Follow by Email

lunes, 11 de noviembre de 2019

LENGUA, CULTURA Y EMIGRACIÓN EN EUSKAL HERRIA Y EN EUROPA

 Por Félix Rodrigo Mora

Ponencia presentada en
“Euskera eta demografia Jardunaldia”
Durango, Euskal Herria, 9-11-2019


La emigración sigue siendo tema tabú, prohibido. Sólo puede decirse lo que al poder/poderes constituido le interesa que se diga, debido a que es asunto absolutamente decisivo para el actual sistema, pues afecta a lo más básico, abastecerse de mano de obra muy barata, permitiendo, además y sobre todo, sustituir a la clase trabajadora y población europea en general, indócil y combativa debido a motivos culturales, por la foránea, bastante más dócil y sumisa[1]. Mi criterio es vulnerar la prohibición y ofrecer al público datos, análisis y propuestas. Ya lo he hecho en mi libro de reciente publicación, “Erótica creadora de vida. Propuestas ante la crisis demográfica”, y lo continuaré haciendo. Ha llegado el momento de hablar claro y alto. El miedo a la persecución, la marginación, la censura, las calumnias y los linchamientos mediáticos no puede cerrar nuestras bocas.

La libertad de expresión es sagrada y tenemos que hacer que sea respetada. En estos asuntos la niegan los totalitarios de nuevo tipo. Por ejemplo, aquellos que reproducen y aplauden la exigencia de la patronal vizcaína, formulada a mediados de 2019, de que el Estado español “acoja” 300.000 nuevos emigrantes por año durante 30 años, que serán 500.000 anuales con el reagrupamiento familiar. Unos meses después, diversas organizaciones patronales y estatales españolas han demandado que esa cifra se quintuplique… Es decir, 2,5 millones por año durante 30 años, en el periodo 2020-2050, en total 75 millones en un país hoy con 47 millones. Eso equivale a la aniquilación étnica, cultural y lingüística de todos los pueblos ibéricos, que quedarán reducidos a minorías marginadas y perseguidas en su propia tierra. Eso sólo tiene un nombre, genocidio[2].



[1] Mi interpretación de este asunto está contenido en el video, editado en mi canal de YouTube, “¿Por qué están exterminando a los pueblos europeos?”.

[2] Etimológicamente, el vocablo genocidio viene del griego “genos” raza” y del latino, “cidio”, matar, de manera que significa asesinato o exterminio de una raza y, por extensión, de un grupo humano dotado de singularidades reconocibles, lingüísticas, culturales, históricas y, también, étnicas, genéticas o físicas. Ciertamente, las proclamas de las organizaciones patronales españolas, del gobierno de la Unión Europea, del clero católico, de las ONGs, de la casta progresista política y de las instituciones estatales españolas en pro de: 1) reducir a cifras irrelevantes los nacimientos nativos, 2) traer masivamente población foránea, encajan bien con la definición usual de exterminio intencionado, de genocidio. Por eso es pertinente hablar de genocidio europeo. Éste viola dos prerrogativas naturales, una es la libertad para reproducirse, otra la libertad para ejercer la soberanía sobre el propio solar ancestral, sobre la propia tierra. Ambas son hoy conculcadas en Europa con impunidad, arrogancia y virulencia.


1 comentario:

  1. La esencia de la lengua binomio con la cultura, una no puede ser sin la otra, para cualquier tipo de lengua, es esencial la pertenencia a una etnia. Poner un ejemplo, como me ocurrió en mi estudio de bachiller ´(12 años) cuando el profesor de "lengua" me corrigió la palabra en español canarión "rebogado" de judías por rehogado, que es en el castellano no español sino en el Estatal unificador, hecho que me pareció incomprensible, que lo entendía como algo ajeno a mi cultura canaria, pues mi familia y mis allegados no lo comprenderían y me alejarían de ello, de mi pertenencia canaria, no es casual que los canariones decíamos "se ha vuelto peninsular o godo".

    ResponderEliminar

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.