Follow by Email

martes, 11 de septiembre de 2018

SUECIA Y EL DESPERTAR DE LOS PUEBLOS EUROPEOS


Las recientes elecciones en Suecia han puesto de manifiesto, al mismo tiempo, el declive de la izquierda, por lo demás indistinguible de la derecha, la toma de conciencia popular contra el proyecto exterminacionista de los pueblos europeos, que lleva adelante la UE y sus agentes en cada país, y el ascenso de partidos burgueses que, como es el caso de DS (Demócratas Suecos), han sido programados por el poder para sabotear dicha toma de conciencia, con el fin de realizar la estrategia genocida que el gran capitalismo europeo necesita: 1) impedir y prohibir de facto la natalidad a los pueblos nativos de Europa, 2) traer masas colosales de emigrantes en sustitución, sobre todo musulmanes.

Hasta ahora el mantra institucional es que quienes se oponen al genocidio en curso son “racistas” y “xenófobos”, son de “extrema derecha”, “ultras” y “nazis”, lo que se repite un número prodigioso de veces, venga o no a cuento, en lo que es una de las operaciones de aleccionamiento de masas en falsedades obvias peores de la historia.

Pero todo ello comienza a estar en quiebra. Muy recientemente, el jefe de los servicios secretos de Alemania se ha visto obligado a reconocer que unos videos sobre “la caza al extranjero” supuestamente protagonizado por antigenocidas eran una falsificación, lo mismo que otros en que se observa a supuestos “nacional-socialistas” en actos públicos a favor de la continuidad de los pueblos de Europa[1]. Ha tenido que dar ese paso porque la verdad sobre estos asunto es tan conocido en la calle que, con tales groseras mentiras, el aparato de propaganda se desacredita aún más de lo que ya lo está, pues sólo un tercio de la población acepta lo que expone la prensa, la radio y la televisión en estas materias[2].

Pero hay mucho por verificar todavía. Todos los grupos neonazis, en todos los países de Europa, están financiados y dirigidos por los servicios secretos, por la policía y el ejército. Su tarea ahora es perorar contra la emigración, precisamente para hacer creer a la gente que estar en contra es cosa de nazis. Así pues, los servicios secretos escriben sus panfletos y dictan a sus miserables y estólidos jefecillos (a veces jefecillas, mujeres fascistas de derechas) lo que deben decir y lo que han de hacer. La izquierda, que es la principal fuerza a favor del genocidio y el extermino, el núcleo duro del racismo antiblanco y el primordial factor de fascistización[3], utiliza las brutales bufonadas de los neonazis para justificar sus posiciones, engañando y amedrentando a la población. Lo cierto es que, para el caso español, el modo más rápido de poner fin a la existencia de aquéllos es exigir a los jefes y jefas de Podemos que rueguen a sus amos del CNI que renuncien a financiar a los nazis, con lo que estos dejarían de existir en 24 horas.

Los neonazis, falangistas y demás hordas fascistas deben ser tratados como elementos parapoliciales y agentes de los poderes exterminacionistas, genocidas y racistas antiblancos europeos.

Que los neonazis son simples policías y confidentes de la policía[4] vendiendo un “racismo” prefabricado de dudosa naturaleza, es una verdad tan popular hoy que sus jefes, Ángela Merkel en definitiva, han tenido que casi renunciar a su uso político en Alemania, lo que está también sucediendo en Dinamarca, Suecia y en otros países. Así pues, se han visto forzados a construir partidos de masas que dicen estar “en contra” de la emigración cuando en absoluto lo están. Es el caso del SD en Suecia, del AfD en Alemania, del Partido Popular Danés en este país y aquí de Vox, sin olvidar al Frente Nacional en Francia ni a la coalición de gobierno en Italia[5].

Si se estudia comparativamente el programa del sueco DS, en vez de hablar de oídas, admitiendo acríticamente la propaganda del progresismo y la izquierda, se observa que no tiene diferencias de importancia con los principales partidos de la derecha y de la izquierda. Es más, el partido socialdemócrata sueco, esa entidad sobremanera horrible y miserable, le ha copiado lo esencial e incluso lo secundario de su programa sobre la emigración. En suma, todos son iguales y todos proponen lo mismo, diferenciándose sólo en el palabreo y la demagogia. En equivalente situación están el resto de los partidos “antiinmigración” europeos.

La laminación de la cultura europea (como política, noción sobre la persona y como cosmovisión integral), es una necesidad imperiosa para el sistema de poder imperante en el Viejo Continente, y nadie que se oponga a ella puede ocupar ningún espacio electoral significativo, nadie. Pero dado que una proporción creciente de los europeos están despertando a la comprensión del hecho atroz y aterrador de su exterminio, efectuado conforme a un plan estratégico fríamente pensado y aplicado, han creado partidos destinados a encauzar, controlar y en definitiva desactivar la oposición y resistencia popular.

Vox entre ellos. Este partido de derechas, que fue antes de extrema derecha, se propone recoger el descontento popular creciente con esta cuestión, para controlarlo y desactivarlo. Vox es explícitamente favorable al capitalismo, “el libre mercado”, el beneficio empresarial y demás zarandajas carcas, y por ello mismo, precisamente por ello, nada puede (ni desea) hacer contra la emigración, mucho menos contra esa forma de limpieza racial que es el desplome inducido de la natalidad. Todo ello sucede porque es decisivo (atención: DECISIVO) para el actual sistema, y para el futuro de Europa como gran potencia imperialista, en un momento en que padece una obvia declinación en esta cardinal cuestión.

Como la izquierda, que desde el final del franquismo, ha sido el instrumento principal del capitalismo y la vía esencial hacia la fascistización del Estado español, está en decadencia, los estrategas del CNI y el ejército ahora han puesto su mirada en Vox. Mucho más por cuanto la anterior operación política realizada por ellos, que se sustanció en el lanzamiento de Podemos, ya da señales de agotamiento. Si hace cuatro años crearon de la nada un partido institucional de izquierdas, que tiene a Iglesias como patético caudillo, ahora están haciendo lo mismo con uno de derechas, dado que el ciclo histórico de hegemonía de la izquierda en tanto que instrumento preferido por el gran capitalismo y el Estado se está terminando.

Derecha o izquierda, ¿qué mismo da?  Todos son lo mismo porque ingresan de los mismos y obedecen a los mismos.

Confiar en Vox para frenar la locura del extermino[6] es tan sandio como confiar en Podemos para parar los pies al capitalismo. Tenemos que poner en pie un enorme movimiento popular plural en contra de la emigración, por la continuidad de los pueblos europeos, contra el capitalismo, contra los partidos teledirigidos por el CNI y por la revolución. La calle nos pertenece de manera natural y tenemos que ganarla. Por el momento, la tarea es continuar explicando, aportando datos e información, formulando análisis, desmontando los descomunales embustes de la prensa progresista y la intelectualidad mega-financiada por los poderes constituidos, toda ella “humanitarista”, es decir, neo-negrera, racista antiblanca, servil con el clero islámico y genocida. En dos años se ha avanzado muchísimo en esta materia y en dos años más podemos infringir una derrota informativa, analítica y política decisiva al poder constituido y sus agentes en esta materia. Ello será esencial para el avance de la revolución popular europea. Para evitarlo están dando alas a Vox.

Ahora la clave es ganar, además, la batalla de la natalidad.







[1] En Suecia, en fechas similares, una portavoz de la policía ha tenido que reconocer, por los mismos motivos, que la policía y la prensa llevan años ocultando información sobre violaciones masivas y habituales de mujeres suecas por inmigrantes, y acerca del inaudito estado de violencia por delincuencia común que ha introducido la emigración, con cientos de bandas armadas que se matan entre sí y agreden a los nativos a plena luz del dia. Tan grave es la situación que se ha filtrado incluso un dato estremecedor, que el gobierno socialdemócrata sueco estuvo sopesando la posibilidad, a principios de 2018, de sacar al ejército a las calles, carros de combate incluidos, para poner fin a los tiroteos y crímenes. Hasta ahí ha llegado la situación. Esas bandas de asesinos profesionales formadas por emigrantes están siendo utilizadas para reforzar el Estado policial y promover el rearme. Y también para agredir al pueblo sueco, a fin de reducirle a un estado mayor de sumisión. Tales serán un componente esencial del nuevo fascismo, sus escuadristas, Gestapo y SA.

[2] Otra inmensa mentira que se les está desmoronando a los mandamases europeos es la del supuesto antagonismo entre nazis o neonazis y musulmanes, debido al avance de la investigación histórica objetiva, que muestra que Hitler y los jefes nacional-socialistas eran unos admiradores vehementes del islam, tanto que deseaban islamizar Alemania tras quedar victoriosos en la II Guerra Mundial. Eso, sumado a estudios que prueban que Arabia de los Saud, el Vaticano del islam suní, ha financiado grupos neonazis europeos recientemente, dejan en mal lugar a ese ejercicio de totalitarismo fascistizante que es “la lucha contra la islamofobia”. Algunos se sienten incluso picados por la curiosidad en lo referente a qué van a hacer los Goebbels  de la propaganda actual (todos ellos fascio-progresistas, fascio-feministas y fascio-izquierdistas) en esta cuestión… Lo cierto es que el estudio objetivo de la concepción política del islam y la del fascismo lleva a la conclusión que en lo fundamental son una y la misma. Eso explica que Franco venerase a “los países árabes” y que éstos idolatrasen a Franco, en los aciagos 40 años.

[3] En Suecia el fascismo ascendente, promovido por el gran capitalismo y el ejército, no son los míseros grupúsculos neonazis, que apenas poseen unos centenares de adeptos, sino La Izquierda, montaje electoral heredero del partido comunista, que es el Podemos de allí), poseedor del 8% de los votos. Con éste, ayudado por el partido socialista, más el feminazismo y el clero islámico, se propone el gran capital realizar la marcha hacia un fascismo conforme a las condiciones del siglo XXI, capaz de culminar por el terror el exterminio de las poblaciones nativas europeas. La Izquierda es tan temible en tanto que fascismo de izquierda que continúa adherida, por citar sólo dos casos entre cientos, a la matanza de Katyn, en donde fueron asesinados por los verdugos del Ejército Rojo 22.000 polacos en 1940, y a las violaciones masivas perpetradas por los comunistas rusos en Berlín y otras poblaciones alemanas en 1945, de la que fueron víctimas 2 millones de mujeres. Docenas de miles resultaron además torturadas y miles asesinadas. Esto último ayuda a La Izquierda de Suecia, como se comprende, a adherirse a “la ideología de género”, igualmente feminicida.

[4] Estos están también removiendo las aguas turbias del antisemitismo, atacando físicamente a los judíos, para ofrecer una imagen apocalíptica de “ascenso imparable del fascismo, al cual únicamente el progresismo y la izquierda pueden vencer”. Quienes consideramos con cariño y simpatía al pueblo judío, que forma parte de la cultura europea desde hace dos milenios, tenemos que denunciar a los agentes del antisemitismo, en primer lugar a los servicios secretos de los diversos Estados. Otras fuentes de antisemitismo filonazi son el clero islámico instalado en Europa, la izquierda (en España Podemos es el principal partido antisemita) y algunos jefes de la “conspiranoía”.

[5] Ésta ahora, dado el hartazgo del pueblo italiano con la emigración, dice “no acoger más emigrantes”, cuando en realidad sólo cierra las puertas a los que llegan irregularmente por barco, que son una cantidad ínfima del total. Por otras vías es probable que estén penetrando en el país más trabajadores extranjeros que nunca, pues los salarios miserables que reciben son una irresistible golosina para la patronal italiana. Eso no es óbice para que en un determinado país se ponga trabas a la emigración durante un tiempo, si sucede que sus necesidades de mano de obra hiper-barata están ya satisfechas. Cuando necesite más volverá a abrirse… Quien no entienda que el asunto de la emigración, en lo económico inmediato, es exclusivamente una cuestión de abastecimiento de mano obra al menor precio posible, es que está muy dañado por la verborrea “humanitarista” y “antirracista” de los agentes de la patronal.
[6] Exterminio de los pueblos europeos y exterminio de los pueblos africanos por los neo-negreros, ladrones de personas, fascistas de izquierda y abastecedores de mano de obra muy barata al gran capitalismo europeo. La lucha contra la emigración, contra el racismo antiblanco y el racismo antinegro, ha de avanzar a la vez en Europa y África, hasta culminar en una gran revolución transcontinental, comunal y colectivista, que realice la libertad para los pueblos y la libertad para la persona.


jueves, 6 de septiembre de 2018

PROSTITUTAS POLÍTICAS: el caso de Óscar Camps


La denuncia realizada hace unos días por el Sindicato de Portuarios de CNT sobre las actividades del neo-negrero Óscar Camps, jerarca de la ONG Open Arms, dedicada a "rescatar" emigrantes en el Mediterráneo, pone las cosas en su sitio respecto a quiénes son y qué pretenden los nuevos traficantes de esclavos de la progresía, la izquierda y la bobaliconería multicultural.
En realidad, CNT no expone nada que no se supiera pero su denuncia ha servido para airear el asunto. Camps es un adinerado empresario, que desde su empresa Proactiva SL se ha ido haciendo con una notable cantidad de servicios municipales ligados a las actividades de playa, sirviéndose del socorrido procedimiento de comprar a los concejales de la cosa en una buena cantidad de ayuntamientos de Cataluña. A la vez ha ido reduciendo los salarios de sus desventurados trabajadores, al tiempo que les obliga a estar en la faena cada vez más horas, a trabajar los festivos y a no tomar vacaciones. Así, se ha hecho con un imperio empresarial, con el consiguiente arrasamiento de las pequeñas empresas que anteriormente se ocupaban de cumplir los servicios que ahora él monopoliza. Para ello se ha servido igualmente de la fama y nombradía mediática que sus proezas "humanitarias" le han proporcionado.
CNT tilda a Camps de "voraz" y "sin escrúpulos" en tanto que empresario, al mismo tiempo que la prensa y la televisión neo-negrera le presenta como un modelo de "antirracista" y "amigo de los africanos".
Puesto que el gran capitalismo globalizador europeo necesita más y más neo-esclavos africanos, Camps ha sido convertido en un gran personaje. Eso le está permitiendo recibir una suma notable, aunque por el momento imprecisa, de dinero estatal, en tanto que subsidios y subvenciones. Sin duda, está ademas financiado por el multimillonario G. Soros, el entusiasta defensor de destruir a los pueblos europeos con una apropiada combinación de persecución de la maternidad y emigración masiva. Es posible que así mismo el Vaticano le financie, dado que coincide con Soros en el citado objetivo.Y también Ángela Merkel, la primera matriarca del imperialismo europeo, necesitado de mano de obra para competir con sus rivales imperialistas, esto es, mano de obra foránea, gratis, que roban a los pueblos africanos, empobreciéndolos cada vez más con ello, y destruyéndoles en tanto que pueblos.
Digámoslo de una vez. El asunto de la emigración y del "antirracismo" es esencialmente una cuestión de dinero. Es el gran negocio de nuestro tiempo. Por eso en relación con él corren sin limitaciones los recursos monetarios, que son generosamente distribuidos entre los profesionales del tráfico de esclavos, como Camps, y los jaleadores de sus actividades, necesarios para adoctrinar e intimidar a la opinión pública. Incluso se puede calcular cuánto recibe, en euros, cada mindundi que, aquí o allá, grita "¡racista!, ¡racista!" a quienes tomamos posición en contra de la emigración.
Así pues, estamos ante una explosión de la prostitución política. Ya todo se dice y hace por dinero. Y quienes nos negamos a entrar en el juego somos las víctimas de la vesania de tales prostitutas. Que Camps no se haya tomado la molestia de contestar, que se sepa, a las imputaciones de CNT muestra lo aterrador del poder que tienen estos sujetos, que les permite situarse por encima de todo y de todos, obrando como lo que son, déspotas totalitarios. En efecto, los nuevos traficantes de esclavos tienden a constituirse en grupo de matones fascistas, dispuestos a usar la violencia contra quienes les denunciamos y denunciamos la falacia e impostura de su "antirracismo" pro-capitalista y, consecuentemente, el hecho migratorio en sí. Sólo es cuestión de tiempo que pasen a ejercer la violencia contra los revolucionarios. En cuanto tenga lugar una gran movilización popular contra la emigración y sus sórdidos agentes.



lunes, 3 de septiembre de 2018

HA SIDO CONVOCADO EL III ENCUENTRO DE REVOLUCIÓN INTEGRAL


      El I Encuentro de Revolución Integral (RI) tuvo lugar en 2015, en unas circunstancias sociales, políticas, culturales, emocionales e internacionales notablemente diferentes a las actuales, mucho menos favorables al ideal y a la idea de la transformación integral del individuo y la sociedad. El II se celebró en 2016, con un contexto similar al anterior. En 2017 no hubo convocatoria y en el presente año se desea que tenga lugar el III Encuentro, a principios del mes de octubre[1].

         Los trabajos y ponencias que se presentaron en la convocatoria de 2015 están reunidos en el libro “I Encuentro de Reflexión sobre revolución integral. Recopilación de textos”. Es éste un sólido volumen de 513 páginas con 52 aportaciones, que tratan de decisivos asuntos de actualidad, políticos, internacionales, del sujeto, etc. Muchos de ellos son de una gran calidad en los contenidos y significativa elegancia estilística,  marcando la línea del proyecto y programa RI.

         El acaecimiento de 2016 tiene asimismo su libro, “II Encuentro de Reflexión sobre revolución integral. Recopilación de textos”, 340 páginas, que complementa y desarrolla lo recopilado en el volumen del año precedente. En consecuencia, sugiero a las amigas y los amigos que estudien con interés y dedicación estos dos libros.

         Con ellos, así como con las aportaciones y colaboraciones que se han ido atesorando en la página de Revolución Integral, ahora se está trabajando en un Manifiesto que, en su primera versión (habrá otras, que lo irán desarrollando y actualizando), desea aportar una interpretación holística a la vez que compendiada de lo que ofrece a la comunidad popular el proyecto RI[2].

         Pero sería incurrir en un error de intelectualismo, en un reduccionismo contrario al meollo del ideario integral (por su propia naturaleza global, así pues, dirigido al todo –finito- de la persona, al todo –finito- de la vida social  y al Todo cognoscitivo, axiológico y transformador, épico y sublime) limitar el I y II Encuentros a los textos discursivos y reflexivos mencionados. De igual significación fue la parte convivencial y relacional. Ésta alcanzó a ser un éxito enorme, un logro maravilloso, que satisfizo las necesidades emocionales de la gente asistente.

Las personas participantes se relacionaron y conocieron, trabaron amistad y establecieron entre sí magníficos lazos afectivos sobre la base del cariño mutuo y la cooperación. De ello han ido saliendo iniciativas de trabajo en común, entre las que destacaré una, la edición del libro “Ética y revolución integral. Reflexiones para una sociedad convivencial”, que se gestó en el II Encuentro. Pero también, conviene insistir, han resultados numerosas relaciones amistosas, se han establecido lazos y vínculos personales de variada naturaleza e incuso han nacido niños como fruto de algunos. En conjunto, hemos hecho una contribución significativa a articular convivencialmente la vida social, lo que es uno de los más notorios modos de resistir al capitalismo-Estado y preparar las condiciones subjetivas de la revolución.

         El componente relacional es decisivo, por sí mismo y porque constituye, digámoslo de nuevo, la base misma de la revolución holístico-total con que estamos comprometidos. En efecto, no puede haber superación comunal-autogestionada del capitalismo ni extinción democrática-revolucionaria del Estado sin forjar (antes, en el choque revolucionario y después de él, en la nueva formación social) relaciones interpersonales muy sólidas y muy ricas, cuya substancia ha de ser la amistad, el afecto, la simpatía, el cariño y el espíritu de servicio de unos a otros. En ello, y en el desarrollo de las capacidades y cualidades del ser humano, que se autoconstruye como sujeto de virtud, es decir, como yo que realiza -de manera finita, pues somos humanos y por tanto contradictorios, bipartidos e imperfectos- la excelencia dentro de sí desde sí y por si.

         Nótese que el proyecto de RI no posee estructura organizativa. Ello es así porque cree y confía, sobre todo, en el individuo y en la libertad individual, esperando muchísimo de la creatividad personal, ejercida con responsabilidad, generosidad, abnegación, olvido del interés particular y sociabilidad. Porque ese individuo autocentrado en su mismidad trascendente es de manera natural sujeto convivencial, conforme a lo que se ha denominado individualismo comunal o colectivista. De ese modo, atendemos a la doble naturaleza del ser humano, individual y grupal. Esto nos aparta del actual sistema en el que el sujeto es construido (destruido) desde fuera, siendo manufacturado y confeccionado al mismo tiempo como entre gregario y egocéntrico, como elemento de rebaño y criatura asocial, según conviene al sistema de dominación.

         Así pues, en este III Encuentro quizá habría que prestar especial atención a lo emotivo y afectivo, a lo relacional y convivencial, a la alegría de estar juntos y al festejo comunal de nuevo tipo, revolucionario. Así podría irse constituyendo una propuesta realista, efectivamente superadora de los vandálicos males impuestos por el actual régimen de dictadura, entre los que destaca la soledad, con sus secuelas inevitables de frustración emocional, infortunio erótico, tristeza profunda y depresión maligna, lo que lleva a la ruina de la persona, en particular de las mujeres. Quienes arguyen que la soledad es el gran mal de las sociedades contemporáneas no andan muy descaminados. Desde tal estado de cosas se explica el consumo ya desmesurado pero aún así creciente, de alcohol y drogas artificialmente euforizantes, de ansiolíticos y antidepresivos, en particular entre las féminas jóvenes y de mediana edad.

         Todo ello es, por decirlo con una palabra que describe una realidad cada día más obvia, feminicida. Por tanto, tendría que prestarse, en el III Encuentro, una atención particular a esta inquietante realidad, la del conflicto interpersonal inducido desde el poder/poderes constituidos y las consiguientes carencias emocionales y vivenciales terribles que ello lleva aparejado. Sobre todo, hay que considerar la forma, tan devastadora, que adoptan en las mujeres. Éstas están siendo llevadas hacia una situación límite con la depresión como gran mal de nuestro tiempo.

         Las mascaradas “reivindicativas” y la demagogia institucional, urdida por el Estado y los partidos políticos, cuyo núcleo publicitario afirma que “estamos conquistando la liberación de la mujer”, cada día es más incapaz de ocultar la verdad observable, a saber, que lo que efectivamente se está construyendo desde el poder es un patriarcado de nuevo tipo, peor que el precedente, con el ente estatal ejerciendo de “pater familias”  y con las mujeres entregadas inermes a los horrores del trabajo asalariado, la monetización absoluta de la vida colectiva y la dictadura de las y los muy ricos, a la soledad, la depresión, las drogas legales e “ilegales”, la persecución del sexo heterosexual, la demonización de la maternidad, el invierno demográfico y la desintegración corporal y espiritual. A ello debe enfrentarse también el Encuentro de este año.

         Empero, lo más importante es comprender que éste se convoca en unas condiciones sociales, políticas e internacionales mucho mejores que las de los dos anteriores. Para empezar, el proyecto multi-subvencionado (con sus telepredicadores dia y noche vomitando mentiras y maldades desde la caja tonta), urdido por los más tenebrosos poderes del Estado para ahogar en germen la maduración de la revolución, que en 2015 estaba en su momento de mayor fuerza, hoy, tres años después, yace por los suelos, corroído por la confusión y la melancolía. En parte por sus patéticas torpezas y contradicciones internas, en parte por los cambios enormes en la situación interior e internacional, que en mucho nos favorecen, y en alguna medida por nuestro audaz obrar.

         En el presente el sistema de dominación carece de proyecto sólido, estratégico, para el manejo y control de las clases populares. Está a la defensiva y semi-paralizado, lo que nos permite, al menos por el momento, avanzar sin adversarios de importancia, con el añadido de que en los principales asuntos la evolución de los acontecimientos nos está dado la razón, a la vez que se la niega a nuestros brutales perseguidores.

         Quisieron destruirnos y no lo han logrado. Más bien al contrario, nuestra fuerza y madurez, riqueza argumental y presencia social, es hoy mucho mayor que en 2015, a la vez que las de nuestros enemigos, que llevan años calumniándonos, censurándonos, boicoteándonos y amenazándonos al dictado del CNI (la CIA española), declina día tras día.

         En consecuencia, los próximos años serán, probablemente, de grandes logros y avances, o al menos de grandes oportunidades. Para provecharlas tenemos que vernos y reunirnos en el III Encuentro RI, a fin de constituir allí nuevos o renovados lazos relacionales, desde los que ir construyendo nuevas actividades transformadoras, o bien para afianzar los existentes, que son ya muchos y muy buenos.



[1] Para los detalles y la inscripción hay que visitar la web “Espacio de reflexión sobre Revolución Integral”.
[2] Conviene enfatizar que Revolución Integral es únicamente un sistema de ideas más o menos compartido y un espacio inmaterial para propiciar el encuentro, por lo que carece de línea oficial, más allá de las coincidencias entre quienes en él se sitúan. Por tanto, nadie está obligado a admitir los contenidos del Manifiesto ni mucho menos a popularizarlo. En la cosmovisión de RI sólo posee significación la convicción interior y la libertad de conciencia individual. Con todo ello recuperamos, relanzamos y realizamos lo que es el meollo mismo de la parte positiva de la cultura europea y occidental, cuando ésta está siendo ferozmente atacada con productos foráneos, a menudo totalitarios y neo-fascistas, introducidos por el gran capitalismo globalizador europeo y la UE, que hoy son el enemigo número uno de su propia cultura.

domingo, 2 de septiembre de 2018

LA IZQUIERDA ES TAMBIÉN EL FASCISMO. Sobre la retirada de los restos de Franco del Valle de los Caídos


   Nada menos que 43 años después, la izquierda burguesa y fascista en el gobierno se dispone a efectuar otro de sus actos demagógicos y encubridores, sacar a Franco de la tumba. Es comprensible, necesita tan macabra trapisonda para ocultar que, gracias a su actuar, el Estado franquista emergió indemne de la llamada Transición Política (1974-1978). En consecuencia, los torturadores fascistas, los asesinos falangistas, los militares y guardias civiles bañados en sangre inocente, los musulmanes marroquíes que contribuyeron decisivamente a la victoria del fascismo y que luego, hasta 1956, dieron protección al "Caudillo", con el esperpento de "la Guardia Mora del Generalísimo" y, más aún, los banqueros, grandes industriales y terratenientes, o sea, todos los que habían dado vida al fascismo español, se fueron de rositas.

   Aquí no hubo un tribunal de Nuremberg, como sí lo hubo en Alemania para juzgar a los nazis; ni un tribunal de Tokio para hacer justicia con los militaristas y fascistas japoneses. No hubo ni tan siquiera una Comisión de la Verdad como en Chile, para investigar y juzgar a los criminales del régimen de Pinochet. Así pues, no hubo justicia para los que, pongamos por caso, torturaron vandálicamente a mi amigo Pepote (tanto que éste, para eludir el dolor, intentó suicidarse), los matones de la BPS (Brigada Político-Social). O para los que literalmente trituraron (con el "submarino", el "quirófano", etc.) a mi querido amigo El Valenciano, tantísimo que, cuando le vi, días después, estaban tan desfigurado que no le reconocí, aunque compartíamos piso desde hacía 2 años, debido al obrar de los sayones de la Guardia Civil. Tampoco para quienes colgaron a Miguel (un chavalito obrero de la construcción al que yo había introducido en la lucha antifranquista), por la melena, a un metro del suelo, y le dejaron así durante horas, también obra de los angelitos de la BPS. Ni para los verdugos frenéticos de tanto otros (entre los que me encuentro). Todos ellos permanecieron cómodamente en sus casas y empleos, cobrando sueldos y pensiones muy jugosas del Estado, disfrutando de la vida, mientras a los que habíamos luchado contra el fascismo de Franco se nos dejó tirados. 

   Quiero que se me entienda bien: no pedimos entonces -ni ahora- dinero o pensiones, sólo justicia, que quienes hicieron lo que hicieron fueran juzgados. Porque nosotros no fuimos víctimas del franquismo sino luchadores antifascistas, de manera que no queremos ser compensados y ni mucho menos remunerados. Fuimos víctimas porque fuimos luchadores, lo cual es un timbre de honor y un motivo personal de orgullo que ha iluminado nuestras vidas hasta el día de hoy, haciéndonos mejores. Nos atrevimos y lo hicimos, y eso nos llena de un regocijo indecible.

   Pero ahora, a los antifranquistas de verdad, se nos insulta con la mascarada organizada por la izquierda fascista. Por el gobierno del PSOE, el partido por excelencia de los cobardes y los pancistas, sin otra ideología que el dinero. Tal izquierda es la misma que en la Transición pacta con el fascismo, y le garantiza la tranquilidad y la estabilidad a cambio de ingresos monetarios muy crecidos, de cargos, de poder. El convenio entre Adolfo Suarez y Santiago Carrillo, con el apoyo de Felipe González, es el acuerdo a que llegan los fascistas de derechas y los fascistas de izquierda para repartirse el país y vivir deliciosamente de los impuestos que nos extorsionan.

   Central en ese cambalache, en ese hórrido revoltijo de fascistas de un tipo y de otro, fue el Partido Comunista. Del mismo modo que ahora, en el proceso de fascistización del aparato estatal en marcha, valiéndose sobre todo de "la ideología de género" y del "antirracismo" neo-negrero, es decisivo el partido heredero de aquél, Podemos, o sea, el Partido de los Canallas Fascistas, el PCF. Éste es el continuador de la Brigada Político-Social, la nueva policía política del fascismo de izquierda, dedicada  hoy a perseguir, a calumniar y a amenazar a los revolucionarios. Son gente bestial y desalmada, y cuando los poderes del Estado se lo ordenen, organizarán algo similar a lo de 1936-1948. En efecto, si se evalúa al PCF desde la doctrina del creador del fascismo, Benito Mussolini, se concluye que cumple todos los requisitos definitorios del "fascio redentor", aunque, por el momento, esté en estado de latencia. Cuando pasen a la fase activa, con la agudización la crisis social, se manifestarán como lo que son: fascistas de izquierda, que tildan de fascistas a todos los demás para que no se note lo obvio, que ello son los primeros y principales de tan tremebunda especie.

   Tienen la desvergüenza de pedir ahora, ¡43 años después!, que se lleve a juicio a los franquistas, cuando prácticamente todos han fallecido. Como dice el refrán "al burro muerto la cebada al rabo". Su jefa, Manuela Carmena, era del Partido Comunista en la Transición, así pues, ¿por qué no pidió que se les juzgara entonces?

  Si se encausa a los franquistas hay que hacerlo también con el resto de los fascistas, empezando por los jefes del Partido Comunista en la guerra civil, en especial a los del PSUC (el PCE en Cataluña), que fue la organización más fascista, junto con La Falange, de la época, como Orwell cuenta en "Homenaje a Cataluña". Y a los prebostes del PSOE, en especial a Largo Caballero, Margarita Nelken e Indalecio Prieto, tan manchados de sangre inocente como los franquistas. Y a los jerarcas de ERC, no menos letales. Y a los matones de CNT y el POUM. Y por supuesto, a don Manuel Azaña, organizador de la enorme carnicería que fue el Frente Popular, como describo en mi libro sobre la II república española.

   Para el presente no basta con situar en el punto de mira del antifascismo al Partido de los Canallas Fascista sino también al feminazismo, desde la vicepresidenta Carmen Calvo a la alcaldesa de Madrid, y sin olvidar la de Barcelona. Las feminazis son neonazis, y como tales deben ser tratadas.

   Quienes no comprendan que en la guerra civil el sistema de dominación se sirvió del fascismo de derecha y que ahora se sirve del fascismo de izquierda, y que todos son uno y lo mismo, yerra en algo decisivo. 

   Antifascismo significa revolución. Y la revolución pondrá fin a la dictadura de unos y otros. Y se hará justicia, justicia popular, contra los fascistas de uno y otro tipo.