Follow by Email

viernes, 30 de septiembre de 2016

EL PSOE EN DESINTEGRACIÓN

      El desplome que está conociendo el PSOE es un episodio más de la descomposición de la izquierda en todo el mundo. En Grecia. En Venezuela. En Francia. En Brasil. En Cuba. En Inglaterra. En Bolivia. En Sudáfrica. En Chile. En tantos otros lugares y países. Está gastada, senil. Ha perdido la conexión con la realidad. Dado que lleva más de medio siglo repitiendo las viejas enunciaciones y los gastados dogmas, sin considerar que la realidad ha cambiado, está en una situación de puesta en evidencia y falta de discurso.

         La crisis del PSOE es la fragmentación, la descomposición de la izquierda en media docena o más de grupos y partidos, españoles e “independentistas” periféricos. Lo que pierda aquél en votos tal vez lo ganen Podemos y sus acólitos, IU, etc. pero éstos también heredarán su vacio programático, su servilismo hacia el orden establecido, su incapacidad para ofrecer soluciones, su vaciedad reflexiva, cognoscitiva y analítica. Todos son parte de una corriente política en agonía, que se inicia con el obrerismo decimonónico, sustantivamente burgués, y continúa con las falsas revoluciones del siglo XX, la rusa, la china, la cubana, la vietnamita, la argelina, la bolivariana…

         El fenómeno Podemos, la creación desde las instituciones y los instrumentos mediáticos del capitalismo de un partido nuevo para seguir manejando y dominando a las clases populares, ha tenido un auge de dos años para caer luego. Su desenmascaramiento, realizado por quienes estamos a favor de la revolución, ha sido un éxito colosal. Hoy aquél es casi nada o nada, hablado estratégicamente, y eso con independencia de los votos que consiga. Heredará, quizá, electores de un PSOE en decadencia, pero para perder la escasa credibilidad que le queda. Lo mismo cabe decir de la izquierda “independentista” que vive y se enriquece gracias al presupuesto del Estado español. Su estrategia de lograr la “independencia” desde las instituciones se está saldando en Cataluña con un fracaso risible.

         Los “ayuntamientos del cambio”, ¿qué han cambiado?: nada que merezca la pena ser recordado. Son continuistas con lo realizado por la derecha, adobado con alguna frase, gesto o pose “radical”. Su ejecutoria prueba la imposibilidad de lograr algo desde dentro del sistema. Es así porque las instituciones políticas y económicas españolas se han hecho rígidas, se han fosilizado y ya no son mudables a mejor o vehículo de logros ni siquiera en asuntos de tercer orden. Los tiempos del reformismo lucrativo, efectivo, realizable, han pasado.

         Ahora, el cambio social posible, realista, es el que se realiza desde abajo, desde la calle, desde fuera de las instituciones, desde el exterior del régimen partitocrático. El cambio que tiene a la revolución como contenido y meta.

         Muchos siguen votando izquierda para sentirse aún antifranquistas. Ello es consecuencia de una colosal operación de lavado de cerebros, a cargo de los amos del dinero, que necesitan a la izquierda para asegurar sus capitales. Porque: 1) Franco y los suyos comienzan la guerra para continuar a un nivel superior las matanzas de trabajadores que estaba haciendo el gobierno de Frente Popular en 1936, o sea, la izquierda, 2) la antipopular, torpe, sanguinaria y contrarrevolucionaria actuación de la izquierda durante la guerra es decisiva para la victoria del fascismo en 1939, 3) en los 40 años de dictadura la izquierda manipula y sabotea las luchas obreras y populares contra Franco tanto como le fue posible y de muchas manera, para que no alcanzasen un nivel revolucionario, 4) en descomposición el régimen de Franco, la izquierda pacta con los franquistas y les ofrece una salida, la Constitución de 1978. Por tanto, la izquierda ha sido la amiga y valedora de facto del fascismo en todos los escenarios. Gracias en buena medida a ella el fascismo español ha emergido, triunfado, gobernado y sobrevivido…

         Ahora desfallece el PSOE. Se desintegra el partido burgués para obreros por excelencia, que ha defendido los intereses de la patrona y del Estado desde hace más de un siglo. Él y el resto de la izquierda crearon el actual régimen de dictadura parlamentarista y partitocrática, regido por la actual Constitución de 1978, que en lo principal es su criatura político-jurídica. Luego, el PSOE en el gobierno funda el GAL, un grupo terrorista de Estado financiado por los servicios secretos que perpetra docenas de asesinatos, a la vez que las fuerzas policiales a sus órdenes convierten la tortura en mera rutina.

En lo económico la izquierda daña el tejido productivo del país, sobre todo a la industria, siguiendo las instrucciones del imperialismo alemán que financió al PSOE muchos años, haciéndonos un país de camareros, prostitutas, profesores, policías, funcionarios y parados, con una demografía de pesadilla. Promueve la concentración y acumulación de capital para constituir la empresa multinacional española, la manifestación superior del capitalismo, haciendo que la riqueza se vaya concentrando en cada vez menos manos. Impulsa el crecimiento del aparato estatal (desde las muchas policías a los altos cuerpos de funcionarios sin olvidar la creciente militarización) haciéndonos rehenes de un poder totalitario que nos sangra con impuestos cada día más crecidos, al cual denominan Estado de bienestar. Ha sido el partido por excelencia de la corrupción y el enriquecimiento particular saqueando las arcas estatales, para lo que ha creado un nuevo régimen caciquil gigantesco, sustentado en la compra masiva de votos, sobre todo en Andalucía.

El PSOE, la izquierda, ha impulsado la alcoholización, el consumo de drogas, el hedonismo más casposo, la aculturación, inmoralidad y pérdida de valores, la brutalización de la vida social, el enfrentamiento de todos con todos, la zafiedad e irracionalidad generalizadas, las religiones políticas y la intolerancia, el nuevo patriarcado neo-misógino de la Ley de Violencia de Género, la genuflexión ante el fascismo musulmán, la vida de consumo, el falseamiento de nuestra historia, la destrucción medioambiental creciente, el racismo antiblanco, el Estado policial, la desespiritualización multitudinaria, el inmenso negocio de la inmigración, la laminación de la libertad de conciencia y del respeto por la persona. Un partido para el que únicamente cuenta el dinero y el estómago. Una fuerza hostil desde siempre a lo esencial de una vida civilizada, hermanada, libre y específicamente humana.

La izquierda, durante sus muchos años de permanencia en el gobierno tras el final del franquismo, ha promovido con especial ahínco la desestructuración planeada de la persona, la conversión del ser humano en ser nada, en criatura múltiplemente nadificada para ser dominada superlativamente. Ello con el fin de alcanzar el objetivo estratégico número uno de la izquierda, imponer un mega-Estado y un super-capitalismo con ella en la cúspide del poder.

La derecha es espeluznante, sin duda, pero no puede ser resistida y combatida desde la izquierda, porque ésta es igual que la derecha, igual en todo menos en la verborrea y las consignas mentirosas. Hay que enfrentarse a ella desde el proyecto de revolución.
        
         El descrédito y desplome del PSOE, de la izquierda toda en realidad, ocasiona un vacío político que puede ser llenado por el proyecto y programa, el ideal y la idea de revolución.

La quiebra del instrumento político más eficaz del actual sistema de dominación nos aproxima a una situación nueva y esperanzadora. El orden constituido, una vez en ruinas el PSOE y fallida la operación Podemos y sus afines, no dispone de ningún instrumento político para el control de las clases populares, y no está en condiciones de dotarse de uno a corto o medio plazo. Por tanto, nos adentramos en un escenario político bastante favorable para el ascenso y multiplicación de las fuerzas del cambio revolucionario social y personal, al mismo tiempo político, moral, axiológico y convivencial, hecho desde la libertad y la pluralidad, concebido como emergencia generosa y épica de todas las fuerzas y potencias positivas de la sociedad y de cada ser humano.

Estar con y por  la revolución, no con la izquierda ni con la derecha, es el signo distintivo de nuestro tiempo.

16 comentarios:

  1. Cierto es que la izquierda está putrefacta y ojalá se descomponga cuanto antes para librarnos de su hedor. Si se lleva a toda la politiquería a más izquierda y derecha con ella, aún mejor. Sin embargo no sé si me he vuelto demasiado desconfiado o peor conspiranoico ¡ya me fastidiaría!. Pero toda esta operación del Psoe me temo que es un lavado de imagen. No sé por qué me da que el experimento a 4 partidos no ha dado el resultado esperado o ya está agotado y quien sea ha decidido volver a 2 y para ello en el Psoe tienen que librarse de la rémora que suponen gentuza como Felipe González que es un lastre gracias al cual Podemos les pegó su dentellada electoral. Sospecho que con esta operación han iniciado el camino de recuperación, poco importa que Sánchez caiga o no, pero sobre todo pienso que se van a librar de los elementos que dañan la imagen del partido. Una vez más puro marketing y nada substancial para seguir esquilando a la entregada masa ovejuna que con fruición y deleite acude solícita a cada convocatoria a las urnas. Veremos……

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia a demasiada gente aun le da igual todo esto, como mucho se cambian de detergente y votan a Pokemon, los más mentalizados dejan de votar, pero aun eso lo aprovecha el sistema porque da la impresión de que la derecha, que no pierde votos porque allí nadie parece cuestionar nada, sube y queda legitimada con una minoría suficiente... para los "demócratas", por supuesto.
    No basta con no participar en la estafa "democrática" pero son pocos los dispuestos a llegar más lejos o los que saben como hacerlo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. No levantes tan rápido la copa por la caída del PSOE. Si UGT y CCOO no se han visto ni una pizca afectados funcionalmente con su alianza a la CEOE y al IBEX, al PSOE le queda muchas traiciones, puñaladas, EREs y cursos. No hay manera de que la gente deje de creer en el espejismo de los partidos y vean su relación con el capital.
    Salud!

    ResponderEliminar
  4. La crisis del PSOE: un paso necesario para la demolición controlada del parlamentarismo
    http://conspiracionabierta.blogspot.com.es/2016/10/la-crisis-del-psoe-un-paso-necesario.html

    ResponderEliminar
  5. No confundir vuestros deseos con la realidad. Sobre lo de que se hunde la izquierda habría mucho que decir, primero sobre si el PSOE es o no de izquierdas para empezar.
    A mi la derecha aún me gusta menos que la izquierda, yo soy más de matar curas y quemar iglesias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si lo dices en broma o es que ya has nacido imbécil.¿Por qué vas a matar curas y quemar iglesias,es que te han hecho algo personalmente?

      Eliminar
    2. Entonces comprueba quien favorece más a la iglesia cuando está en el poder, si la derecha o la "izquierda".

      Eliminar
    3. Respuesta: Porque llevan casi dos mil años mintiendo y robando.

      Eliminar
    4. Entonces el PSOE es de "izquierdas". ¿Cuál de ellas?

      Eliminar
    5. Porque llevan dos mil años es una mentira,los curas y las monjas no existian en los primeros siglos del cristianismo,informate un poco,majete.Si llevan robando puede ser la institución,pero las personas merecen un respeto o ¿vas a matar tambien a todos los integrantes del Estado español por robar a los pueblos de la peninsula ibérica?El ejercito lleva matando y expoliando a todo quisque desde hace mucho tiempo,puedes empezar por ellos,que no se diga que eres un cobarde y te metes con gente que no lleva armas,ya que haces algo hazlo bien.

      Eliminar
    6. El cristianismo surgió dentro del judaísmo mesiánico, su caracter revolucionario desapareció cuando se institucionalizó, y esto forma parte de la historia de esta religión. El cristianismo se corrompió y esa es su realidad. Luego vinieron las Cruzadas y la Inquisición, en nombre de esta fe se asesinó y torturó a centenares, miles de seres humanos. No lo olvidemos... ¡majete!

      Eliminar
    7. Con la misma te digo que las revoluciones del Estado han asesinado a millones de personas,y no dices nada de asesinarles.Prueba a meterte con los malos de verdad,los curas no matan a nadie.Mata a los que maten,al ejercito,pero no me vengas ahora con tan peregrinos argumentos.Es decir,que como la iglesia ha matado hace 900 años pues los matamos a todos ahora.¡entoces tú tampoco estarías vivo!

      Eliminar
    8. Tan responsable de muchas muertes es quien lo ordena como quien lo ejecuta, sin olvidar quienes influyen y lo alentan, y en el seno de la Iglesia ha habido muchos.

      Eliminar
  6. ¿Por qué no demostráis el apoyo mediático y financiero del sistema a Podemos? Divagar es fácil... ¡Pruebas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero hombre,si en unos meses no pararon de salir en todas las televisiones!Nadie les conocia y de buenas a primeras estaban en todos los sitios,¿casualidad?
      Ahora tampoco paran de salir por todas partes y de hablar de ellos,lo que ocurre es que las élites se han dado cuenta de que aun no pueden gobernar,van a mantenerlos para las proximas o ante catástrofe del PP,de que les echen porque todo vaya tan mal que tengan que utilizarlos.

      Eliminar
    2. Cómo salen en los medios y no han ganado las elecciones, que serán en las siguientes, ¿esa es la prueba?

      Eliminar

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.