Follow by Email

jueves, 30 de julio de 2020

TRANSFORMACIÓN INTEGRAL. MANIFIESTO

Informe[1] al IV Encuentro TI


[1] Informe significa que se destina a informar, por tanto, no es un Comunicación ni Resolución que deba ser aprobada o rechazada en el IV Encuentro sino, sencillamente, una información de lo que voy a hacer, en un asunto que interesa al conjunto de la asistencia a dicho evento.


Es obvia ya la necesidad de un texto que sintetice y resuma la enorme masa de formulaciones que hay en mis obras, dispersas en casi tres decenas de libros, cientos de conferencias y charlas, cientos de videos y cientos de artículos.
En un tiempo de problemas, muchos y graves, muy pocas veces (o quizá ninguna) antes enfrentados por el género humano, por tanto, de confusión, estupor y auge de errores e incluso disparates de toda naturaleza, se necesita fijar y difundir algunas ideas, nociones y categorías esenciales. Quiero hacerlo en un libro-folleto, lo suficientemente largo para que se alcance a tratar de lo más decisivo pero lo suficientemente breve como para que pueda ser leído en unas pocas horas. Claro que la intención es que, más que simplemente leído sea estudiado, de manera individual y colectiva. Una serie de videos sobre él puede ayudar bastante a su difusión, además de un paquete de artículos y textos explicativos
¿Cuáles serían sus funciones?
Primero, exponer y explicar lo más básico, pues sin claridad en las ideas principales  difícilmente tiene lugar el compromiso personal activo. Segundo, que sirva de fundamento para la resocialización de la sociedad en sus sectores más conscientes, para la constitución de entidades colectivas de base, grupos de trabajo, equipos de acción, fraternidades, etc. Tercera, que contribuya a la formación de la persona, del individuo próximo a nuestro ideario. Cuarto, que ponga fin a la confusión existente introduciendo líneas de diferenciación con formulaciones y actuaciones que necesitan de una revisión crítica experiencial. Quinto, que por su naturaleza enunciativa y universal pueda ser traducido a diversas lenguas. Sexto, que garantice un grado suficiente de unidad en el pensamiento y la acción en pro de la revolución integral, a la vez que admita la diversidad y pluralidad de formulaciones. Séptimo, que contribuya significativamente a elevarnos, lo antes posible, a movimiento popular con capacidad de influencia y de transformación social efectiva[1].
¿Cuáles serán sus contenidos?
Concebido como documento que se ocupa de lo básico, de lo fundamental y lo determinante, de lo general y de lo sustantivo, ha de tratar una amplia enumeración de asuntos, cada uno de ellos lo más sintetizado posible. Especifico algunos, los más importantes, 18 en total. Hay más, pero estos son los determinantes.

Epistemología, teoría del conocimiento, esto es, cómo conocer y saber con garantías. Rechazo de las teorías redentoristas, de los ismos, así como de los personajes eminentes para situar como idea guía la sabiduría popular experiencial. Verdad y transformación social/personal.
Interpretación de la historia universal y, en ese marco, del actual momento histórico. Libertad y necesidad en la historia y en la práctica de hacer la historia.
Cosmovisión acerca de la revolución, vale decir, sobre el cambio social cualitativo.
La concepción sobre el sujeto, sobre la persona. Esto es decisivo. Desarrollar una interpretación nueva de la sociedad en la que lo central sea la persona y no las estructuras de poder ni el sistema económico ni el régimen legal, y ni siquiera la sociedad que se autogobierna.
Análisis de las sociedades actuales, en particular, de sus contradicciones internas y nocividades, estableciendo los componentes axiales de su automovimiento necesario.
Estrategia, cómo  afrontar el cambio sistémico e integral no sólo de la sociedad sino también del modelo de civilización en las condiciones del siglo XXI.
La libertad y la sociedad de la libertad. Ideas básicas y práctica de la libertad. La libertad, supremo bien siempre en peligro.
Nociones sobre táctica, para su aplicación a nuestros asuntos.
Desarrollo de la categoría de comunidad popular que se autogobierna, como componente principal de la perspectiva política de la transformación integral.
La UE (Unión Europea) y la aniquilación de los pueblos de Europa, sus lenguas y culturas. No al genocidio cultural y étnico en marcha, si al renacimiento de Europa a partir de sus valores definitorios, hoy traicionados por sus élites. Por una Europa de los pueblos y contra una Europa de los Estados y las compañías transnacionales.
Axiología, ética y valores. En concreto, se trata de determinar qué ética social y qué ética personal necesitamos en el presente tiempo histórico. Aunque no hace falta explicar que la ética personal, en su versión final, la elabora cada cual para sí mismo.
Virtudes intelectuales y virtudes morales. Poner fin al “intelectualismo” actual para dejar sitio, en el interior de cada ser humano, a las virtudes morales, es decir, al libre albedrío, a la fuerza de voluntad, la firmeza de carácter, la pasión, el entusiasmo y la emoción. Hacia un ser humano completo, holístico.
Lo convivencial, fundamentos, métodos y plasmación práctica.
Erotismo y amor. Demografía. Contra los sexismos y por una relación equilibrada entre hombres y mujeres
Análisis del salariado y de la catástrofe por él creada en la hora presente. En pos del trabajo libre, creador y productivo.
Mundialización y sus consecuencias en los aspectos más importantes.
Naturaleza verdadera del capitalismo, en tanto que elemento segregado por el ente estatal y desde él. Sobre la constitución de una nueva sociedad con libertad económica, con comunal y trabajo libre, es decir, libre del capitalismo privado y del capitalismo de Estado.
Exposición muy sintetizada de los cambios estratégicos, de naturaleza política, económica, educativa, jurídica, sanitaria, tecnológica, relacional, alimentaria, erótica, etc., en que se sustancia la Transformación Integral. Este apartado pretende ser el programa estratégico del movimiento, escrito en positivo, a realizar prácticamente cuando la desintegración auto-producida del actual orden alcance un punto suficiente.

Este MANIFIESTO puede estar terminado para finales de año. Se haría una versión digitaL y otra en papel. Luego se comenzaría a trabajar en su difusión y estudio, así como en su traducción a diversas lenguas
Si alguien desea hacerme llegar sus ideas y aportaciones, totales o parciales, puede hacerlo en mi dirección mail habitual, esfyserv@gmail.com. A quien lo haga se lo agradeceré muy sentidamente.
30/7/2020
Félix Rodrigo Mora


[1] Esto proviene de mi decisión de no quedarme como “intelectual lúcido” y menos aún “crítico” sino de decidirme, con todas mis limitaciones, a usar el gran momento histórico de la auto-disolución del actual orden social en medio de enormes turbulencias, para contribuir a construir otro superior y mejor sobre sus ruinas, abriendo un camino nuevo a la humanidad.

jueves, 16 de julio de 2020

ENFOQUE HOLÍSTICO DEL IV ENCUENTRO DE TRANSFORMACIÓN INTEGRAL


Félix Rodrigo Mora
  
Lo más necesario ahora es una comprensión suficientemente acertada de los acontecimientos. Se consigue efectuando un metaanálisis de la crisis del coronavirus, que abarca el encarcelamiento domiciliario de la población, la conculcación fascista (de izquierdas) de las libertades individuales y la alteración radical de nuestras condiciones de existencia, sociales e individuales. Todo con la pandemia como pretexto y con una duración estimada en varios años. La meta última es constituir un orden totalitario e inhumano particularmente severo, valiéndose del miedo general inducido, la crisis económica provocada, la represión institucional múltiple y la caotización general de la sociedad.
En puridad, ello es la entrada en una nueva Edad, la de la subhumanidad realizada. El 2020 es el Año Uno de la Era Posthumana. Se pretende crear un robot, un androide, un monstruo, que sea ilimitadamente sumiso, no alcance a servirse de la propia razón, trabaje 100 horas semanales en condiciones infernales y con salarios miserables, obedezca en todo al Estado, aporte tributariamente el 80% del producto de su trabajo y, sobre todo, resulte enteramente incapaz de ser por sí mismo. Se trata, en definitiva, de imponernos coercitivamente el modelo chino, marxista-fascista, para hacernos Seres Nada Realizados.
Pero dicha operación se está efectuando cuándo las estructuras y las instituciones del poder constituido, a escala mundial, crujen, se agrietan y amenazan ruina. Lejos de exhibir fuerza, el programa que el poder constituido está aplicando manifiesta su debilidad, descomposición, insostenibilidad e inviabilidad. El actual régimen está en fase de decadencia y  autoaniquilación, y busca nerviosamente un “remedio” a tal situación. Quienes llevan muchos años “lamentando” que en Europa no sea posible la revolución, ahora tienen ante sí la rápida maduración de las condiciones objetivas para un cambio revolucionario…
¿Cuál es el factor causal y problema número uno? La actual concentración descomunal de poder, hasta constituir un régimen de tiranía ilimitada. Jamás han existido antes unas formaciones estatales y empresariales con la cantidad, calidad e intensidad de poder efectivo que tienen las actuales. Nos enfrentamos, por tanto, a una situación nueva[1] en la historia de la humanidad.

                  PERSPECTIVA ESTRATÉGICA
Es evidente que el régimen de tirania en curso no puede ser derrocado, no puede ser vencido, al ser extraordinariamente fuerte, pero por ello mismo, debido a su mega-potencia, se está autoaniquilando.
La estrategia revolucionaria integral ha de basarse en estar activamente preparados para el tiempo en que la autodestructividad institucional, inmensa, que es inherente al actual orden, haya alcanzado su cénit. En tal situación, probablemente existente en unos pocos decenios, se podrán desmantelar las vigentes estructuras (lo que quede de ellas), para sustituirlas por otras de naturaleza libre, popular, autogobernada, comunal y humanizada, fundamentadas en la autonomía responsable, sociable, activa, inteligente y moral de la persona.
Para ello, tienen que darse determinadas condiciones, a ir construyendo desde ahora. 1) Sobrevivir[2] a la vorágine de destructividad en curso, para lo que se necesitan procedimientos de ayuda mutua, cooperación y subsistencia. 2) Tener elaborado un ideario, proyecto de transformación y programa bien argumentado, que sea objetivo, realista y revolucionario, desde el cual se efectúe el proceso de sustitución del viejo orden en entera decadencia. 3) Formar y autoformar personas capaces, competentes, preparadas. 4) El proyecto y programa de la transformación integral ha de ser conocido por los sectores más conscientes de la población. 5) Realizar polémicas públicas efectuando críticas a las formulaciones y prácticas inadecuadas, 6) Corregir, desarrollar y perfeccionar regularmente, desde la experiencia, el sistema de ideas y prácticas de la transformación integral. 7) Resistir, por la denuncia y la acción insumisa, a las malfetrías e injusticias de las autoridades, para ir articulando movimientos de insurgencia popular. 8) Proponer un estado de ánimo, individual y colectivo, de esperanza, optimismo, combatividad, hermandad, alegría, asistencia mutua, responsabilidad, compromiso y vigor épico, 10) Lograr un alto grado de autoorganización y sociabilidad popular, superando la atomización social actual, de modo que por todas partes se vayan constituyendo equipos territoriales, fraternidades de ayuda mutua y grupos de trabajo. Tal podría ser la estrategia general para el periodo 2020-2030.

                  PERSPECTIVA TÁCTICA
En pos del objetivo estratégico, la táctica para el IV Encuentro y el año siguiente, hasta el V Encuentro, se ha de apoyar sobre todo en dos asuntos. Uno es adecuarnos, como proyecto TI, al nuevo escenario social de caos y desplome en desarrollo. El otro es sacar partido de la creciente toma de conciencia de los sectores avanzados del público, que irán girando desde su actual miedo por hiper-adoctrinamiento, incomprensión, confusión y, en consecuencia, parálisis, hacia la indignación, la percepción realista de lo que está sucediendo y la necesidad de rechazar, protestar y resistir.
¿Cómo hacerlo? 1) Elaborar los elementos explicativos necesarios que aún nos faltan para dotarnos de una base argumental sólida y suficiente, el Manifiesto de Transformación Integral, el Manual de Supervivencia, el Reglamento de Autoorganización y el Manifiesto Convivencial, por citar a los cuatro más importante. 2) Desarrollar las acciones de resistencia a las peores imposiciones institucionales, vacunas, chip de control personal, videovigilancia fascista, etc. 3) Capacitar a las personas incorporadas al movimiento TI, asunto en que los cursos de formación deben ser determinantes. 4) Ir constituyendo nuevas expresiones organizativas, convivenciales y relacionales de supervivencia, difusión de ideas y hermandad. 5) Efectuar debates públicos que estimulen y esclarezcan. 6) Atender a la marcha de los acontecimientos para tomar la iniciativa frente a la acción gubernamental, formulando propuestas de acción, disidencia y protesta. 6) Realizar un esfuerzo colosal, bien pensando y permanente de explicación al público y de difusión en toda la sociedad de nuestras ideas, ideario y enunciaciones concretas, para lo que hay que elaborar un Protocolo de Difusión y Explicación.
El sexto punto requiere un comentario. Rehusamos ser meros críticos del sistema, no vamos a permanecer “hábilmente”, cobardemente, a un lado en los sucesos que van a ir aconteciendo sino que deseamos situarnos en el centro mismo del conflicto, para realizar la transformación social integral, la revolución. En consecuencia, la actual fase táctica requiere, en los próximos años, efectuar un trabajo enorme de explicación, y para ello tenemos que acudir a los mejores y más eficaces procedimientos. La finalidad no ha de ser tanto convencer como dar a conocer. Que nuestras ideas y propuestas transformadoras sean conocidas, para que en un segundo momento los hechos mismos convenzan, y movilicen, a cada vez más personas.
Dar a conocer, ¿cómo? Lo previo es lograr que cada una y cada uno de las personas adheridas a la idea TI estén en condiciones de trasmitir los argumentos esenciales sobre lo que está sucediendo y sus remedios. En tertulias caseras, conversaciones de amigos, videos, mensaje de móvil, charlas y conferencias, folletos, hojas, libros, radios, carteles, pintadas, televisiones, etc. La batalla de las ideas será del todo decisiva en los años venideros. Y la podemos ganar, si decidimos no ser meros críticos marginales del sistema. Los cursos de formación deben facultar no sólo en los contenidos sino en los procedimientos de explicación y exposición.
Creer que una persona, o un grupo reducido de personas, pueden hacer ellas solas las determinantes tareas de esclarecimiento y concienciación, es un error descomunal. Se necesitan que sea tarea de docenas, de cientos, de miles. De todas y todos.
Construir ideas y propuestas. Formar Personas. Establecer formas de hermandad y organización. Resistir y combatir. Sobrevivir. Llevar nuestro ideario a la opinión pública. Tales son nuestras tareas tácticas, actuales.
La conclusión final es que el único modo raciona de afrontar lo que está sucediendo y va a suceder, es considerarlo desde su positividad, para no dejarse aniquilar por el miedo y la ansiedad. Y el fundamento de dicha positividad reside en considerarlo como una muy cierta posibilidad de crear un nuevo orden social, un nuevo ser humano y una nueva humanidad.
FRM                 16-7-2020

Anexo. En relación con lo tratado recomiendo el estudio de mis libros “Erótica creadora de vida. Propuestas ante la crisis demográfica”, “Sé el mejor médico de ti mismo” y, sobre todo, “Autoaniquilación. El hundimiento de las sociedades de la última modernidad”. También, el artículo de mi blog, “Nuestra demografía en 2019”. De mis videos, “Descomposición, transformación, revolución”, “El desmoronamiento de las sociedades de la modernidad” y “Lo que va a suceder. Lo que hay que hacer”.


[1] Nueva no por el desplome autoinfringido de un sistema de mega-poder, lo que ha ocurrido numerosas veces en la historia (todas las sociedades tienen un principio y un final, lo que hace normal la actual fase de la historia), sino porque la potencia descomunal de dicho mega-poder planetario está arrastrando a la humanidad toda a la catástrofe.
[2] Aunque suene muy duro, mi criterio es que la mayoría de la población de los países de la última modernidad no se halla preparada para lo que está viniendo, así que perecerá en masa en los próximos decenios. Sólo una minoría consciente y activa, si se organiza para ello desde ahora, sobrevivirá al gran caos social que acontecerá en Europa (y en todo el planeta) en los próximos decenios.

jueves, 2 de julio de 2020

UNIDAS PODEMOS: VIOLADORES Y RAMERAS

Pablo Iglesias llegó a la política institucional, esto es, a la politiquería, con un triple propósito, conseguir un máximo de poder, de dinero y de mujeres. Los poderes del Estado necesitaban a un marxista-fascista que manejase políticamente a las masas entontecidas y embrutecidas, bastante asustadas por la crisis de 2008-2014, con promesas desvergonzadas y demagógicas, principalmente de naturaleza monetaria, y él se lanzó a por lo que quería, más poder de mandar, más recursos financieros y más presas vaginales.
Todo iba unido. Su procedimiento es el bien conocido: convertir a las capturas femeninas en dependientes económicamente de él, con lo que le quedaban sometidas en lo laboral y, en consecuencia, en lo sexual, pues quien tiene el poder económico tiene el poder fornicatorio. Así pues, el caudillo de Unidas Podemos es un empresario, que, como tantos, viola a sus empleadas, lo que denuncio en un video, “Abusos contra las mujeres en las empresas”[1], editado en mi canal de YouTube.
Las jefas de Unidas Podemos van a la política buscando un único “bien”: dinero. Ellas no tienen otra meta que amasar sumas crecientes de numerario, pues así creen que se “liberan” como mujeres…. El poder les queda grande, pues la ideología feminista, al poner el acento en odiar (o sea, en odiar a los varones), las ha castrado intelectualmente, por lo que en este terreno son nulas, habiendo sustituido sus capacidades pensantes por una combinación de astucia sórdida y malicia maquiavélica. La sexualidad no las interesa por sí misma, al ser poli-frígidas a causa de la doctrina que profesan, pero sí como instrumento para enriquecerse. O sea, son rameras políticas y rameras a secas, pues como escribe Pilar López, “usan sus vaginas para alcanzar el éxito”.
Es el caso de la marroquí Dina Bousselham. Ella, como todas las feminazis que son jefas en Podemos, están al acecho de los hombres, a ver a quien pueden atraer al tálamo y luego chantajear, desplumándole. Para eso tiene el instrumento jurídico ideal, la Ley de Violencia de Género, que deja al varón inerme antes las acusaciones de las féminas malvadas, falsas el 95% de las veces.
Dina logró engatusar sexualmente al rijoso caudillo, y este la colocó como empleada política suya, dependiendo de él laboralmente, con lo que pudo violarla a satisfacción, eso sí, con la anuencia de la violada, encantada de ser usada como “objeto sexual”. Nada nuevo, por desgracia, como he expuesto. Era una de las tantas capturas sexuales de “ÉL”, todas sumisas por mor de la nómina. Aunque había un problema, Dina no se conformaba con su situación, pues ambicionaba ser primera dama, con el fin de atrapar un máximo de las masas monetarias, colosales, que aquél mueve y atesora. Pero Iglesias no quiso llegar tan lejos, dejándola como una más de su extensa nómina de propiedades vaginales.
Así las cosas, ella urde una estrategia para obligarlo a pasar por el aro. Da a conocer a medios periodísticos imágenes de su móvil en que ambos están, al parecer, apareándose, es decir, él violando a ella, en tanto que su patrono y empresario. Iglesias, sorprendido y asustado por la revelación al público de sus actividades, responde con maniobras locoides, poco meditados, para conseguir la tarjeta del móvil. Pero en vano, porque cuando la atrapa y se queda con ella meses e intenta destruirla resulta que ya se han hecho copias…
Entonces, de cara a su electorado (esa masa, felizmente decreciente, de necios, fachas y golfos), urde e inventa lo de las cloacas policiales. Asunto inverosímil, pues tales cloacas son de izquierdas, trabajan para el juez progresista por antonomasia, Garzón, y para el PSOE, que es el aliado de Podemos en el gobierno, no para el PP, o sea, que no se comprende la acusación, aunque es verdad que algo tiene que alegar, algo, lo que sea, para escapar de la quema. La parte más lúcida de los abogados del partido hacer ver a Pablo que esa estrategia convierte el asunto en delictivo explícitamente, y que eso es delicado, peligroso. El Jefe, en su desesperación, pierde los estribos y expulsa a tales abogados[2], calumniando acerbamente a uno de ellos, J.M. Calvente, también para amenazar con actos sobre cabeza ajena a quienes ya sabían la verdad de la historia.
Finalmente, ha de rendirse ante Dina y entregarla una sinecura especial, en pago por el sexo que le había proporcionado, la dirección de un periodicucho titulado La Última Hora, a la vez que impone a los militantes del partido la obligación de mantenerlo con sus suscripciones “voluntarias”. Pero eso no es todo y ni siquiera lo más importante. Muy probablemente, Pablo fue amenazado por Dina con denunciarle conforme a la Ley de Violencia de Género, lo que sería el final de su carrera política y el de su partido. Por eso, al verse atrapado por los c… debe ceder en toda la línea, “resarcirla económicamente” con una bonita suma y además hacerla directora de ese engendro periodístico. Esto último, insisto, es lo de menos, una simple humillación pública que la golfa fascista impone al caudillo fascista[3], porque lo sustancioso es la “indemnización” en euros, que seguramente está en una cifra redonda y rotunda, según se rumorea…
Pero, claro, el asunto ya había transcendido a la opinión pública, pues él mismo lo convirtió en un acontecimiento político y judicial al contar la bola de que habían sido las cloacas policiales, y ahora está pillado por todos los lados, de ahí su mutismo. Así pues, la cosa se había ido liando de muy mala manera para el caudillo feminista, aunque de muy buena manera para la gente decente, que está aprendiendo muchísimo con la historia.
Repasemos el obrar de Dina. Primero difunde las imágenes en que ella aparece, arrebatada y en éxtasis, siendo violada por el Jefe, pero una vez que éste, convenientemente extorsionado, ha aflojado la mosca y la ha puesto, además, un periodiquito, ella cambia de humor, recupera sus mejores sonrisas y se fotografía junto a Pablo con motivo de la inauguración del engendro mediático. Es decir, la feminazi/neonazi ha cobrado estupendamente bien sus “servicios”…
Eso es exactamente lo que propone el feminismo: asaltar a los hombres, acorralarlos, triturarlos, quitarles sus propiedades (si puede ser todas mejor), exterminarlos. Y eso es lo que preconiza Unidas Podemos, de la cual el Jefe se llama Pablo. Y eso es lo que ha hecho Dina. Lo mismo que decenas de miles de mujeres, anónimas, hacen cada año con docenas de miles de hombres, anónimos, porque el Estado ha otorgado a las mujeres el derecho, y también el deber, de urdir cientos de maldades por minuto contra los hombres de las clases populares. Lo diferente es que la inmensa mayoría de esos varones desconocidos no son unos violadores millonarios como Pablo, sino sujetos corrientes, infelices y pobretones, del todo inocentes.
Tal, como totalidad, muestra lo que es Podemos desde sus orígenes, una mezcla mefítica de rameras y violadores, de verdugas y victimas. De feminazis y machistas. De fascistas ellas y fascistas ellos.
Dentro del “partido de los círculos (sic)”, los hombres ahora están aterrorizados, más aún si cabe, pues si al jefe le han aplicado, de facto, la Ley de Violencia de Género, y le han hundido la brillante carrera, y le han birlado un buen pellizco de euros, ¿quién está a salvo? Los cuadros varones de aquél no encuentran otro marco para su libídine que sumarse a las cohortes del Día del Fascismo Gay, con la guardia civil ya incorporada a la mascarada y la Legión, co-fundada por Franco, que lo va a hacer el año que viene…
Las instituciones, en particular el CNI, que es quien ha hecho a Pablo y a su falange, están consternadas y aturdidas. Porque ellas, exactamente ellas, crean la Ley de Violencia de Género y aclimatan la ideología de género para triturar a los hombres de las clases populares, y resulta que esa normativa termina por machacar a su político más preciado, el bienamado Pablo, el salvador del capitalismo en estos tiempos de pandemias, confusión y desplome, el bienhechor por excelencia del Estado. ¡Cáspita! Es sistema se está estrangulando con sus propias contradicciones….
¿El futuro de Podemos? La cosa es de risa pero está al borde de dividirse en dos mitades, conforme a la ortodoxia de la guerra de los sexos, la femenina, de rameras políticas que acusan a la masculina de violadores, y la masculina, de violadores que se ven ya atrapados, o temen verse, en un laberinto de acusaciones e indemnizaciones. Lo dice el refrán: quien a hierro mata a hierro muere.
Incluso es posible que Dina tenga imitadoras y Pablo continúe recibiendo demandas de sus empleadas violadas, hasta agotar su patrimonio. Pero no hay cuidado, el poder constituido y el capitalismo lo necesitan imperiosamente, así que saldrá de ésta, también de ésta.
Quienes hemos sido víctimas de la violencia fascista y parapolicial de Podemos contemplamos lo que está sucediendo con esperanza y regocijo. Ellos han hecho contra mi cientos de intervenciones amenazantes, agresivas, calumniosas, y las siguen haciendo, aunque ya mucho menos. Ellos, ya antes de constituirse como Podemos, son los autores del libelo “Yo disparé contra Félix Rodrigo Mora”, que llama a la agresión física contra mí. Ellos han perseguido, calumniado, agredido, a docenas de personas próximas a mí, acción que, ésta sobre todo, jamás les perdonaré. Son horribles monstruos políticos, lo que hace de su partido un terrorífico nido de víboras. Me han originado un daño patrimonial, que en un último recuento, alcanza los 140.000 euros, desde 2012 hasta hoy. Los duros años de 2013 y 2014 ni los olvidaré ni los perdonaré, cuando casi cada día, se me lanzaban al cuello en las redes sociales y en la calle, únicamente porque yo era un obstáculo político y, sobre todo, moral, para su maldad, totalitarismo y neo-falangismo. Porque, al parecer, yo era un obstáculo para constituir su partido, el partido de las rameras y los violadores, el partido de los canallas fascistas.
Han pasado los años y el tiempo está poniendo a cada cual en su sitio. Yo soy un luchador por la justicia y la revolución comunal integral, y estos matones al servicio del capitalismo y del ente estatal tienen que responder por lo que han hecho. Y lo harán, RESPONDERÁN. No importa cuando, pero todos ellos irán ante tribunales populares para hacerse responsables de sus actos, para dar cuenta de sus atrocidades, agresiones e injusticias. Contra mí y, sobre todo, contra otros y otras.
Ni olvido ni perdón: revolución y castigo a los fascistas.


[1] El centro de la violencia sexual contra las mujeres no es, ni mucho menos, el hogar, ni tampoco la calle: es la empresa. Son violaciones impunes, diarias, aterradoras, cometidas por varones hetero pero cada vez más por lesbianas, crecientemente violentas, al estar llenas de inquina contra las mujeres. Y también por gays, que abusan de sus empleados varones. Por cada violación que tiene lugar en el hogar acaecen cien en la empresa, pero esta verdad está rigurosamente prohibida exponerla. Nuestro tiempo es tan degradado que en él nada es real y nada acontece si no aparece en televisión, pero como las televisiones, en manos del Ibex 35, el Estado y la gran banca, jamás va a referirse a la violencia laboral contra las mujeres pues ésta, simplemente, no existe…pero haberla la hay. Y muchísima. Y cada vez más.
[2] A uno de ellos, varón, le acusan de “acoso sexual”, la matraca infinitamente utilizada por mujeres carentes de sentido moral, feminazis/neonazis, en este caso utilizada por el partido “feminista”. Insisto: toda acusación ha de ser probada, no vale con el acto de acusar. La Ley de Violencia de Género, al “olvidar” esto, se convierte en fascismo judicial, en una aberración en el relamido e hipócrita mundo del Derecho. Que todos los juristas del país, con poquísimas excepciones, hayan callado ante esta monstruosidad muestra que no merecen ningún respeto, y que tienen que ser sustituidos por una justicia popular basada en el derecho consuetudinario y el autogobierno por asambleas. Manifiesta también, todo ello, el engaño que es la independencia del poder judicial, pues éste por razones políticas se pliega a una aberración sexista urdida por los politicastros. Aquéllos jueces y magistrados que juzgan, dictan sentencia y condenan de acuerdo a esa ley tendrán que responder por ello, aunque sea dentro de cien años. No nos olvidaremos de esta abyecta tropa.
[3] Si, ellos y ellas, en Podemos, son fascistas, en la variedad de fascistas de izquierdas, como expongo y argumento  en mi video “Por qué Podemos es un partido fascista. En 25 puntos”. La necedad prevaleciente lo pone en duda porque, alega, fascismo es el del siglo pasado y sólo ése. Es como si alguien escucha la palabra “viajar” y la interpreta en clave de hace unas centurias, yendo a lomos de mula de un sitio a otro. Pero no, hoy significa viajar en vehículos a motor, porque todo cambia y se altera. El fascismo del siglo XXI es el de Podemos, IU, Bildu, ERC, etc. un fascismo actualizado y modernizado, muy principalmente de izquierdas, heredero del de Stalin, Beria, Pol Pot, Carrillo y el Partido Comunista de China. Cuando la descomposición general de la sociedad alcance su clímax eso quedará claro, sobre todo porque las feminazis serán las integrantes de las más agresivas formaciones parapoliciales (en realidad ya lo son), las que proporcionarán las mejores plantillas de torturadoras, pistoleras y asesinas al Estado.