Follow by Email

jueves, 12 de abril de 2012

REFUNDACION DE CASTILLA Y REVOLUCIÓN INTEGRAL, Villalar 2012


En el año 800 se escribe por primera vez la palabra “Castilla” en el monasterio de Taranco, comarca de Las Merindades (Burgos), lo que indica que desde quizá un poco antes existía como comunidad humana diferenciada y singular. Hoy la destrucción planeada de Castilla y lo castellano comienza por la falsificación de nuestra historia. Pero lo cierto es que una y otro nacen en la durísima lucha contra el imperialismo islámico, que había sido la tercera potencia (cuarta, si se considera a Cartago) conquistadora, agresora e invasora de la península Ibérica, tras Roma y los godos.
La creación de Castilla
        En la pelea secular contra el Estado islámico hispano (militarista, agresor, jerarquizado, intolerante, esclavista, que negaba a la mujer, primaba la gran urbe frente al campo, concentraba la riqueza en unas cuantas manos, entregaba el poder a los clérigos, explotaba y esclavizaba con mentalidad racista a los pueblos negros de África, se valía de mercenarios eslavos tomados como esclavos, no admitía la propiedad colectiva, quemaba bibliotecas -los almohades-, prohibía el concejo abierto y vivía para el dinero) el pueblo castellano fue forjando su personalidad como magnífica realidad popular, con autogobierno por asambleas, colectivismo, libertad civil (ausencia de esclavos), emancipación de las mujeres, tolerancia, pluralidad, amor por la cultura y los saberes, ayuda mutua, milicias concejiles, ausencia de ciudades, derecho consuetudinario de elaboración popular, fueros y Comunidades de Villa y Tierra.
        En aquel tiempo Castilla toda era un inmenso concejo abierto.


1 comentario:

  1. http://www.webislam.com/articulos/26051-el_retorno_sufi.html

    ResponderEliminar

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.