Follow by Email

domingo, 23 de junio de 2019

EL GOBIERNO FEMINAZI DE PEDRO SANCHEZ OBLIGA AL I.N.E. A FALSIFICAR DATOS SOBRE DEMOGRAFÍA

Félix Rodrigo Mora
         Tal como expongo en el libro “Erótica creadora de vida. Propuestas ante la crisis demográfica”, al constatar el dramático agravamiento de la desnatalidad (problema que ellos, los poderes constituidos, han creado), los gobiernos, y en especial el español, el más nazi-feminista y genocida del planeta[1], se han lanzado a falsear desvergonzadamente los datos estadísticos.

         Inicialmente, el INE (Instituto Nacional de Estadística) facilitó información sobre que en los últimos diez años (2008-2018) el número de nacimientos habían descendido un 40%, cifra muy alarmante pero más creíble, aunque tal vez algo baja, pues la real se aproxima ¡al 50%!, lo que es pavoroso. Poco después el gobierno socialfascista del PSOE enmendó la plana autoritariamente al INE, obligándole a emitir una nota donde se señalaba que aquél había sido un “cálculo erróneo” y que la caída era “solamente” de un 30%, o de “casi un 30%”. De inmediato, el principal diario fascio-progresista, El País, remachó el clavo dando, como acostumbra, la razón al gobierno de la izquierda híper-capitalista y a sus jaurías genocidas.

         Esto no es nuevo pero si es un salto adelante bastante grave en la política estatal y gubernamental de velar la catástrofe demográfica en curso con falsificaciones, ocultaciones, adulteraciones y vulgares mentiras. No solo sucede aquí pues, por ejemplo, el gobierno de la India está entregado a las mismas argucias fuleras, aunque con una diferencia notable. Que allí la demografía aún esta “alta” aunque es insuficiente y en rápido retroceso, quizá en 2 ó 1,9 hijos por mujer, mientras que aquí se encuentra en la mitad o en menos, en 0,9 y disminuyendo aceleradamente, lo que es una situación temible, aunque el gobierno ofrece datos entre el 1,3 y el 1,4, ¡que son absolutamente falsos! También están ya mintiendo a lo grande las autoridades de China, etc., y en unos años lo harán todos los gobiernos. Temen la reacción popular, les preocupa que se cree una ola de pánico a nivel mundial[2] y se sirven del engaño para protegerse y desmovilizar a los pueblos.

         Somos el país más envejecido y senil del planeta, un verdadero geriátrico, más que Japón y Corea del Sur, que ya es decir, y ello ocasiona unos efectos, también económicos, que nos aniquilarán como pueblos y como individuos en dos décadas, si no se hace algo muy enérgico en los próximo cinco años. Después, ya nada, o apenas nada, servirá…

         Pero mientras que aquí está prohibido debatir públicamente el asunto, en los demás países no sucede eso, por ejemplo en Japón. En lo que llaman España, a quien se aventura a señalar que la situación es trágica, aunque sea de forma tímida y respetuosa, primero le sancionan, luego le apalean despiadadamente en los medios fascio-progres y en las redes sociales (con equipos pagados para ello, como vienen haciendo conmigo) y finalmente le echan encima a las criminales jaurías feminazis y fascio-izquierdistas. Así han logrado crear una situación de espanto social generalizado, gracias a la cual nos hemos convertido en un rebaño dócil, cobarde y resignado que marcha en lúgubre silencio hacia su extinción. Ésta no es sólo cultural y lingüística sino también étnica: el racismo antiblanco institucional desea destruirnos como etnias, que nuestros genes desparezcan para siempre. Así son de racistas.


[1] Esta afirmación no es gratuita ni es el resultado de un acaloramiento verbal. Se deduce con rigor a partir de un hecho incuestionable, que lo que se llama España es el país más envejecido con mucho del planeta. Con mucho. Y eso proviene de la prohibición, feroz y total, del cortejo, el galanteo, la exhibición corporal, el reclamo erótico verbal y el coito heterosexual fecundante (también del no-fecundante), de facto, por el feminismo neo-patriarcal y genocida, generosamente financiado por el Estado español, la UE y la gran patronal. Cuando haya libertad para el sexo heterosexual el problema se irá resolviendo, aunque para evitar el caos total de la sociedad por escasez extrema y creciente de personas, de mano de obra, eso debe lograrse antes del año 2025, pues luego ya no habrá un número mínimo suficiente de mujeres en edad fértil.
[2] Para lo cual están, entre otras muchas argucias, promoviendo libros que admiten una parte de la verdad, que ya no puede ser ocultada del todo, e incluso hablan de un “planeta vacío”, como si esto fuera un asunto económicamente irrelevante y un problemilla social menor, sin importancia. Los próximos años conocerán una miríada de sub-productos propagandísticos y politiqueros de similar catadura, rotundamente estafadores y falsarios. Claro que con ellos no va a nacer más niños… así que les espera el descrédito e incluso la ira popular, al comprobar que todo eso son engañifas institucionales para lograr que los pueblos del mundo se dejen exterminar mansamente.


1 comentario:

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.