Follow by Email

jueves, 20 de diciembre de 2012

EN DIEZ LINEAS, O EN MENOS



¿SON LAS ARMAS LAS QUE MATAN?

Los recientes asesinatos masivos en EEUU permiten, una vez más, a los medios progresistas pedir el control de las armas por el Estado en ese país. Pero no son las armas las que matan sino las personas, ciertas personas. Aquéllos olvidan que Thomas Jefferson, para defender la libertad, se opuso a que en EEUU hubiera ejército permanente, preconizando el armamento general del pueblo. Eso está muy bien. Desarmar al pueblo es un acto liberticida. Las causas de tales matanzas es el individualismo feroz, y el ciego odio al otro, que se ha instaurado en las sociedades occidentales, terrible estado de conciencia colectiva y personal que el progresismo supuestamente “humanista” y “pacifista”, esto es, hipócrita dos veces, ha introducido en las mentes de las gentes. Él es, por tanto, el culpable, no las armas.

VIOLENCIA INTERPERSONAL MULTITUDINARIA EN VENEZUELA
En Venezuela, donde se dice que bajo la dirección del teniente coronel H. Chavez (al que deseo una completa y total recuperación) se está construyendo el “socialismo del siglo XXI”, hay 19.000 asesinatos anuales, por causa de la delincuencia común. En proporción al número de habitantes, en “España” debería haber 34.000 crímenes pero sólo se dan, por suerte, unos 400. ¿Cuál es la causa? , y, ¿cómo puede hablarse de “socialismo” cuando lo que impera es el odio de unos a otros, y la codicia? Todo ello da la razón a Rafael Uzcátegui, en su libro “Venezuela: la revolución como espectáculo. Una crítica anarquista al gobierno bolivariano”, editado por LaMalatesta Editorial. Leedlo y luego debatimos.

RECHAZO DE LA ÉTICA Y PROMOCIÓN DEL ESTADO POLICIAL
Muchos, aquellos que se creen los más “subversivos” y “radicales”, odian la ética, y la tildan de “burguesa”, cuando no de “clerical”. Ignoran que quien más desprecia la moralidad es precisamente la burguesía, a la que ellos imitan en su inmoralidad. Ahora estamos en una sociedad sin ética y sin valores, construida de ese modo desde el poder, con ayuda de aquéllos. Una vez que vivimos en la anomia, esto es, en la falta de normas y criterios morales, las conductas se disparatan y se hace más “necesaria” que nunca la policía. Por tanto, tales “subversivos” son meros heraldos del Estado policial. No puede haber vida popular ni revolución integral sin normas morales ni valores, que han de adoptar la forma de una ética revolucionaria, como la de, por ejemplo, los filósofos cínicos.

MUJERES QUE MATAN A MUJERES
Y además las descuartizan. Una fémina, T.S., asesinó a otra, I.S., recientemente, y la descuartizó. El móvil fue el dinero. El feminismo exige apoyar todo lo que haga toda mujer, ya que éstas, dice, son el bien y siempre hacen el bien, no como los varones, que son el mal y siempre hacen el mal. Este discurso, copiado del biologicismo racista nazi, entra en barrena ante casos como éste, en los que la violencia de las mujeres se dirige contra otras mujeres. El actual Estado feminista, para evitar que se cuestionen sus “verdades”, oculta en las estadísticas cuántas mujeres son asesinadas por otras mujeres en “España” al año, y los medios muy difícilmente informan de algún caso como éste, al que inicialmente dieron cobertura porque pensaron que era “de violencia de género”. Pero ahí está.

¿EL “COLAPSO” ES INMINENTE?
Hace unos años, cuando se inició la crisis del capitalismo occidental en que estamos unos conocidos me dijeron que no había necesidad de hacer nada pues el capitalismo “se estaba derrumbando solo”. Han pasado unos años cruciales, el capitalismo no se ha derrumbado y ese grupo sigue sin hacer nada. Desde luego, es una idea encantadora, esa de que una mañana nos despertamos y encontramos que ¡el capitalismo ya no existe! Es como entrar en el supermercado y agarrar una lata que ponga en la etiqueta “Post-Capitalismo feliz”, además muy barata. Desde luego, los narcóticos espirituales son infinitos, y todos ellos embrutecedores e infantilizantes. La revolución integral no es un regalo sino un esfuerzo. Un esfuerzo enorme durante mucho pero mucho tiempo. Y un sacrificio. Necesita de la épica, no de la necedad.
        
¿QUÉ ES DE LA POESÍA?, ¿QUÉ ES DE LA FILOSOFÍA?
Estuve en un recital de poesía en la universidad. Me quedé perplejo. Aquello no era ni siquiera mala poesía sino algo mucho peor, locuacidad ínfima y patética perorada por sujetos, ellas y ellos, que no tienen nada en su interior, entes vaciados, sin ideas ni emociones, seres nada en estado puro. Para reponerme hojeé libros de filosofía recién editados. No encontré ni uno sólo que pueda calificarse de tal. Sus contenidos son inenarrables, una mezcla de bizantinismos, sutilezas cutres y patochadas. Así estamos. Llevando una vida de cerdos, sin poesía, sin filosofía, meras criaturas zoológicas que, eso sí, salen a la calle a protestar “contra los recortes”. Pero, ¿para cuándo una manifestación contra la destrucción de la poesía, contra la aniquilación de la filosofía? Dado que ni la una ni la otra afectan al estómago, quizá para nunca….

DE UN TIEMPO EN QUE TODAVÍA HABÍA SERES HUMANOS
Me he puesto a leer a un poeta del siglo XVI, Francisco de Aldana. Es difícil, por su barroquismo y complicación, y no me parece un poeta excelente. Pero, sea como fuere, en una de sus “Octavas” he encontrado esta definición implícita del ser humano, en la forma de suma de capacidades, “saber, valor, poder, ser, honra y fuerza”. Saber, esto es, verdad y voluntad de verdad. Valor, cuando ahora vivimos en una sociedad de cobardes y caguetas. Poder, como poder hacer, o fundamento de la autonomía y la libertad. Ser, aunque en el presente lo que se impone es la renuncia a ser y el no ser. Honra, vale decir, autorrespeto, conciencia de sí y dignidad. Fuerza, cuando lo que se lleva es la más abyecta debilidad, que además se intenta hacer rentable con el victimismo. ¡Qué tiempos aquellos del siglo XVI, cuando aún quedaban seres humanos!

4 comentarios:

  1. Dices en '¿SON LAS ARMAS LAS QUE MATAN?':
    'Las causas de tales matanzas es el individualismo feroz, y el ciego odio al otro...'
    Y no. Te equivocas.
    Ya no existe el individualismo: existe la manipulación absoluta en la que ha degenerado.
    Lo que ha ocurrido en el campus estadounidense es fruto de un primer acto de orquestación previa al pretendido sometimiento del pueblo entregando sus armas.
    ¿Quieres desarmar a un pueblo como el de EEUU para facilitar su control milico-policial? Consigue que ellos mismos te lo pidan: organiza encubiertamente atentados horribles que no podrían darse sin la posesión pública de armas (como ahora en España) y hasta muchos de los inscritos en la Sociedad del Rifle te suplicaran que legisles la prohibición de tenencia de armas.
    Ya no hay individualismo. Ni siquiera existe ya esa aberración contra natura.
    Para echarse a temblar, vamos.

    ResponderEliminar
  2. "La revolución integral no es un regalo sino un esfuerzo. Un esfuerzo enorme durante mucho pero mucho tiempo. Y un sacrificio. Necesita de la épica, no de la necedad".

    Felix, ¿es que tú todo lo ves bajo la optica de la revolución?.
    ¿No te parece lícito advertir a la gente, nuestros hermanos, de la realidad que se les oculta, y de que deberían de tomar medidas al respecto o al menos estar prevenidos?
    ¿No crees -finalizo- que es un modo de amor desinteresado hacia los demás?
    Narcóticos espirituales... en fin.

    ResponderEliminar
  3. hombre. el amigo, en sus obras, analisis y demás contempla la existencia de la Milicia concejil para defender, entre otras cosas,y por la fuerza, la integridad fisica de los miembros de los concejos abiertos, es decir, de los vecinos, paisanos, del pueblo, frente a las agresiones de burgueses imperialistas y sus mecanismos de opresión.

    ResponderEliminar
  4. Conocida es la respuesta que dio Hannah Arendt ante un grupo de periodistas cuando llegó a su exilio norteamericano. Uno de ellos, probablemente buscando un titular en el que apareciera el nombre de Adolf Hitler, le preguntó: «¿Quién es para usted el
    mayor asesino del siglo XX?». Ella, sin dudarlo, contestó: «El páter familias».
    El mismo que en el siglo XXI. Hace años lo publicó la revista The Economist: «Cada dos y cuatro años, el mundo aparta la vista de un recuento de víctimas equiparable al Holocausto de Hitler».

    ResponderEliminar

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.