Follow by Email

sábado, 16 de enero de 2016

EL NUEVO TRIBUTO DE LAS CIEN DONCELLAS

 
            En la Alta Edad Media los pueblos libres del norte de la península Ibérica estaban obligados, se dice, a entregar al Estado islámico andalusí cien doncellas anuales como impuesto. Hay mucho más. Tras someter casi toda Hispania al imperialismo árabe-islámico los conquistadores envían al emir de Damasco 100.000 esclavos, mayoritariamente féminas, como regalo. El régimen de poligamia y harenes demandaba colosales cantidades de mujeres, por ejemplo, el califa cordobés Abd al-Rahman III tenía un harén de 6.300 mujeres. Si admitimos que como mínimo 10.000 jerarcas andalusíes (altos funcionarios, mandos militares, clérigos, terratenientes, etc.)  poseían harenes-presidios con el uno por ciento de las de aquél déspota, unas 630.000 féminas padecían cautiverio en los serrallos de al Andalus. Dado que las cifras base son irrealmente bajas podemos sostener que en torno a un millón de féminas estaban confinadas en harenes. Al Andalus fue una inmensa cárcel para mujeres.

 

             ¿Cómo era su vida? La historiografía hispano-musulmana nos ofrece algunos datos. En una ocasión en que el citado califa no quedó satisfecho con una de las confinadas se resarció quemándole la cara con una vela. En otra, al no haber sido contentado según esperaba, ordenó al sayón que le acompañaba que allí mismo cortase la cabeza a la “culpable”. Al parecer, era su costumbre acceder al serrallo en compañía de un verdugo. Imaginemos el ambiente de terror extremo que tenía que darse entre las mujeres cada vez que el déspota llegaba…

 

            La gran mayoría de esas féminas habían sido capturadas en las algaras que el ejército andalusí efectuaba casi todos los veranos. Muy apreciadas eran las vasconas, de manera que en los siglos VIII-X cientos de miles fueron arrancadas de sus familias, apresadas, transportadas hacia el sur, encerradas, vendidas, violadas, golpeadas y en algunos casos asesinadas. Para defender al sector femenino de sus comunidades, los pueblos libres del norte tomaron las armas. En la batalla de Simancas, en el año 939, una coalición de aquellos pueblos infringió una colosal derrota a Abd al-Rahman III. Tal batalla es uno de los grandes momentos de la lucha por la libertad de los pueblos y la libertad de las mujeres de la historia de la humanidad. Por esa victoria las féminas de la península Ibérica (y, muy probablemente, las del resto de Europa) no padecen hoy la forma extrema de patriarcado y terror sexista que sufren las de Arabia Saudí, Irán, Afganistán, Qatar o Egipto, países hoy dominados por regímenes teofascistas execrables.

 

            En el último tercio del siglo X el califato de Córdoba, para superar su crisis financiera y allegar recursos a las arcas del Estado islámico, organiza año tras año grandes cacerías de mujeres bajo la dirección de Almanzor, luego comercializadas en los muchos mercados de esclavas de al Andalus. De todas sus expediciones la más fructífera fue la de los años 984-985, en que atacó Cataluña, apoderándose de 70.000 mujeres y niñas. En cada una de las cincuenta y seis campañas que realizó entre los años 977 y 1002 capturó miles de féminas. Almanzor es uno de los mayores esclavistas, cazadores de mujeres y genocidas de la historia.

 

            Los pueblos del norte tenían una sociedad en lo esencial sin esclavos y además se organizaban desde la monogamia, lo que les daba una decisiva superioridad, no sólo social, política y económica sino además civilizatoria y moral. Como expongo en el libro “Tiempo, historia y sublimidad en el románico rural”, la cuestión de la mujer, de su libertad u opresión, de su condición y naturaleza, fue principal en el conflicto secular entre el islam andalusí y el norteño orden concejil, comunal y consuetudinario con monarquía. Las miles de representaciones de féminas en los templos medievales son parte del bravo desafío lanzado a los traficantes y mercaderes de mujeres.

 

            El islam sostiene que una mujer vale la mitad que un varón jurídicamente, y que el varón, por imposición del Estado islámico, ha de controlar toda su vida, confinarla en casa y golpearla. Pero el asunto va mucho más lejos. V. S. Naipaul, en “Entre los creyentes”, al estudiar la expansión del imperialismo musulmán a partir de la segunda mitad del siglo VII concluye que su meta era conseguir “tributos e impuestos, riquezas, esclavos y mujeres”. Dicho de otro modo, las mujeres son ante todo botín, una parte de lo que se logra y adquiere por la violencia y la guerra “santa”.

 

            El significado último de esto es que las féminas, en la concepción islámica del mundo, no parecen ser claramente humanas. La tajante diferenciación que establece entre hombres y mujeres, a los que obliga a vivir rigurosamente separados, distingue lo indudablemente humano, o masculino, de lo tenido por dudosamente humano, lo femenino. No es sólo, por tanto, la substancial ausencia de libertad de la mujer en las sociedades islámicas sino que hay otro asunto previo y más importante, el cuestionamiento de su naturaleza y condición de ser humano.

 

            Esto hace que el patriarcado musulmán sea el más severo y rotundo de todos, al incluir dos elementos, el de la condición y el de la libertad, y no sólo uno, como sucede con el patriarcado occidental, que niega la libertad de la fémina sin cuestionar su naturaleza de ser humano, y eso únicamente en sus versión más extremas, como la del código civil napoleónico de 1804, para cuya exacta comprensión hay que tener en cuenta que el déspota corso fue -igual que todos los militaristas, imperialistas y tiranos europeos- un ferviente admirador del islam, lo que recuerda Naipaul en el libro citado.

 

            Hagamos ahora una reflexión sobre las agresiones a mujeres europeas perpetradas en la Nochevieja de 2015 en Alemania. Hasta el momento hay unas 800 denuncias, pero considerando que muchas víctimas se resisten a hacerlo, para no rememorar hechos tan espeluznantes, podemos concluir que sólo han denunciado un tercio, de modo que su número real debe estar en las 2.400. Declaran que fueron rodeadas, insultadas y amenazas, que les arrancaron parte de las ropas y las robaron, que eran golpeadas y arrojadas al suelo, que les sobaban sus partes íntimas y que, algunas de ellas, sufrieron la consumación de la violación. Según cuentan, fue un milagro que ninguna resultase asesinada.

 

            Dado que los violadores actuaban en grupo, si admitimos que eran cuatro por cada mujer asaltada debieron ser unos 9.600. Los hechos sucedieron en las calles y las plazas más céntricas de varias ciudades alemanas, a veces a sólo unos metros de la policía, que se mantuvo indiferente, dejando hacer a los agresores, negándose a atender los gritos de auxilio y terror de las mujeres, que no contaron con más defensa que sus propias fuerzas. La parcialidad hacia los violadores está siendo tal que no llegan a cien los detenidos, un uno por ciento... Durante cuatro días la prensa y televisión alemanas se negaron a informar, aunque se amontonaban las evidencias. Cuando se comenzó a tratar se quiso minimizar la atrocidad, reduciéndolo todo a “incidentes aislados” sufridos por unas cuantas féminas. Pero sobre todo se intentó ocultar que la inmensa mayoría de los agresores eran inmigrantes musulmanes.

 

            Una vez que la presión popular impuso la verdad a los poderes mediáticos comenzó el acoso contra las agredidas. Éstas fueron acusadas de provocar los ataques con sus comportamientos “impúdicos”, miserable proceder en el que se ha significado alguna política alemana, lo que viene a probar que ciertas mujeres están ente los peores enemigos de la libertad de la mujer, al ser acalorados agentes del patriarcado o el neo-patriarcado. Luego, cuando los hechos ya no podían ser tapados, los medios condenaron las agresiones de una forma bastante peculiar, insistiendo sobre todo en que el mal estaba en el “racismo” y la “islamofobia”, de modo que las brutalidades padecidas por miles de féminas quedaban, comparativamente, como un problema menor, e incluso como algo que convenía olvidar para no dar pábulo a la expansión de los verdaderos males, aquéllos. Llama la atención también el silencio y la falta de movilización de las profesionales de la “liberación de la mujer” y de los partidos afines. Este bloque, con su machista actuar una vez más, se ha hecho cómplice por omisión. Es comprensible, pues quienes viven económicamente del Estado están obligados a servirle en sus operaciones estratégicas, sean las que sean.

 

            Hay dos cuestiones que parecen estar fuera de duda. Una que la acción fue planificada y organizada, lo que se deduce del enorme número de agresores implicados obrando coordinadamente y de que sucedieran al mismo tiempo en varias ciudades. Otra, que en esa planificación estuvo implicada la policía, que también en varias ciudades actuó como si hubiese recibido orden de no intervenir, lo que equivale a responsabilizar al gobierno y al Estado alemán. El hecho de que durante los sucesos, tan masivos como espectaculares, la policía no efectuase ninguna detención (empezó a hacerlo varios días después) prueba su implicación.

 

            Estamos, por tanto, ante un asunto en el que han colaborado miles de musulmanes organizados en grupos de acción callejera, la policía que cooperó con su inacción, la prensa y TV que ocultaron y los políticos de todos los colores, que culpabilizaron primero a las mujeres y pusieron luego el énfasis en denostar la “islamofobia”. Los sucedidos de la Nochevieja de 2015 están destapando numerosos casos similares, que llevan acaeciendo desde hace mucho en bastantes ciudades europeas, particularmente en Inglaterra, con las mujeres autóctonas como víctimas de abusos espantosos y habituales, incluidos la esclavización y comercialización de algunas de ellas.

 

Son sucesos que, salvando las distancias de lugar, tiempo, grado y número, recuerdan los masivos forzamientos de mujeres que tuvieron lugar en la guerra civil española, 1936-1939, realizados por las unidades militares islámicas que a las órdenes de Franco combatieron a los republicanos. Aunque es imposible lograr datos precisos, se admite que miles resultaron violadas y cientos asesinadas después por los soldados musulmanes, decisivos para que el fascismo español ganara la guerra civil. Particularmente virulentas fueron las tropas mandadas por el general musulmán de Franco, Mohamed ben Mizzian. La entrega de mujeres formó parte del pacto secreto (hoy bastante bien conocido) suscrito años antes del iniciarse la guerra entre la Falange y el ejército español, por un lado, y el clero islámico norteafricano, por otro.

 

            Avancemos en el análisis del presente. El gran capital alemán y el Estado germano están ahora realizando, por otros procedimientos y en otras circunstancias, la política de Hitler de dominio y conquista. La Unión Europea es el medio, marco y procedimiento de que se está valiendo la gran patronal alemana para apoderarse de Europa. El proyecto hitleriano, como es sabido, consistía en fascistizar primero el Viejo Continente para luego islamizarlo, pues los jefes nazis tenían un plan para hacer del islam la religión oficial del Estado alemán. Hoy, a juzgar por el desarrollo de los acontecimientos, el proyecto de islamización de Europa es parte integrante del de su fascistización, con Alemania como primer elemento motor. Dicho de otro modo, el gran capital alemán, la misma entidad todopoderosa que impulsó el ascenso del nazismo, está hoy entregada a la promoción del islam en Europa, manifestándose enemigo acérrima de la “islamofobia”, que en el 90% de los casos es meramente fascifobia.

 

            Alemania hoy aplica una forma particular de “Islampolitik”, o política para hacer del islam un instrumento al servicio de sus ambiciones estratégicas. En ello poco hay de nuevo, pues aquélla tiene más de un siglo de existencia, siendo anterior al nazismo, aunque fue éste quien la perfeccionó decisivamente y la concretó para su uso en el interior del país. Con Ángela Merkel como presidenta del gobierno la actual expresión de la “Islampolitik” está dando avances decisivos, etapa tras etapa.

 

            En este marco los sucesos de la Nochevieja de 2015 encuentran su oculta significación. La demonización más allá de toda medida de la “islamofobia” se pone en evidencia en su uso para cerrar las bocas de las mujeres golpeadas, agredidas y violadas, a las que, invocándola, se fuerza a callar, a resignarse y a tolerar. Tan lejos se ha llegado por este camino que algunos interpretan la consigna sobre el “mestizaje” en su sentido más abiertamente biológico, como una conminación a las mujeres europeas a ser sexualmente “permisivas” con los varones de otras etnias. En efecto, ente líneas se lee en numerosos textos sobre estos sucesos que lo que se esperaba de ellas, para no incurrir en “islamofobia” ni en “racismo”, es que se dejaran forzar y violar, sin resistir y sin luego denunciar…

 

            Las mujeres, ni las europeas ni ninguna, pueden ser botín de nadie ni moneda de pago de tenebrosos pactos secretos. La afirmación de su libertad completa, autonomía rampante y humanidad plena ha de realizarse por medio de la acción prácticas de resistencia, denuncia y lucha. La oposición al patriarcado, sea cual sea su origen y se base o no en prejuicios religiosos, ha dejado de ser una tarea del pasado para hacerse súbitamente en Europa lucha urgentísima del presente. Quienes han llevado a las mujeres europeas del patriarcado al neo-patriarcado en nombre de “la liberación de la mujer” se disponen a sepultarlas ahora en las formas más horribles de paleo-patriarcado. El proyecto para crear una Unión Europea imperialista, militariza, globalizada y más agresivamente capitalista que promueve Alemania contiene la exigencia de liquidar los elementos positivos de la cultura europea, a fin de fundar una “nación” europea nueva (en el peor sentido del término) que lleve a sus féminas a una situación parecida a la de Irán o Arabia Saudí. Eso demanda intimidarlas, obligarlas a estar encerradas en casa, imponerlas el “decoro”, golpearlas y violarlas, que ha sido lo acaecido en la pasada Nochevieja, conviene recordarlo, bajo la dirección de una mujer, Ángela Merkel. Hay en ello una esencial refutación del sexismo.

 

            Combatir ese proyecto de regresión al peor patriarcado debe ser tarea de todas las gentes que habitan hoy Europa, sin distinciones de raza, credo, ideología o sexo. Hay que ir forjando una sólida unidad popular para romper el espinazo al proyecto involutivo del gran capital y el Estado alemanes. Primordial es que los musulmanes de buena voluntad se unen a esta lucha, en pro de la libertad de las mujeres, de todas ellas, de las europeas tanto como de las inmigrantes, contra el capitalismo e imperialismo alemán, por la revolución. La gran revolución que Europa necesita la tienen que hacer los pueblos europeos, sus clases populares tal y como ahora existen a consecuencia de la mundialización y de sus colosales movimientos de población. Porque no hay revolución sin participación de las mujeres en primera línea, del mismo modo que no puede construirse una sociedad libre y autogobernada sin que la libertad integral de las mujeres sea componente fundamental de la libertad total.

21 comentarios:

  1. Coincido contigo Felix en tu visión del estado Califal andalusí y el terrible Almanzor pero no en que su causa fundamental sea la religión islámica, sobre la cual existen muchas interpretaciones. Hablar así sería lo mismo que decir que el cristianismo fue el causante del brutal gobierno de Constantino, de los no menos violentos gobernantes visigodos, del sangriento Carlo Magno o de las atrocidades de las cruzadas. Por otro lado, dudo que Alemania sola tenga por si misma ningún proyecto de dominación (más allá de la Unión Europea que no deja de ser un proyecto de dominación colectivo) y dudo muchas más que los nazis tuvieran la intención de islamizar europa, más allá de los intentos de ganarse las simpatías del mundo árabe para que se rebelara contra el dominio inglés. Por el contrario los nazis despreciaban cualquier religión derivada de la hebrea (como es el islam) y si vemos las ideas esotéricas que manejaban los ideólogos del nazismo, poca duda nos debe de quedar. En particular Alfred Rosemberg, uno de los líderes de la Sociedad Thule (sociedad esotérica que se dice fue el germen del movimiento nazi centrada en las ideas neoplatónicas y teosofistas) fue quien también promulgó la "religión oficial", o sea, de cara al público, nazi. denominado "Deutsche Christen" ("Cristianismo positivo"), el cual purgaba al cristianismo de sus elementos históricos judeocristianos, y en su lugar infundía una filosofía nazi y planteaba una doctrina político-religiosa. Dicha ideología negaba el origen hebreo y judío de los Evangelios, rechazaba todas las creencias del Antiguo Testamento, el Credo de los Apóstoles, el Apóstol Pablo y, en cambio, postulaba como base ideológico-religiosa al Partido Nazi (En este sentido, muy parecido a la religión pagana de la Roma clásica).
    Por otra parte, me extraña que tu que eres una persona tan meticulosa y cabal en tus trabajos, te dejes llevar por una noticia fabricada con toda seguridad con la intención de crear un estado de opinión. Vivimos en el mundo de la comunicación de masas y como tu sabes mejor que nadie, las noticias no reflejan la verdad de lo que ocurre en la calle sino que se fabrican para manipular las conciencias, bien a favor, bien en contra. Por eso no debemos reaccionar sin reflexionar serenamente, buscando siempre fuentes diversas y con la precaución de que todo aquello que nos sirven en las portadas de los diarios tiene un alto porcentaje de mentira.
    En fin, espero que vayamos como tu dices hacia esa verdad finita que podemos alcanzar entre todos. Un abrazo. Roberto.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Sr.Rodrigo Mora, he quedado tan impresionado al leer su artículo,aunque tan mal parado en cuanto a mis conocimientos de historia. Que no me queda más remedio que pedirle por favor
    me indique bibligrafía sobre Hitler y su inclinación hacia el Islam.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una búsqueda en google me llevó al libro "El Islam y la guerra de la Alemania nazi"
      https://actualidad.rt.com/actualidad/163839-hitler-islam-terrorismo-historia

      Eliminar
  3. Vaya tela, lo que se dice hoy en día en nombre de la libertad y de la ética. De golpe, quien estaba escandalizado por las "denuncias falsas" que las leyes de género españolas promueven, considera ahora como válidas las denuncias de las alemanas y añade a esto que "muchas víctimas se resisten a hacerlo, para no rememorar hechos tan espeluznantes". Las mujeres españolas son, por tanto, unas falsas y impúdicas, mientras que las alemanas, pobres, sufren de verdad. Menudo cambio de perspectiva!

    Y esto por no hablar de los saltos historicos entre el islam del supuesto profeta, al islam de los invasores de la península, a la inclinación hacia el islam de otro invasor del mismo territorio... Es genial la afirmación de que el patriarcado se debe a la victoria popular contra el invasor... Esta aserción esconde que el patriarcado se hizo más fuerte en el resto del mundo con el colonialismo y se sigue reforzando con el neocolonialismo...

    O aún los saltos conceptuales entre textos supuestamente sagrados y sus interpretaciones, entre la religión musulmana entendida como fe en Allah y las comunidades de creyentes que por todo el mundo viven esa fe de manera diferenciada... Y nada de pruebas, nada de discusión.

    Ah, si, es "indudable" que: 1) se trata de agresiones coordinadas y 2) que la policía era cumplíce.

    - En el caso de la 1, hay que recordar las veces en las que FRM critica los inmigrantes por estar completamente despolitizados, ser los seres "no-humanos" más característicos, ya que solo quieren consumir. En qué quedamos, qué FRM los desprecia por ser una masa amorfe y fragmentada, una constelación de consumidores no-humanos; o los desprecia por ser monstruos espantosos, cargados de todas las peores características imaginables? Parece que las dos opciones se manifiestan en su discurso, según el humor quizás...

    - En el caso de la 2, hay que plantear la consecuencia de su afirmación de que " Es comprensible, pues quienes viven económicamente del Estado están obligados a servirle en sus operaciones estratégicas, sean las que sean. " Entonces la operación coordinada hubiera sido obra del Estado alemán?? Pero si éste quiere la "islamización" de Europa, por qué genera un escándalo enorme entorno a la cultura patriarcal de los supuestos agresores, que serían mayoritariamente - o todos?? hasta donde puede llegar esta forma de locura? - musulmanes??

    Lo peor es que hay gente que se traga estas tesis insípidas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no tiene nada que ver una cosa que dices con la otra,se pueden poner denuncias falsas ...dentro del matrimonio o la pareja,pero en este caso no es dentro del matrimonio o de la pareja.En ningún caso ha escrito Félix nada sobre alguna agrexion sexual y mucho menos de no creeŕselo.Sólo ha escrito en el ámbito de la pareja,pues como sabes,el Estado español(ese mismo que está conchabado con el aleman,que tú has criticado)creo la LIVG,la ley de leyes.No es la ley del talión,no,es la ley por la que los hombres y las mujeres tienen miedo de salir juntos y terminar viviendo y teniendo hijos,por lo que puede suponer al hombre,dejar de ver a sus hijos,quedarse sin casa y ser un auténtico paria social sin comerlo ni beberlo.Creo que este caso que tú has comentado y los mencianados en el post por Félix son tan parecidos como una rana a un garbanzo.
      Por otra parte,creo que es aventurado sacar conclusiones de lo que allí ha pasado y creo que el mensaje del compañero ayuda a mantener la serenidad que se debe en casos como este,un noticiable.Si se demuestra que ha sido así,que se diga y si no,pues no hay más que decir,nos mienten siempre y hay que aceptar que otra más nos han mentido.

      Eliminar
    2. La gente nos tragamos de todo,Galvao,pues no creo que nadie tengamos la verdad,¿o tú crees que sí compañero?¿Tú verdad es mejor que la mía o la de Félix?Todos nos equivocamos y está bien reconocerlo.
      En cualquier caso,parece que decir la verdad duele y por otra parte,si se tocan ciertos temas se te echan encima.Yo tengo que decirte que todos los inmigrantes que conozco quieren vivir como Forentino Pérez,quieren ver futbol,comer mucho y en buenos restaurantes,tener mucha tecnología,en cuanto pueden compran casa en la ciudad y casa en el campo,les gusta los lujos igual que a los españoles.Yo,como no comparto esto,no me puedo incluir en ningún grupo de estos y por eso lo digo así de claro,porque es lo que vivo en el día a día.Se me olvidaba que ambos bandos bufan por tener un buen coche.¿Es esto revolucionario?

      Eliminar
  4. Se que no te gusta responder en tu blog, pero surgen dos dudas importantes:
    La primera referente al mantenimiento de los harenes. Mantener una población de 6000 personas solo para follar... dudoso, tiene que cumplir más funciones. El comercio de esclavos es un hecho, pero las cifras son astronómicas.
    La otra es sobre la <>

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco tengo claro el punto de vista de Félix sobre los abusos masivos de inmigrantes musulmanes a mujeres alemanas, pero lo que él dice tiene su lógica, y no sólo sirve para este caso, sino para todos los relacionados con el islam en Europa. Veamos: ¿Por qué achacar a musulmanes ciertos hechos cuando lo que se está tratando es de islamizar a Europa? Ciertamente parece absurdo, pero lo que parece evidente no debe deslumbrarnos, y por contra, debemos mirar un poco más allá. Por ejemplo, juntemos ese asunto con otro: en Inglaterra están publicitando que el gobierno quiere obligar a los musulmanes a integrarse, aprendiendo en inglés, etc. Pero ¿ante que estamos con políticas de este tipo?; pues con el pretexto de "reconducir" al islam, lo que se hace es precisamente ACEPTARLO e INSTITUIRLO. ¿Y qe se consiguió con demonizar el racismo, instituir el antirracismo radical, cuyos resultados serán aún peores (ya lo estamos viendo). Y que se consigue con el feminismo, someter a las mujeres, una vez que los hombres están sometidos y degradados desde hace más de 200 años. Pues bien, volviendo al asunto del islam, ¿qué se consigue culpabilizando los inmigrantes musulmanes de todos los males? Pues que ciertos sectores de la gente de a pie se radicalicen en contra de los musulmanes, y del islam; y eso da pie a los gobiernos para tomar más medidas (positivas) de cara a proteger a los musulmanes y al islam... eso sí, al islam integrado y moderado, o supuestamente moderado, fortaleciendo e impulsando, de facto, la presencia de éste en Europa. En suma que, las banderas falsas no se dan sólo en forma de atentados, sino a todos los niveles. Casi podríamos afirmar que cada paso que dan los gobiernos en una dirección, para proteger tal o cual derecho, tiene por objetivo real cercenar todos los derechos, éstos, aquellos y los de más allá: TODOS. y por supuesto, dividir y enfrentar (eso siempre).

    ResponderEliminar
  6. Es ridículo que un pensador que sabe tantas cosas pueda revelarse tan vulnerable a sus demonios interiores y manifestar su ignorancia con tanta irresponsabilidad. Argumentos hay más que los que puedo ofrecer yo, pero los que puedo efectivamente ofrecer se estructuran sobre 3 ejes:

    1 - Por la línia de FRM hasta ahora, en que se limitó a publicar un par de artículos con algunos datos referentes al periodo del dominio musulman en la península ibérica. Su adversión por el Islam ya había quedado patente en algun caso, pero aún hizo algun artículo para su bitácora en la que reconocía la valía de los musulmanes revolucionarios que lucharon en las plazas durante la primavera árabe. Seguía siendo limitado en su análisis geopolítico internacional pero no se iba de madre como ahora. Lo más flagrante es su sensibilidad hacia el sufrimiento de las mujeres víctimas de violencia de género en las agresiones de noche vieja. FRM podría haber sido sensible también al sufrimiento de las mujeres españolas, pero mucho por el contario entabló una brega sin treguas con el feminismo, que luego se concretó incluso en publicaciones difamatorias en el seguimiento de los boicots que se llevaron a cabo para denunciarlo. Vaya visión estratégica esa la que a las primeras de cambio vacila, y cede en toda regla al bombardeo mediático!

    2 - Por reforzar el mensaje mediático sin siquiera dignarse a refutar las voces disidentes que no aceptan asociar sin más el Islam y el fascismo. Lo que se necesita para rebatir el discurso anti-Islam de la extrema derecha no es más odio y pánico moral, sino explicaciones congruentes de sus textos, de su evolución historica, de las características de las sociedades musulmanas. Tampoco es que considere que el Islam es la hóstia y que hay que islamizar Europa. La crítica al multiculturalismo la hago mía y la política de los países occidentales en cuestiones me parece de lo más hipocrita que hay. Por un lado existe ese discurso vomitivo, de signo paternalista, que quiere intergrar al Islam, que se niega a ver el peligro que representan los estados y los movimientos fascistas que utilizan el Islam para sus fines. Pero por otro existe la política neocolonialista de los estados dominantes que se encarga de realizar los tratos necesarios a la manutención de sus intereses, mediante la corrupción, la financiación del fanatismo musulmán, las guerras por los recursos naturales, la gestión de las poblaciones en territorios lejanos, etc. En este sentido el artículo de Marieme Hélie-Lucas que compartes es útil, ya que explica el contexto actual en Egipto y la importancia de los sectores islamistas. Pero ese artículo tiene algo que, hasta que existan pruebas fehacientes de ello - lo que por otra parte se debe aplicar a cualquier reflexión de este tipo - no me puedo tragar.

    ResponderEliminar
  7. (continua)

    3 - Por articular una teoria de la conspiración. En efecto, el artículo de Marieme Hélie-Lucas refuerza la presencia de la amenaza del fascismo islamista en nuestras sociedades, sin ofrecer datos de esta supuesta presencia masiva de islamistas en Occidente. Hasta que haya pruebas, insisto, es más probable que las agresiones de este año tomaron una dimensión anormal, lo que a su vez hizo visible el enorme número de denuncias. No creo que sea descabellado asumir que los comportamientos sexistas manifestados por los varones negros y árabes en cuestión - seguramente también los habrá blancos - son una ilustran una mentalidad que está siempre presente. Agresiones de este tipo son moneda corriente y el hostigamiento de las mujeres en las calles también. Una mentalidad que justifica las agresiones porque "siempre hay dos partes" y que las dos tienen culpa. Una mentalidad que Brigitte Vasallo describe ignorando que los estados de muchos países musulmanes son profundamente fascistas, y que éstos engendran mentalidades fascistas en sus sujetos. Las estructuras opresivas quedan para tras, para los sujetos migrantes ya las llevan en mente. Esto no quiere decir que los migrantes son un peligro: el peligro está en las estructuras estatales y mercantiles que fomentan esa mentalidad. Confundir los sujetos con los estados es un error funesto, que por otra parte es la esencia del fascismo, que fundamentaliza la creencia al impedir los sujetos de pensar.


    Por lo demás, hablar de todo esto permite incluir la idea de que los migrantes buscan integrarse a las sociedades de consumo en verdad YA ESTÁN mentalmente integrados en ellas porque han sido adiestradas para el efecto. De hecho, conozco un par de migrantes que tienen móbiles mejores que el mío, de estos teléfonos con pantalla táctil y tal. Ni siquiera son los más pobres de su sociedad: esos tienen pocas posibilidades de escapar al reclutamiento de los fascistas islamistas que vienen a golpear sus puertas y chantajearles amenazando con matar a su família. El enemigo está ahí, pero está a las antípodas de lo que afirma FRM.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es perfectamente posible que tras una dictadura los sujetos asuman el carácter autoritario de su gobierno.Todos asumimos(lo quieras o no)la sociedad en la que vivimos,de este modo,nosotros no podemos separarnos del gobierno del estado/capital/egolatria del mundo en que vivimos y eso se hace notar hasta en las formas.Sólo hay que observar la vida en un día de manera concienzuda para darse cuenta,¿por qué,si no,se comportan los "libertarios" de hoy en día como se comportan?¿Éstos fueron siempre así o tenían diferencias con respecto a los primeros anarquistas?La vida ha cambiado(a peor de lo peor)y las personas también,si esto no se entiende no se entiendo lo fundamental.

      Eliminar
  8. Hay mucha gente que trabaja para el estado y le hace lo que directamente no puede hacer la policía..
    Se llaman confidentes que a su vez conocen a gente que puede actuar previo pago de favores y por desesperación amoral.y si eran árabes... Y si hubo coordinación .leanse "la cuarta trama" ed ciudadela sobre el atentado del 11 de marzo en Madrid...y sabrán porqué ..en vez de mamotretos ideológicos y demagorreicos..de las universidades que no saben ni quieren saber .solo adoctrinar.un saludo cordial.Alejandro

    ResponderEliminar
  9. Hola Paco, la bibliografía que me pides está en el artículo que colgué el día 26 de noviembre en el blog sobre el libro "Islam y guerra civil española", de Francisco Sánchez Ruano.
    Si te interesa algo más lo tratamos mejor por correo
    Un abrazo.
    Félix

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fuente mas famosa de hitler y el islam viene del table talk, el supuesto libro de charlas en la mesa cuya legitimidad es muy dudosa.

      Hitler era cristiano, y la presencia musulmana en las fuerzas alemanas fue pequeñisima, en los años finales cuando necesitaron voluntarios y tropas una pequeña division bosnia exagerada propagandisticamente, similar a la visita del mufti.

      Los aliados, los imperios coloniales ingleses y franceses, tuvieron muchisimas mas tropas musulmanas.

      Los aliados para aislar a Hitler y reducir su influencia en otros paises cristianos le presentaron como pagano y ocultista exagerando simples actos folkcloricos y culturales.

      Si quieres una fuente, LEE LAS FUENTES ORIGINALES PRIMARIAS.
      Como el libro de quien estamos hablando, de altos cargos de su movimiento y los autorizados y recomendados, o busca en youtube videos oficiales, peliculas que hicieron, y los documentales sobre la guerra.

      ¿Quieres investigar historia?

      LEE A LOS AUTORES ORIGINALES, jamas a intermediarios.

      Es mi consejo.

      Saludos a todos.

      Siento entrar en politica pero son consejos basicos sea cual sea el tema, siempre los originales.

      Eliminar
  10. Existe un libro de Salvador de Madariaga"los moros que trajo Franco"me parece que se llama , relativamente fácil de obtener.aunque algo parcial.también yo quisiera dar con esos otros que cita Felix.Un saludo cordial.Alejandro

    ResponderEliminar
  11. A mí me parece evidente (aunque no tengo pruebas, más quisiera yo) que los sucesos de Alemania bien podrían enmarcarse en el contexto de la guerra del Daesh contra Europa y Occidente en general. Se podría tratar de una acción de baja intensidad y coste militar mínimo destinada a sembrar la incertidumbre y el caos a la par que se cuestionan las prebendas liberales de la cultura europea, concretamente aquellas que decretan cierta libertad de movimiento y autonomía de miembros del sexo femenino. El objetivo estratégico a corto poazo podría ser el de obligar a Occidente a adoptar medidas más restrictivas para con su propia ciudadanía y así minar la moral y la coherencia de la causa occidental, es decir, mostrar las contradicciones flagrantes de su discurso y perjudicar su credibilidad. Otro objetivo podría ser forzar a la UE a adoptar medidas más restrictivas hacia la llegada de inmigrantes y propiciar un cierre de las fronteras. A fín de cuentas en la parte de Siria controlada por el Daesh supongo que les interesará detener el flujo de fugados y fugadas y evitar que se les escape hasta el apuntador.....

    ResponderEliminar
  12. También me parece bastante irrelevante el elucidar si los nazis pretendían islamizar Europa o no. Por mucho que les fuera el rollito "esotérico", o quizás precisamente por ello lo cierto es que su atención recayó de un modo u otro sobre la religión musulmana, igual da si para islamizar el continente ya de aquellas o simplemente como inspiración para la creación de su religión de nuevo cuño.Esto último no deja de ser significativo. Quizás vieran en el Islam aspectos complementarios que ni el cristianismo ni la mitología nórdica o germana les podían proporcionar para tamaña labor.

    Lo cierto, y es importante que esto empiece a salir a la luz de una jodida vez, sin miedo a la corrección política multiculturalista, es que se hace urgente la realización de estudios comparativos entre las 3 grandes religiones monoteistas y quizás alguna más. Resulta muy fácil acusar a todas por igual de los mismos crímenes y fanatismos pero una mirada filosófica, histórica y laica comparativa podría arrojar mucha luz sobre diferencias también flagrantes. Aquí somos occidentales y para bien o para mal, por muy ateos, laicos, anarcos o comunistas que queramos ser, la herencia cristiana nos acompañará siempre incluso hasta extremos tan paradójicos como el que la base para poner fin a la teocracia y el paso a una sociedad laica haya estado al menos justificada por criterios éticos y de justicia que no podrían haber existido sin el cristianismo. Así de complejo es el tema.

    Yo personalmente pienso que estos detalles son importantes y sí, es posible que aun siendo todas las grandes religiones una gran mierda pinchada en un palo, quizás cogidas por separado, esto es de manera analítica, se pueda descubrir que unas son mucho más mierda que las otras en general o en ciertos aspectos por lo menos.... Pero mientras el debate siga encorsetado entre el oportunismo de la extrema derecha (némesis occidental del integrismo islámico en ciertos aspectos aunque no en todos) y el buenismo ingenuo del izquierdismo más pueril, aquí no habrá avances significativos y la confusión irá inevitablemente en ascenso.

    El tema es delicado, pero sólo la sinceridad y un sentido moral fuerte que proscriba en todo momento la creación de chivos expiatorios vengan de donde vengan, podrá sacarnos del atolladero.

    ResponderEliminar
  13. Todo esto para mi es muy enrevesado, soy como muchos un mero observador, la unica verdad es que al paso que vamos vamos a desaparecer los autoctonos en Europa, pero antes de eso, antes de que por mayoria demográfica nos superen, habrán guerras terribles civiles-etnicas, y estas serán de exterminio, la solucion es sencilla para evitarlo, mandar a los musulmanes a sus respectivos paises para siempre, y no vale los que sean descendientes, siempre serán musulmanes, nunca europeos ni se sentiran así, por tanto, o ellos o nosotros

    ResponderEliminar
  14. El exterminio de cristianos en oriente medio,hace reunirse al papa con el lider ortodoxo tras mil años..Creo que está bastante claro que hay una linea a seguir y esta linea a seguir al llevan a cabo los distintos grupos de poder y militares que operan desde Arabia Saudi y el pentágono pasando pro Israel,,los maximos impulsores de este exterminio,,Obama ya ha conseguido que exista una propuesta para condenarle por genocida,,por las primaveras árabes, el conflicto de Ucrania, o Siria...Un negro genocida..y no es africano..y se le dio el de la paz,,creer y no ver..https://actualidad.rt.com/actualidad/199233-obama-juzgado-crimenes-guerra

    ResponderEliminar
  15. Siento decirte Félix que en este artículo desbarraste bastante, en mi opinión, y merecería una rectificación. Te mandaré el enlace cuando escriba sobre este tema en el que no veo representada la verdad, ni en Briggite Vasallo ni en este artículo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Solo con el animo de enriquecer el conocimiento y argumentos me permito publicar cual es la situacion en el COran de la mujer en lo tocante a la herencia, en la que no resulta mal parada, incluso beneficiada, en contra de lo que comunmente se piensa.

    , Al nissa (las mujeres 4-11).
    Haya os prescribe acerca de (la herencia de) vuestros hijos: al varón le corresponde la misma parte que a dos hembras.

    Solo voy a citar algunos ejemplos que son mas relevantes:

    Si el difunto deja hijos, su padre y su madre, sus padres tienen la sexta parte INDEPENDIENTEMENTE si es hombre o mujer: وَلأَبَوَيْهِ لِكُلِّ واحِدٍ مِنْهُما السُّدُسُ,
    Al nissa (las mujeres 4-11).

    Si el difunto deja hermano o hermana de su madre, cada uno lleva la sexta parte de su herencia, INDEPENDIENTEMENTE si es hombre o mujer: وَلَهُ أَخٌ أَوْ أُخْتٌ فَلِكُلِّ واحِدٍ مِنْهُما السُّدُسُ , Al nissa (las mujeres 4-12).

    Si el difunto deja dos o más hermanos o hermanas de su madre, los hermanos comparten heredando el tercio, y las hermanas comparten también un tercio, INDEPENDIENTEMENTE de su sexo: فَإِنْ كانُوا أَكْثَرَ مِنْ ذَلِكَ فَهُمْ شُرَكاءُ فِي الثُّلُثِ ,
    Al nissa (las mujeres 4-12).

    Si la mujer difunta deja un marido y una hija, su hija heredará la mitad sola, OJO su marido herede la cuarta parte. Es decir en este caso su hija lleva el doble que su padre:
    وَلَكُمْ نِصْفُ مَا تَرَكَ أَزْوَاجُكُمْ إِنْ لَمْ يَكُنْ لَهُنَّ وَلَدٌ فَإِنْ كَانَ لَهُنَّ وَلَدٌ فَلَكُمْ الرُّبُعُ مِمَّا تَرَكْنَ,
    Al nissa (las mujeres 4-11).

    Si el difunto deja una esposa, dos hijas, y un hermano suyo(es decir del difunto = tío de las hijas), su esposa lleva la octava parte, y las hijas llevaran dos tercios, es decir un tercio para cada una de ellas, y el resto será para su tío, el hermano del difunto, en este caso las hijas heredan mas que su tío: فَإِنْ كَانَ لَكُمْ وَلَدٌ فَلَهُنَّ الثُّمُنُ مِمَّا تَرَكْتُمْ ,
    Al nissa (las mujeres 4-11).

    Lo cual se demostró que la Aya de لِلذَّكَرِ مِثْلُ حَظِّ الأُنْثَيَيْن, Al nissa (las mujeres 4-11).
    No es una regla general, sino es un caso de los muchos casos, según la situación, ya que hay más casos donde la mujer lleva mas que el hombre, que los casos donde el hombre herede mas que ella.

    ResponderEliminar

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.