y tiene bastante más experiencia, por tanto, a ellos les corresponde aportar. Otros se limitarán a recolectar y sembrar, solos o en grupo. Así lo hacen los arrendajos.

Se trata, como hemos dicho, de recolectar y diseminar 1.000.000 de kilos de bellotas de los cinco quercus de la Península Ibérica (robles, quejigos, encinas, alcornoques y coscojas), logrando que 100.000 personas acopien cada una 10 kilos y luego los siembre en lugares deforestados, igual que hace el arrendajo, nuestro idolatrado pájaro forestador.

Este año no conseguiremos, probablemente, esa meta, pero el que viene, sí, o el otro, o el otro, o… Somos combativos, somos fuertes, somos voluntariosos, y lo lograremos.

Las fechas de maduración de las bellotas, cogida y siembra se sitúan entre finales de octubre y principios de marzo. Cuatro meses o un poco más. Pero varían tales fechas según los territorios, la altitud, etc.

La clave es la acción individual, y conviene actuar sin esperar a otros ni a que se forme un grupo, ni a que nadie diga “¡adelante!”. Se trata de que cada persona, imbuida de amor puro y desinteresado por la naturaleza y por sus semejantes, destine su tiempo a: 1) informarse de todo el procedimiento y el proceso, 2) planear lo que va a hacer, 3) recoger bellotas y hojas de adelfa, 4) empuñar una azada o un palo, una mochila o saco de tela con las bellotas, una bolsa de papel con la adelfa triturada y lanzarse a hacer hoyos y a poner dos o tres bellotas (tres en suelos muy degradados y con escasas precipitaciones, dos en donde las condiciones edafoclimáticas sean más benignas) en cada uno, durante semanas. En su barrio, en su pueblo, en el de al lado, donde mejor le parezca.

Aún no es el momento de hacer eso. Falta más de un mes. Pero sí es el momento de dar a conocer el PROYECTO ARRENDAJO,  aportando la información y explicaciones necesarias, y animando a más y más personas, colectivos y grupos humanos a que se sumen a él. En este momento nos encontramos, dando la batalla en la calle y en las redes sociales.

         Nuestro criterio es pasar, acabada la campaña de los quercus, a otros árboles. Por ejemplo, las sabinas, los castaños, los tejos, las hayas. O, mejor aún, los abedules. O bien los tilos. Sin ignorar un árbol que suele acompañar a las encinas, el madroño, de frutos deliciosos. Tenemos que llegar a ser un movimiento de gentes enamoradas de los árboles y los bosques que realizan su amor sirviéndolos esforzadamente, y que expande su estado de ánimo y sus quehaceres por todo el cuerpo social.

         Al final de la campaña, podemos organizar una Quedada. Para marzo. Con el fin de fijar nuevas metas y preparar la campaña de los quercus de 2020-2021.
Los contactos en:

Asociación del Común,  asocdelcomun@gmail.com
FB, “Proyecto arrendajo”
Grupo Iberico de Whatsapp. 697886703

lunes, 23 de septiembre de 2019

LA GRAN PATRONAL NOS ESTÁ EXTERMINANDO



Félix Rodrigo Mora


Nota Previa. Antes, o después, o al mismo tiempo, de leer el artículo que sigue sugiero se estudie mi libro “Erótica creadora de vida. Propuestas ante la crisis demográfica”, 246 páginas, 14 euros, Potlatch Ediciones.

Lo cuento como me lo cuentan. En una empresa del Ibex 35 una jefa abronca ferozmente, ante otros trabajadores, a una empleada por haberse quedado embarazada. Uno de los compañeros de la agredida sale en su defensa y los resultados son los que siguen: la futura madre es despedida, naturalmente con otro pretexto (hay una ley que “prohíbe (sic, ¡jajaja!)” despedir a mujeres por embarazarse…), y al compañero varón que, valerosamente, se ha solidarizado con ella no se le renueva el contrato, al caducar unos días después.

Acuden a los sindicatos, a UGT, y les mandan a la una y al otro a freír espárragos. Se comprende, dado que este sindicato neo-vertical, neo-falangista por tanto, farfolla un día sí y otro también que el destino de las mujeres es el trabajo asalariado hasta la extenuación y la depresión, hasta la locura y el suicidio, pero no la maternidad, jamás. Y lo proclaman las liberadas y los liberados de dicho sindicato, unos avezados pícaros y gandules que no trabajan desde hace decenios. Todo ello sucede en setiembre de 2019 en Madrid.

En otra empresa, también grande aunque no del Ibex 35, cada cierto tiempo uno de los jefecillos se dirige al personal femenino joven para decirles, “¡Cuidado con lo que hacéis, ya sabéis a que me refiero!, ¡la que “pinche” va a la calle sí o sí”. Al parecer, es función de ese cabestro realizar tal advertencia, a grito pelado una vez cada dos semanas. Se rumorea que con ello consigue un sustancioso sobresueldo. Todas las mujeres de dicha compañía entienden lo que se les está diciendo, perfectamente. Esto sucedió en mayo de 2018, en Gipuzkoa.

Mientras, el número real (no la falsificación del INE, por orden del gobierno feminazi del PSOE) de hijos por mujer sigue cayendo, estando ya, en el otoño de 2019, probablemente por debajo de un hijo por fémina. Algo catastrófico, salvo para los racistas antiblancos, que desean exterminar a la raza blanca para imponer la hegemonía de la nueva “raza superior”, la negra africana, y los neo-negreros, que se están haciendo de oro trayendo emigrantes. Tal práctica está aniquilando a los pueblos europeos, que desaparecerán en dos generaciones. Eso es un crimen contra la humanidad, el peor genocidio de los últimos dos siglos en todo el planeta. Quienes lo están perpetrando, y quienes los defienden y justifican, todo el feminazismo, todo el feminismo de Estado y la gran mayoría del feminismo[1], además de toda la izquierda fascista, deben ser derrotadas en la calle a través del combate y llevadas ante Tribunales Populares de Justicia.

Los escépticos arguyen que los arriba citados son “casos aislados”. Pero tales escépticos, más que otra cosa, se manifiestan como unos bien-adoctrinados, siempre al lado del poder constituido. Veámoslo. En la India son docenas de miles, y quizá cientos de miles (no hay estadísticas fiables), las mujeres que se extirpan el útero cada año, para hacerse contratar y para que luego sus empleos fabriles sean estables, al advertir con ello a los empresarios que nunca se embarazarán[2]. Ciertamente, el capitalista, aquí y allí, desea que sus empleadas dediquen todas sus energías, tiempo y emociones a la empresa, a la producción, para lograr máximas ganancias. Por tanto, no desea embarazos entre sus empleadas, porque estos acarrean descensos notables de la eficiencia laboral en aquéllas que los “padecen”[3].

Por tanto, el sistema estatal-capitalista, con su obsesión por los rendimientos y los beneficios, hace muy indeseable que las féminas trabajadoras sean madres. Es algo estructural, que está en la esencia misma del orden salarial, y que se impone a las mujeres, saltando por encima de los deseos de éstas que, como es natural, no cuentan para los empresarios. El capitalista sólo tiene en consideración dos factores: 1) la productividad del trabajo, 2) los beneficios monetarios.

De todo ello se deduce que no pueden ser “casos aislados”. Si no se conoce que son algo que afecta a cientos de miles de mujeres de nuestro país es porque los medios de comunicación, entidades empresariales ellos mismos y dependientes de la gran banca y el Estado, ocultan la verdad en esta materia. Sucede masivamente pero no se saca en los telediarios. No es noticiable. Está prohibido hacerlo y los muy escasos periodistas que se atreven arruinan su carrera profesional, pues con los beneficios y el dinero de los empresarios no se juega…

Así pues, insisto, no pueden ser casos aislados sino generales, no son la excepción sino la norma. ¿Cuántos al año? Podemos admitir que por cada tres nacidos hay un no-nacido porque los empresarios, es decir, los tiranos de las empresas, que poseen un poder omnímodo sobre sus empleadas, un poder que es del todo intolerable, impiden y prohíbe a éstas que se embaracen. En total serían unos 150.000 no-nacidos sólo por ese motivo. Una cifra aterradora. Una parte de ellos porque las féminas no se atreven a embarazarse y otra parte porque cuando eso sucede son forzadas por sus empleadores a abortar. Si tal monto fuera de nacidos, nuestra desesperada situación demográfica resultaría radicalmente mejorada, aunque no del todo normalizada.

Llama la atención que los testimonios conocidos muestran que son las mujeres empresarias y las mujeres con cargos directivos las más agresivas contra las féminas a sus órdenes, en lo de la preñez y en todo. Eso manifiesta que hoy el principal enemigo de las mujeres son, en muchas ocasiones, otras mujeres, no los varones.

El Estado, ¿qué hace? Pues es el primer interesado en que las desventuradas féminas trabajadoras rindan en las empresas y produzcan ganancias, para que crezcan sus ingresos fiscales, para que los tributos percibidos por él se incrementen. Así pues, mientras por un lado promulga leyes demagógicas, embusteras hasta lo indecible, que “prohíben” los despidos en caso de embarazo, por otro alienta frenéticamente tales despidos. Obviamente, ningún empresario es tan memo como para echar a la calle a sus empleadas haciendo constar que lo realiza por embarazarse aquéllas, pues tiene docenas de pretextos para hacerlo sin que conste en ningún lugar la verdadera causa…

¿Qué hace la derecha? Nada, aceptar de muy buena gana las cosas como están. ¿Qué hace la iglesia? Lo mismo o peor. En abstracto “condena” el aborto, en concreto lo acepta de facto y lo promueve, en su versión de aborto forzoso y obligatorio impuesto por la clase empresarial. Así de hipócrita y miserable es el clero, y lo mismo la derecha, otrora meapilas. ¿Qué hace el ejército, guardián de las esencias patrias, adalid de la raza española y blablablá? El ejército es el principal promotor y organizador de la sustitución étnica, de la limpieza racial en nuestro país, el que planifica entre bastidores toda la política de genocidio y exterminio en curso, valiéndose de esos sórdidos títeres suyos que son la izquierda y el feminismo. No se puede olvidar que actúa lo mismo que la patronal, reclutando emigrantes, si son musulmanes mejor (a estos, al parecer, les financia la peregrinación a la Meca[4]), que constituyen ya el 40% de la tropa. Lo hace porque son mucho más obedientes que los aborígenes, y mucho más leales a sus amos. Se conduce, como era de esperar, igual que su idolatrado Francisco Franco, quien ganó la guerra en 1939 gracias a las tropas moras, musulmanas, y mantuvo a la Guardia Mora, musulmana, como su policía particular principal hasta el año 1956[5].

El ejército español es tan patriota, tanto y tanto y tantísimo, que está edificando lo que algunos han denominado “una España sin españoles”…

Hoy, la situación ha llegado tan lejos que ya no basta con la palabra. A la despiadada cuadrilla fascista-marxista-empresarial-estatal-feminista, que es genocida y exterminacionista, hay que vencerla por el combate. Y luego juzgarla en Tribunales Populares.

Añadido. Sugiero que, en relación con estas materias, se visionen mis videos, editados en el Canal mío de YouTube, “¿Por qué están exterminando a los pueblos europeos?”, “Crisis de nacimientos y genocidio programado. Hacia un programa revolucionario de acción natalista”, “Abusos contra las mujeres en las empresas”, “Represión institucional del Eros heterosexual y aniquilación de los pueblos europeos”, “Necesitamos un debate libre sobre natalidad y emigración”.


[1] Leo en el libro de Casilda Rodrigáñez “Pariremos con placer” que “la verdadera maternidad no es esclavitud, ni carga ni enfermedad, sino una opción gozosa de desarrollo de nuestra sexualidad y de nuestras vidas”. A esto replican furiosamente las neo-nazis feministas con un torrente de insultos y agresiones, a fin de justificar las enormes sumas de dinero que les entrega la gran patronal capitalista para disuadir,  por el adoctrinamiento y el terror, a las mujeres de ser madres. Son tan monstruosas que se atreven a tildar a tal frase de “machista” y “patriarcal”, ellas que por rotundamente fascistas son hiper-machistas y neo-patriarcales. El feminismo maternalista, empero, del que Casilda es la portavoz más conocida y respetada, no puede mantener más tiempo su silencio ante los problemas, gravísimos, de la hora presente: tiene que aceptar el reto y bajar a la arena  y combatir.

[2] En Europa, otras tantas mujeres se hace la ligadura de trompas o se autoimponen ser lesbianas, lo que se apresuran a hacer constar en el lugar más visible de sus demandas de empleo. Eso explica, también, el paso masivo de mujeres, perfectamente hetero, al lesbianismo. Que las lesbianas no denuncien esta demencia muestra hasta qué punto están al servicio del poder constituido y se han fascistizado en masa. ¿Cuántas lo hacen, presumiblemente, cuántas mujeres se mutilan tan atrozmente? Es imposible saberlo, no hay ningún estudio ni lo habrá, es tabú, lo prohíbe el régimen semi-fascista español. Pero por lo que parece son cientos de miles ya, y crecen a velocidad de vértigo…

[3] Eso explica que la gran patronal española exige imperiosamente más y más emigrantes, para que las mujeres nativas se concentren exclusivamente en hacer más y más ricos a los perversos multimillonarios y plutócratas de la clase empresarial. Por ejemplo, Iñaki Garcinuño, presidente de la Patronal Vizcaína, en mayo de 2019 declaró que se necesitan “más inmigrantes”, hasta un total de 300.000 anuales. Es decir, se ha formado ya el bloque pro-inmigración, en el que van del brazo la izquierda fascista, el feminazismo, la patronal, la Iglesia, el ejército, la intelectualidad progresista, los abertzales vascos, los “indepes” catalanes y, por supuesto, la Unión Europea. Su jefa, la neo-nazi Ángela Merkel, que es la dueña efectiva de Europa, hizo saber al mundo, también en mayo de 2019, que “el futuro de Alemania depende de la emigración”. Véase qué nivel alcanza en ella el racismo: de la emigración, no de la población nativa alemana, arguye que depende su país... de donde se deduce que ésta ha de ser exterminada, que es lo que está haciéndose.
[4] Ello es a imitación de lo que hizo Franco, que fletaba lujosos barcos de pasajeros, en algún caso cedidos por la Alemania nazi, para llevar cómodamente, en lo que eran verdaderos cruceros de placer, a miles y miles de musulmanes a la Meca. Mientras los aborígenes de los pueblos de Iberia pasaban hambre y calamidades en la postguerra, a los musulmanes de Marruecos no les faltaba de nada. Los datos en mi libro “Investigación sobre la II república española, 1931-1936”.

[5] Así pues, ¿a quién quieren engañar los obtusos neo-franquistas de Vox? Emitiendo embuste tras embuste y trola tras trola, este engendro de los servicios de contrainsurgencia del ejército y de los desvelos del CNI, quiere hacer creer a la población, que ya no soporta mucho más su exterminio programado, que está “en contra de la emigración”. Luego resulta que no, que no está, que sólo de la ilegal, como todos… Y que se sitúa “en contra del islam”. Pero si Franco era un pro-islam entusiasta, aunque no tanto como Hitler y la gran mayoría de los jerarcas nazis, ¿cómo es posible que estos necios, que peroran a favor, nada menos, de los tercios de Flandes, se opongan a él? Y así en toda su política, un calco de la del fascio-progresismo y el fascio-feminismo. Porque quien más ha financiado y apoyado al feminazismo en los últimos 8 años no ha sido la izquierda sino la derecha, el PP en el gobierno con Mariano Rajoy. Y ahora le corresponde a Vox hacer eso mismo, aunque desde la oposición.

domingo, 22 de septiembre de 2019

NUEVO NOMBRE PARA MI BLOG: ESFUERZO, SERVICIO Y COMBATE

Su nombre anterior ha sido “Esfuerzo y Servicio”, y ahora deseo añadir el vocablo “Combate”.

En verdad, Esfuerzo es Combate pero deseo hacer más explícita esta noción. Porque nos estamos adentrando en una fase de descomposición general de las sociedades europeas, en la cual el Combate, en todas sus manifestaciones, ha de ser lo primordial. Necesitamos una teoría (experiencial) sobre el combate, y mientras va surgiendo de la práctica, contribuyo a ello con la metamorfosis del nombre de mi blog, que es una modificación de sus contenidos, hacia una interpretación más acerada, exigente, militante y severa de mi compromiso por el bien, la libertad, la comunalidad y la virtud.

Quiero ser, al mismo tiempo, un combate y un combatiente.

Las personalidades nulificadas por las doctrinas hedonistas, epicúreas y eudemonistas (felicistas), o simplemente cegadas por la incomprensión de la realidad, o dominadas por el temor, pueden seguir con su patética existencia-siesta, con su desolación, flojedad y depresión crónicas. Pero la marcha de los acontecimientos en concluyente. La Europa que se construyó  tras la II Guerra Mundial, en 1945-1960, con su Estado de bienestar, placerismo obligatorio, adoctrinamiento de masas, estabilidad estructural, economía aparentemente pujante, vientres prominentes y “agradable” mediocridad individual devastadora del yo, se están desmoronando. Cada vez más rápidamente.

Y no sólo eso. Las clases mandantes y gobernantes europeas, ahora agrupadas en ese consorcio bestial de Estados que es la Unión Europea señoreada por Alemania, están volviéndose locas de remate por desasosiego ante el futuro, desesperación por la pérdida de su lugar hegemónico en el mundo y odio homicida, cada día más patológico, a los pueblos europeos. Como han perdido la cabeza se manifiestan dispuestas a todo, comenzando por el genocidio ya en curso en el Viejo Continente, destinado a extinguir a los pueblos europeos en dos decenios, a los que están sustituyendo por gentes africanas, en lo que es la mayor y más rápida operación de sustitución étnica de la historia de la humanidad, que esperan tener en lo esencial realizada hacia el año 2040. Como la destrucción de Europa no es sólo étnica sino también, y sobre todo, cultural, axiológica, política, económica, histórica y lingüística, nos encontramos ante la liquidación, deseada y planeada desde el poder, de una parte sustancial de la humanidad.

Para ello no se van a andar con escrúpulos de ninguna naturaleza. A la prohibición de reproducirse irán añadiendo las persecuciones, el exterminio y el genocidio directo de las gentes aborígenes europeas[1]. La fascistización de la clase media española (que vio abrirse el abismo ante sus pies con la crisis de 2008-2014), expresada en la creación del partido fascista por excelencia, Podemos, es una prueba de esa marcha hacia la consumación de una gran catástrofe continental, similar e incluso peor a las grandes crisis europeas de los siglos III-V, del siglo XIV o del siglo XIX, está última debido a las criminales revoluciones liberales, de la que la española fue la peor, por más sanguinaria, de todas[2].

Así pues, quienes creen que los próximos dos decenios van a ser como los pasados, o tal vez sólo un poquito peor, se equivocan. Yerran por una mezcla de ininteligencia, pereza, credulidad, insociabilidad y cobardía. Tales, no van a tener una segunda oportunidad, pues serán sacrificados en masa en unos cuantos años. Primero les han prohibido reproducirse y después simplemente les pasarán a cuchillo. Los escépticos ante esa aserción lo son por una credulidad ilimitada, muy pueril, para con los mensajes y el aleccionamiento que emite el poder. Cuando despierten de su mentecata fe en las instituciones ya no tendrán tiempo para reaccionar, y serán inmolados.

Así pues, el combate se está convirtiendo no sólo en la más atinada expresión de virtud personal y de procedimiento para la realización de una revolución integral sino también en una necesidad demandada por la mera supervivencia personal. Combatir o morir.

¿Revolución? Si, el camino por el que transita hoy Europa, de gran crisis múltiple en desarrollo, es, en lo principal una excelente situación, que va a permitir dar un asalto de aniquilamiento al actual sistema de poder, para constituir otro que sea su negación.

Eso exige del combate. De la cosmovisión del combate y del combate real. En primer y principal lugar del combate individual, sin esperar a otros y sin mirar para atrás, sin pensar en la victoria, concentrados en la lucha. No se trata de que “llegue el momento del combate” sino de que cada cual inicie su combate en este mismo momento. Eso hago yo.

No pasará mucho tiempo sin que publique “Teoría del combate”.



[1] La más completa, hasta ahora,  descripción del proyecto exterminacionista y genocida actual, ya en plena fase de realización, de las clases mandantes europeas contemporáneas, se encuentra en mi libro “Erótica creadora de vida. Propuestas ante la crisis demográfica”, de reciente publicación.

[2] Las instancias del poder en Madrid y las instituciones de la UE esperan que esa izquierda fascista cumpla en el futuro inmediato su habitual función de policía y verdugo, como hizo en el periodo del Frente Popular, cuando realizó matanzas casi diarias de los obreros y, sobre todo, de los campesinos insurreccionados para conquistar los patrimonios comunales que el aparato estatal les había robado desde el siglo XIX.  Ello sin olvidar la decisiva intervención de dicha izquierda, en particular del Partido Comunista (antecedente de Podemos) a la salvación y continuidad del régimen franquista (disfrazado de parlamentarista) en la Transición Política (1974-1978) y años posteriores.

jueves, 19 de septiembre de 2019

LOS “DERECHOS” NO EXISTEN

Por Alex Cosma

Al igual que confundimos comodidad con libertad, también estamos muy errados en el asunto de los “derechos”...

Los humanos tenemos tres cerebros, el reptiliano (instinto), el sistema límbico (emociones) y el neocortex (intelecto); esto es muy resumido, pero para que nos entendamos, ¿de acuerdo?

Pues bien, los tres son esenciales, los tres nos identifican como humanos, no podemos descartar ninguno, ni dar a uno más importancia que a los otros dos. La vida humana es una mezcla de los tres. Sin más. No es elegible, es así.

Tener hijos es una decisión personal (neocortex), aun así condicionada por los otros dos cerebros, pero no es un "derecho" (ni tenerlos ni no tenerlos), y cuando no hay adoctrinamiento por medio, lo normal es que una sociedad tenga hijos y se reproduzca (con personas que no tengan y otras que sí tengan).

Una de las supuestas "conquistas" de la modernidad es la de la “libre elección”, pero identificada ésta (de forma falsaria) como “derecho”; tenemos “derecho”  a elegir todo en nuestra vida, todo es elegible, ¿todo?

Un “derecho”, como tal, debe poder ser ejercido por todo el mundo de forma simultánea, ¿correcto?, correcto.

Veamos si toda libre elección es equiparable a “derecho”:

Todo el mundo puede elegir ser cocinero, todos están supuestamente en su “derecho” a serlo, pero la vida real hace ver al 99% de la gente que ellos no pueden ser cocineros, cosa que asumen con naturalidad. Es decir, ser cocinero es sólo una opción, no un derecho inalienable; y como tal opción, de ser elegida, tiene sus consecuencias, acarrea responsabilidad.
Mucha gente dice que es su “derecho” elegir si tener hijos o no.  Pues bien, como tal “derecho” debería poder ejercerse por todas las mujeres y hombres de una misma sociedad al mismo tiempo (y para siempre), con el resultado de que esa sociedad se extinguiría.
A esto se suele responder que lo normal es que ese “derecho” a no tener hijos se compense con las personas que sí quieren tener y tienen muchos hijos; pero entonces ya no hablamos de un “derecho” que pueda ejercerse de forma simultánea por todo el mundo, sino que dejamos todo al azar de que la mitad de las personas (sobre todo mujeres, que son las que conciben) decidan no ejercer ese “derecho”... y no sólo eso, sino que éstas tengan el doble de hijos de media para compensar a las que ejercen su “derecho” a no tener hijos.

sábado, 14 de septiembre de 2019

INUNDACIONES EN EL SURESTE: LOS EFECTOS DE LA DEFORESTACIÓN


¡Adelante con el
Proyecto Arrendajo!


Las gravísimas inundaciones en el País Valenciano, Murcia, Castilla-La Mancha y Andalucía, que han provocado media docena de muertos y daños inmensos, colosales[1], son la consecuencia del cambio climático y la deforestación, cada día más extendida y devastadora, de la cuenca del Mediterráneo.

Veranos progresivamente más tórridos, como ha sido julio de 2019, en el que se han alcanzado temperaturas nunca antes conocidas en estas zonas, ocasionan un calentamiento extremo del agua del mar, con sobre-evaporación. Cuando los días se acortan, al final del estío, y desciende el calor, se origina una “gota fría” cada año más devastadora sobre las tierras litorales. Este año el temporal ha sido entre tres y cuatro veces más terrorífico que el más grave anteriormente acaecido, pero el año que viene (y luego el otro, y el otro, y…), será, muy probablemente, todavía peor.

Hay, en consecuencia, que idear soluciones, porque en las condiciones actuales, de calentamiento global y de deforestación acelerada, catástrofes como la acaecida en estos días se van a dar cada año, a finales del verano y en el otoño. Y van a ser cada vez más devastadoras, más destructivas, más mortíferas. Esto es indudable.

En los desolados espacios de esas zonas, con sus tétricas montañas completamente desarboladas por la acción de los diversos aparatos estatales que han dominado allí, desde Roma hasta hoy (sin olvidar el sangriento periodo del imperialismo musulmán, demoledor medioambientalmente), se continúa descuajando lo poco que queda de vegetación arbórea autóctona. Para poner pistachos, almendros, olivos, uva de mesa, cereal, a veces huerta, en ocasiones aún más cítricos, etc., cuando no se convierten los montes y cultivos en urbanizaciones para turistas y campos de golf…

Esa es la política que ha impulsado la izquierda fascista, en el poder en los últimos 40 años, desde que se hizo la continuadora y heredera del franquismo. De ella ha salido la catástrofe que ahora lamentamos. Y las que vendrán, por desgracia, en años sucesivos.
Veamos cuáles pueden ser los remedios. Los árboles de especies frondosas (pero no las horridas plantaciones forestales de pinos y eucaliptos) reducen el calor en verano y el frio en invierno, combaten la sequedad estival, regulan el ciclo del agua y en caso de precipitaciones torrenciales absorben mucha lluvia, que se queda empapando sus cortezas, ramas y hojas, rebajan la potencia de los torrentes al actuar como obstáculos naturales, y con todo ello también disminuyen radicalmente la masa de tierra feraz llevada, lamentablemente, al mar por el turbión[2].

Así pues, poner árboles es la solución. Árboles autóctonos. Árboles de la tierra, que originen bosques del lugar, bosques valencianos, murcianos, andaluces.

Por eso el PROYECTO ARRENDAJO es decisivo allí. Se necesita que docenas de miles de personas de esas zonas recolecten muchos kilos de bellotas cada una y luego los esparzan amorosamente, con esfuerzo, energía y perseverancia. Y eso año tras año, al menos durante medio siglo. Forestar esas tierras ya muy degradadas por milenios de arboricidio inducido desde el poder, no es nada fácil. Hay que hacerlo con inteligencia y constancia, un año tras otro[3]. Pero sobre todo con amor a los árboles.

Ahora se nos dice que “no hay recursos” para todo lo que no sea seguir plantando pinos (nadie sabe ya por qué ni para qué, así de irracional son las élites mandantes…). En efecto, todo el dinero se lo apropian los 600.000 parásitos de los partidos políticos de derecha e izquierda, los 300.000 liberados sindicales, los telepredicadores de la izquierda neo-falangista, la canalla cleptómana de “la ideología de género”… de manera que no queda nada para arbolar. Por eso lo tiene que hacer el pueblo, la gente común, con trabajo voluntario desinteresado[4]. Así, el Sureste será, como lo fue en el pasado, un inmenso bosque, un magnifico vergel, un feraz huerto y un muy hermoso jardín.

La acción forestadora, igual que la revolución popular, tiene su fundamento y plaza fuerte en el ámbito local. Lo local y municipal es lo decisivo, en lo político, en lo económico, en lo convivencial y en lo medioambiental. Por eso me atrevo a recomendar un libro dedicado al estudio de lo local valenciano, “Flora rara, endèmica i amenaçada del terme de Vinaròs i àrees limítrofes”, de Didac Mesa Romeu. Con particular emoción he leído en él la parte que dedica a los quercus autóctonos, en especial al “roure valencià” (roble valenciano). En éste está una parte notoria de la solución.

Y con lo local, en la revolución que estamos haciendo, se sitúa lo comarcal. La comarca y lo comarcal resulta del todo fundamental. Por eso recomiendo otro libro, “Los boscos de la Safor”, de X. Ródenas, J. Sendra y J.M. Peiró, que estudia esa comarca valenciana, cuyo centro puede situarse en Gandía.

Así pues, nos queda la gente común, las clases populares. A ellas se dirige el PROYECTO ARRENDAJO. Pues lo que se necesita para poner fin a las catástrofes de la “gota fría” es pueblo, bellotas, azadas, hermandad y entusiasmo
¡Lo lograremos!





[1] Cuando hablo de los enormes costes ocultos (o daños colaterales) del actual régimen económico, es decir, de aquellos gastos provocados por él que no son cuantificados en el cálculo económico instituciones, me refiero a muchas manifestaciones de ello, entre las que están los muy cuantiosos daños ocasionados por estas y otras inundaciones, que no son un fenómeno natural sino una catástrofe económica ocasionados por el vigente modelo productivo, impuesto por el Estado español y la UE. Su eliminación a través de la revolución popular se hace imprescindible, para sustituirlo por una economía comunal organizada de abajo a arriba, con libertad, cooperación, pluralidad, trabajo libre, uso civilizado de la tecnología, virtud cívica, responsabilidad individual, axiología en actos, ausencia de ente estatal y constitución de una Europa de los pueblos pero no de los Estados. Porque, ¿qué daños, medidos en euros, ha ocasionado el actual temporal?, ¿quizá 30.000 millones de euros? Los responsables deben pagarlos, no la gente que lo ha perdido todo o casi todo.

[2] Una parte de la tierra más fértil, de la que depende las cosechas y la biodiversidad silvestre, vegetal y animal, está siendo arrastrada al mar por los terroríficos golpes de agua que han tenido lugar, de manera que estas inundaciones son un paso más hacia la conversión del Levante y el Sureste en una mera continuidad del Sahara. Este es un coste oculto descomunal, que los corruptos profesores de economía no cuantifican en sus panfletos adoctrinadores. Todo ello, ¿hace falta decirlo?, nos va haciendo más y más pobres… a pesar de que, al parecer, vivimos en una sociedad “rica”… ¿hasta cuándo? Pero “rica” que no puede destinar recursos a la regeneración del bosque autóctono, aunque si a expandir el Estado policial y militar. Hay que denunciar, al respecto, la presencia del ejército en las tareas de “ayuda” a los damnificados por el temporal, que como siempre, gasta cantidades inmensas para no hacer nada útil. Es la ayuda mutua entre vecinos y entre poblaciones próximas, sustentada en la solidaridad y el afecto, sobre la base de la identidad valenciana común, lo que está siendo efectiva para superar los daños descomunales ocasionados por estas inundaciones. Pero las televisiones fascistas, en particular la Sexta, han convertido el dolor y desesperación de las gentes en vil pretexto para realizar una campaña militarista, antivalenciana y españolista. Está siendo la izquierda toda la que más jalea y loa al ejército. Con ello demuestra que es el sustento esencial del capitalismo y el fundamento primero, más que la derecha, de la expropiación de las clases populares para concentrar la riqueza. Por eso los muy ricos adoran en secreto (y no tan en secreto) a la izquierda, en especial a Podemos, al que multi-financian.

[3] Para realizar esa tarea durante al menos dos generaciones, se necesita gente, personas, seres humanos. Ahora, debido a la política feminazi institucional de represión del sexo heterosexual y persecución de las mujeres que desean ser madres, apenas nacen niños, de manera que no habrá quien haga esa tarea, lo que nos aboca al desierto y a la catástrofe. Claro que los neo-negreros, esos ladrones fascistas y neo-colonialistas de personas a los pueblos africanos, esos racistas antiblancos y a la vez racistas antinegros, proponen que se realice dicha tarea con emigrantes, o sea, con neo-esclavos. No, lo tiene que hacer la gente que vive aquí desde hace milenios y que ha coevolucionado con el territorio, su flora y su arbolado. Debe hacerse por medio del trabajo libre y voluntario. Otro creen que se puede efectuar con tecnología, por ejemplo, esparciendo bellotas y semillas con drones… Pero tampoco, porque con ello quizá sólo una bellota de cada 10.000 germina finalmente. Hay que estar sobre el terreno, con la azada y el cesto o saco de las bellotas, hacer el hoyo y poner tres dentro, durante muchos años, con lo que se logra una germinación con arraigo de una por cada 20. Y volver año tras año al mismo lugar, para ir sustituyendo las marras, las no germinadas, que en el horripilante escenario cuasi-desértico del sureste serán muchas. Necesitamos seres humanos libres, no emigrantes neo-esclavos, y para ello he escrito el libro “Erótica creadora de vida. Propuestas ante la crisis demográfica”. Urgen los árboles y los niños, los niños y los árboles.

[4] El modelo institucional para combatir el cambio climático, tal como ha sido diseñado desde Bruselas, consiste en crear, para todo el ámbito de la UE, unos 200.000 nuevos ecofuncionarios, salidos de las filas del sórdido ecologismo institucionalizado, que se dediquen a emitir más leyes dementes, a acusar a las clases populares de “ecocidas”, a prohibirlo todo, a pedir más policía “medioambiental” y a multar a diestro y siniestro, además de a saquear con nuevos impuestos nuestros bolsillos. Tales bribones se embolsarán al mes, ya lo están haciendo, 5.000/15.000 euros. ¿Reforestar? Cero: odian los árboles y el bosque tanto como aman el poder y el dinero. Ellos jamás va a coger una azada que les estropee sus aristocráticas manos de señores feudales de Bruselas…

miércoles, 11 de septiembre de 2019

FORESTANDO LAS TIERRAS DESÉRTICAS DE IBERIA GUIÓN DEL PROYECTO ARRENDAJO (Primera Redacción)

La deforestación de la gran mayoría de la península Ibérica es aterradora, y nadie hace nada. Ha llegado el momento de promover una intervención popular masiva para esparcir por doquier bellotas de quercus (encina, coscoja, quejigo, alcornoque y roble), a imitación de lo que hacen los arrendajos, esa aves a las que tanto deben nuestros montes.

Eso es el PROYECTO ARRENDAJO.
Una iniciativa privada, popular, desde abajo, que tiene como meta llegar a 100.000 personas para que recoja cada una 10 kgs de bellotas de sembradura, y luego las ponga, bien directamente en hoyos hechos con azada  o como plántulas (tras dos años en vivero casero) en lugares baldíos y rasos, a su elección. En total 1 millón de kilos de bellotas.

El fundamento del proyecto es la iniciativa personal y grupal, el compromiso individual y la conciencia medioambiental. Desde abajo[1]. Nuestras tareas, en síntesis, son cinco: a) estudiar estos asuntos, b) informar, concienciar y movilizar, c) apoyar a quienes estén haciendo algo práctico ya, sean quienes sean, d) reforestar, e) hacer que cada año el movimiento forestador sea mayor.

Ahora que se aproxima el otoño, cuando maduran las bellotas, es el momento. Así pues, la parte práctica del Proyecto comenzará a finales de octubre.

La línea de actuación sería la que sigue.

Uno. Dar a conocer los videos[2] y textos que ya tenemos, además de los libros[3].

Dos. Hacer más videos, explicativos del por qué y el cómo, esto último porque forestar no es tan fácil. Hay que exponer: 1) cómo recoger y conservar las bellotas, 2) cómo elegir el lugar donde ponerlas, 3) las dos maneras de sembrarlas, 4) el seguimiento a hacer a los plantíos en años sucesivos. El equipo es simple: saco, o cesta, y azada.

Tres. Redactar un Manifiesto, ya hay un amigo que se ha ofrecido a hacerlo.

Cuatro. De aquí a finales de octubre conviene hacer varios videos, para ir animando a más y más gente a participar. Si alguien se ofrece, o los hace ella o él pues estupendo.

Cinco. Contamos con nuestro amigo Francisco para el asunto de los mestos extremeños (híbridos naturales muy vitales de quercus, sobre todo encina y coscoja) y para los protectores de las plántulas, que él produce. Quizá podría organizarse un Curso con él.

Seis. La 3ª Conferencia Ibérica sobre Bolota (Bellota) se celebrar en Lousada, Portugal, los días 23 y 24 de noviembre de 2019. Yo seré ponente, y se puede organizar la ida desde nuestro país. El lugar es magnífico, me dicen que tiene el mayor robledal de Europa.

Siete. Tenemos ya otros actos relacionados con estos asuntos, en Álava los días 30 de noviembre y 1 de diciembre, y en Madrid (Casa de Campo) el día 21 de diciembre.

Ocho. Además de las bellotas conviene recoger también hojas de adelfa. Se usan para, en el caso de poner las bellotas directamente en el campo (tres por hoyo), espolvorearlas con el triturado de dichas hojas, para protegerlas de los ratones campestres. Al manipular las adelfas hay que tener en cuenta que son tóxicas.

Nueve. Quedamos atentos al problema de “la seca” o enfermedad que está atacando a los quercus, para ver qué podemos hacer.

Diez. No sabemos a cuánta gente llegaremos este año pero repetiremos en los años sucesivos.

Once. Al terminar la época de la bellota, a finales de enero, quizá podamos organizar un Encuentro de quienes hemos actuado en esto, para conocernos.

Doce. La iniciativa ha de ser de cada cual, local, del pueblo o barrio, individual o con amigos, creando un equipo si es posible. Todo lo que se os ocurra hacedlo, por favor. Videos, comunicados, actos, salidas a coger bellota, viveros, textos, salidas a poner las bellotas, artículos, etc. Nuestros valores, como equipo iniciador, son la iniciativa individual, la creatividad, el entusiasmo, el esfuerzo, el espíritu revolucionario, la generosidad, la convivencia, la alegría y la amistad.

Trece. Sería bueno que se cogieran bellotas también para el consumo humano, para vuestro consumo, para hacer pan, pasta, guisos, cerveza, etc. Disponemos de un molino a pedales que logra harina de bellota y organizaremos eventos para todo esto. Tenemos que apoyar y difundir las iniciativas de personas que están haciendo alimentos con bellotas.

Catorce. Un asunto es dónde sembrar las bellotas o las plántulas de quercus. Si son terrenos comunales, o incluso municipales, no hay problema. Pero si son privados hay que solicitar autorización. Si se hace con bellotas la cosa pasa desapercibida pero si se usan plántulas, plantones, de dos años, a ser posible con protector (el protector cactus de Francisco es el mejor) la cosa se complica, al ser visibles. Habrá que ver cómo resolver esto en cada caso, barrio o pueblo.

Quince. Dada la situación infausta, y cada año peor, de nuestros bosques, terminada la época de la bellota estudiaremos la posibilidad de irnos ocupando activamente de otras especies arbóreas en situación delicada, el castaño, la palmera del sureste, lo que queda de los olmos, el tejo, la sabina, el aliso, el abedul, el tilo o el haya, y de arbustos como el endrino, etc. Tenemos que ser combatientes a favor de los árboles y el bosque, que son los elementos esenciales de la vida silvestre, la estabilidad del clima, los suelos de calidad y el agua.

Dieciséis. Tenemos que estudiar y debatir qué hacer con las funestas plantaciones forestales, en particular las de pinos y eucaliptos, que ocupan quizá unos 8 millones de hectáreas en Iberia. Un gran problema tenemos con ellas.

Diecisiete. En las zonas de olivar, dado que el 5-10% de los olivos están abandonados, al ser de pequeños propietarios que nos suelen recolectarlas, podemos organizar salidas a coger aceitunas para luego endulzarlas nosotros. Ya hicimos algo de esto el año pasado y logramos una aceitunas de mesa excelentes. Sería en los meses de noviembre-enero. A eso se le llama rebusca.

Tres advertencias finales.
Una, dad, por favor, la máxima difusión a este Guión, y también a la idea y proyecto, por los medios a vuestro alcance.
Al inscribíos, decid, por favor, vuestra provincia, por si hubiera otras personas de ella.
De ahora en adelante será Nacho, de la Asociación del Común, quien se hará cargo de este asunto. Es de Burgos.

   Félix Rodrigo Mora
esfyserv@gmail.com
10-9-2019



[1] Rogamos a las personas que colaboren que lo hagan a título personal, sin mostrar símbolos de instituciones, partidos políticos, etc. Queremos ser pueblo y sólo pueblo.

[2] El video que está en el origen de todo esto es el que me hizo la Asociación Áreas Verdes, editado en su canal con el título “Entrevista a Félix Rodrigo Mora naturalista, historiador, escritor, filósofo y pensador”, de 18-5-2019.

[3] Los libros son “Manual de cocina bellotera”, de César Lema Costas con un Prólogo mío, “Bienaventurada la “maleza” porque ella te salvará la cabeza”, de un equipo de 8 autores/as, entre los que me encuentro, destinado a promover el consumo humano de plantas silvestres (hacemos recorridos botánicos, cursos y charlas con este libro), y “Naturaleza, ruralidad y civilización”, de mi autoría, cuya segunda parte es bastante útil para las materias que nos ocupan.

domingo, 7 de julio de 2019

CARTA DE UN AMIGO INGLÉS SOBRE LA FALSIFICACIÓN ISLAMOFASCISTA DE LA HISTORIA DE LOS PUEBLOS IBÉRICOS

     He recibido la extensa carta que sigue, firmada por Ronald Hastings. Está escrita a mano. Debido al enorme interés de su contenido pedí autorización a su autor para publicarla en mi blog. Sólo he modificado, al trascribirla, leves errores de ortografía. Félix R. Mora



Estimado y admirado señor Rodrigo:
 Me llamo Ronald Hastings, tengo 47 años, soy ciudadano británico y trabajo de ingeniero. Suelo pasar las vacaciones en España, país al que admiro y al que estoy emocionalmente unido, debido a que mi abuelo John formó parte de las Brigadas Internacionales en la guerra de España. Él me enseño su idioma. Añadiré que soy un gran aficionado a la historia de Europa, materia sobre la que leo libros casi a diario, y que continúo el combate antifascista de mi abuelo, como él me enseñó, contra las tres formas de fascio, el de derechas, el de izquierdas y el religioso.

Mi conocimiento de sus escritos comenzó cuando en Inglaterra una amiga me mostró su artículo de denuncia, editado en su blog, del dictador y genocida musulmán Abd al-Rahman III, el califa de Córdoba en el medievo. Me pareció excelente, y muy útil en la lucha antifascista mundial actual, que es en primer lugar contra el clero musulmán, ese mismo clero gracias al cual Franco triunfó en la guerra civil, asunto que mi abuelo John me explicó cuando era un muchachito. Así mismo, le agradezco que me haya informado sobre el osado levantamiento popular realizada por Umar Ibn Hafsún y su gente, ese inmenso héroe de Andalucía, que se insurreccionó en el siglo X contra el poder del califato islámico de Córdoba. Incluso he visitado su plaza fortificada principal, Bobastro, en Cádiz, con un grupo de amigos británicos. Allí, en el lugar, hemos leído, en homenaje al héroe, lo que usted dice sobre él, que yo previamente había traducido al inglés.