Follow by Email

domingo, 16 de septiembre de 2012

MISIVA A UNA AMIGA QUE ME INVITA A UNA CONCENTRACIÓN ANTITAURINA



Estimada amiga: Necesitamos una, diez, cien, mil, concentraciones (y más cosas...) contra el trabajo asalariado, que está matando espiritual y físicamente a las personas, a los y las trabajadoras. 

Necesitamos una sociedad sin trabajo asalariado.

La izquierda se dice "anticapitalista" pero no anti-trabajo asalariado, pues lo admite con mucho gusto cuando está bien pagado, esto es, cuando destruye con más eficacia la esencia concreta humana.

El verdadero anticapitalismo, sin comillas, es el que lucha contra el trabajo asalariado, no el que "lucha" por salarios más altos, mejor pagados. Quienes preconizan tal cosa, quienes se quedan en la lucha por más dinero, son los peores burgueses, los más encanallados reaccionarios.

El trabajo asalariado mata la inteligencia, destruye la voluntad, lamina la sociabilidad, embota la sensibilidad, anula el sentido moral. Nos hace unos brutos sin cerebro ni corazón, meros autómatas y monstruos con apariencia humana.

El salariado destruye la esencia concreta humana porque hace imposible la construcción pre-política del sujeto. Ahí esta el gran problema.

No hay ningún trabajo asalariado "bien pagado", como no hay ninguna esclavitud aceptable.

La reconstrucción de la humanidad y la regeneración del ser humano demandan imperiosamente poner fin al trabajo asalariado.

Es algo vital. Una humanidad, libre, autogobernada, moral, autogestionada y asentada en el amor de unos a otros (ayuda mutua) necesita de una sociedad sin trabajo asalariado, sin burguesía, sin patronal, sin capital.

No deberíamos dedicar nuestro tiempo y energías a cuestiones que en nada alteran la esencia del sistema de dominación, mientras casi nadie hace nada contra el trabajo asalariado, dejando a un lado a la magnífica Simone Weil, esa maravillosa mujer, y a Harry Braverman. Las cuestiones insustanciales no puede sustituir a las sustanciales, lo que es de tercer orden no debería ser usado como medio de distracción de lo decisivo. Cuando hagáis una convocatoria contra el trabajo asalariado dímelo y estaré en primera fila. Con mucho afecto, quedo a tu disposición.

Félix Rodrigo

15 comentarios:

  1. Hoy me han ofrecido un puesto de trabajo con un sueldo elevado, con residencia en Madrid y un "futuro prometedor"...si me esfuerzo. O yo estoy muy loco o el término futuro tiene un significado para mi diferente al resto. Mi mente saltó desde la ilusión de vivir en la vida propuesta, a la existencia simple que llevo, en cuestion de segundos:
    - Gracias por vuestro ofrecimiento, pero por ahora me quedo aquí.
    - Piensatelo bien, las oportunidades pasan solo una vez en la vida.
    - Por eso. Mi hijo crecerá y cuando tenga 15 o 16 años querrá estar solo con sus amigos, es ley de vida. Me quedan 12 años para compartir el tiempo intenso que estoy viviendo con el.
    - Y cuando crezca y se independice ¿que? ¿de que vas a vivir?
    - De lo mismo que ahorá, pero con menos necesidades aun.
    - A nadie le gusta el dinero, pero es necesario para vivir
    - A nadie le gusta pararse a probar si se puede vivir sin mucho dinero, pues te convencieron que es una locura salirse de "la carrera de ratas".
    - Tu separación te ha afectado mucho.
    - Si, ahora soy feliz con muy poco y me di cuenta que crecen flores a la vera de los caminos.
    - No queremos ofenderte pero así no vas a encontrar pareja.
    - No pienso pertenecer a ningun club que me admita como socio.
    - Ilde, has perdido el juicio.
    - He perdido el tiempo que no empleé en vivir. Pero no os preocupeis, aprendo rapido.

    ...para empezar a deambular por un camino, solo es necesario dar el primer paso.

    (Extraído del blog Diario de un aspirante a ser felíz)

    PD: personalmente no comulgo con el título de dicho blog ni con su orientación general, pero extractos como éste son relámpagos de la Revolución por la que nos esforzamos)

    Un abrazo muy fuerte
    Iñaki

    ResponderEliminar
  2. ¿Por qué no lo hace usted? Convoque a una concentración anticapitalista en contra del trabajo asalariado. No es cuestión de predicar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso implicaría realizar un esfuerzo. No le pidas a un vago que se mueva, Krates, es pedirle peras al olmo.

      Eliminar
  3. Una de las formas en las que se perpetúa el Estado es a través de la tradición. Completamente seguro que a los catalanes les importaba un pimiento si era ético o no el taurinismo, pero si eso sirve para quitar la tradición española y dejar la mía estoy atacando al Estado. De ahí que los nacionalistas españolas la defiendan.

    ResponderEliminar
  4. Vaya, entonces la tortura pública de animales ¿es algo insustancial y de tercer orden? El trabajo asalariado es una forma de dominación que efectivamente hay que erradicar, pero también las corridas de toros y toda forma de esclavitud, que por cierto la que se ejerce contra los animales es legal y está bien vista y me atreveré a decir que hoy en día es la que arroja más muerte y sufrimiento. Por otro lado, una cosa no quita la otra. Se puede luchar contra el trabajo asalariado a la vez que se hace el esfuerzo de no contribuir a la dominación de los animales. Además ¿qué tienen que ver los animales con nuestros problemas? ¿Por qué se han tenido que ver afectados históricamente por nuestra conducta de dominación? Ahora se pide su liberación y ¿la gente dice que eso no es importante?. Por supuesto que lo es, porque debemos entender que la explotación animal es una forma de dominación como otra cualquiera y como tal hay que tender a su erradicación.

    No es concebible un futuro mejorado para humanos en el que se siga esclavizando y asesinando animales.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Pienso que se pueden abrir varios frentes y el antitaurino y de defensa de los animales no tiene porque dejarse de lado, a pesar de que hay que priorizar y está claro que hay que poner las máximas energías en lo más importante, como sería en este caso acabar con esa lacra humana que es el trabajo asalariado, la esclavitud "encubierta" del mundo contemporáneo.
    En este sentido quiero creer que mucha de la gente que milita defendiendo los derechos de los animales estará también totalmente de acuerdo con que se acabara con el trabajo asalariado.
    Lo que sí es verdad, reiterando lo ya dicho, es que hay que priorizar, eso es cierto.

    Un saludo y muchas gracias por tus publicaciones.

    ResponderEliminar
  6. Hola Félix,

    Magnífico y preclaro artículo, que ha suscitado en mí una reflexión, la cual comparto ahora contigo y con todos los lectores, deseando contribuya también a crear conciencia sobre esta cuestión fundamental del trabajo asalariado.

    Un abrazo.
    -

    "Trabajo asalariado: el “yugo-salvavidas” que hunde a la persona y mantiene a flote al esclavo estatal"

    http://liberacionahora.wordpress.com/2012/09/20/trabajo-asalariado-el-yugo-salvavidas-que-hunde-a-la-persona-y-mantiene-a-flote-al-esclavo-estatal/

    ResponderEliminar
  7. ---

    Hola, Félix.

    Sí, soy el "zamorano imposible". Muchas gracias por haber visitado mi modesto blog, y hasta haber dejado un comentario en él.

    Sobre el trabajo asalariado, comparto tu concepción general, pero discrepo respecto a que debería desaparecer por completo, pero de una forma en la que en realidad refuerzo tu tesis de fondo con todo esto, porque, en las sociedades primitivas y realmente hermanadas en lo personal y en lo colectivo, tan sólo la gente socialmente más despreciable (y de quien nadie querría nada ni atada) no tenía precisamente otra salida de subsistencia que,... ¡tachín, tachín!, el trabajo asalariado, en efecto, si trabajaban para otro entonces su "producción" sí que era aceptada.

    No se si me he sabido hacer entender.

    un saludo cordial.
    eladio turiel sandín.
    ..

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Así pues tenemos que considerar la tauromaquia, es decir, la tortura pública de animales como un asunto insustancial y de tercer orden. Pues no estoy de acuerdo, Félix. Me temo que hasta que no aprendamos a tratar a los animales como es debido y a tenerlos en consideración nunca cambiaremos nada, ni el trabajo asalariado ni cómo desprendernos del resto de dogmas que rigen nuestras vidas. Es más, diré en defensa de los 60.000 millones de animales esclavizados y asesinados al año por capricho humano que ellos no tienen nada que ver con nuestros problemas y sin embargo lo pagan mucho más. Su necesaria liberación es por tanto un asunto de primer orden.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. La vida de UN SOLO TORO o GATO o PERRO o GALLINA merece exactamente el mismo ESFUERZO Y SERVICIO DESINTERESADO que el de cualquier trabajador asalariado. En caso de no poder dedicárselo siempre está uno a tiempo de callarse la boca y leer incluso un poco más entre lineas a Simon Weill. El amor carece de adjetivos; no puede profesarse solo a hombres trabajadores y asalariados. La reconstrucción de la humanidad y la regeneración del ser humano no sólo demandan imperiosamente poner fin al trabajo asalariado demandan mucho más; empezando por el amor compasivo y el APOYO MUTUO.

    Javi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien, Javier, leer tu respuesta!
      Me temo que el especismo es el fondo sobre el que se perpetúan todas las demás esclavitudes y el más silenciado.
      A ver: que levanten la mano todos aquellos trabajadores asalariados que no usan a los animales en provecho propio (de cualquier forma y manera)...
      ¡Uy! Si me sobran dedos en el recuento!

      Eliminar
    2. No es necesario amar a nadie, ni siquiera a los animales, para sentir compasión por ellos y repugnancia por su sacrifico cruel. Si hay algo mínimo de lo que puede presumir el ser humano es haber desarrollado una serie de sentimientos entre los cuales la compasión es tan humana como el amor, la igualdad etc,

      Eliminar
  11. "Cuando hagais una concentración contra el trabajo asalariado me avisas".....

    Que fácil es decir a la gente lo que tiene que hacer. Muy de iluminados esa postura por cierto, de lider de opinión o lo que sea. Trabaja en una organización y lo haces, Felix. No te digo en la CNT, burgueses y reaccionarios de la peor ralea, que te saldía urticaria, montate una a tu imagen y semejanza, así en plan divino.

    No al trabajo asalariado ni a las mejoras en los tajos....je....que fácil es hablar cuando no se tiene que acudir a una fábrica para alimentar a tu familia...

    Ya se que no publicaras esto, como otras muchas cosas...pero bueno...ahí queda...

    Saludos de un neo-lerrouxista malvado

    ResponderEliminar
  12. El problema de los humanos es que se creen hijos de algún dios y que han heredado la Tierra y como pueden, explotan no solo a sus prójimos también a las demás especies. Salir diciendo que como hay mucha gente que lo pasa mal no se pueden gastar esfuerzos en la defensa de los animales, es como decir que como hay gente etc. no hay que gastar esfuerzos en luchar contra la contaminación, las nucleares, la prostitución infantil etc. Es una forma de especismo. O sea de racismo humanoide

    ResponderEliminar

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.