Follow by Email

miércoles, 29 de mayo de 2019

LOS CAPITALISTAS Y LOS "ANTICAPITALISTAS" A FAVOR DE LA EMIGRACIÓN EN EUSKAL HERRIA


El presidente de la Confederación de Empresarios de Bizkaia (CEBEK), Iñaki Garcinuño, en el discurso ante la asamblea general de los capitalistas vizcaínos, celebrada el 16 de mayo, declaró que Euskal Herria necesita más emigración, más mano de obra foránea. Pide que se la acoja con entusiasmo, se la dote de recursos económicos y se la regularice, ante "la falta de mano de obra joven". Además, este sujeto, un empresario genocida más, se mofa de la solución natalista, al exponer que promover la natalidad, en todo caso, daría resultados en 18 o 25 años, pero que ahora la solución es más emigración. Mucha más. Muchísima más.
O sea, los neo-negreros siguen en sus trece. La meta es aniquilar étnicamente al pueblo vasco, el procedimiento más terrible para liquidar la cultura y la lengua vasca. Lo que no ha conseguido el Estado español, operando a sangre y fuego desde la Constitución de 1812, lo está logrado, desventuradamente, esa combinación de empresarios, ONGs, izquierda "anticapitalista", clero católico, PNV, Bildu, Estado español, feminazismo y otras fuerzas que se dicen progresistas.
Ya ahora, el 26% de los cada año más escasos nacimientos que tienen lugar en territorio vasco son de madre extranjera. En cinco años serán el 50%. En 10 llegarán al 80%. Así, se habrá culminado la limpieza racial de los vascos étnicos, que en solo un decenio, para el tramo de edad de los menores de 40 años, estarán en minoría en su propio país. Ello, digan lo que digan personas mal informadas, que no comprenden nada de lo que está sucediendo y que repiten los lemas acuñados por el poder español-empresarial, será la liquidación del euskera, su destrucción definitiva, quedando reducido a una lengua de minorías muy reducidas, bastante marginadas e incluso perseguidas.
El ansia exterminacionista y genocida de la patronal vasca se manifiesta también en la falsedad de lo que afirman. No es verdad que Bizkaia carezca de población joven apta para trabajar. No, eso todavía no es verdad, como se manifiesta en que una parte notable de los menores de 35 años hayan tenido que emigran en busca de trabajo. Lo que la patronal hace es argumentar con tal embuste para justificar su criminal política de exterminio étnico de los vascos, ahora escogida como la forma más rápida de realizar su exterminio cultural-lingüístico. La patronal "vasca" sigue siendo tan canalla como siempre, tan antivasca y españolista (ahora sería mejor decir europeísta EU) como de costumbre, como lo ha sido en los últimos 200 años. Su meta continúa siendo una e invariable, exterminar al pueblo vasco, lo que ahora realiza con la ayuda de las jaurías fascistas del "anticapitalismo" de la izquierda y del feminazismo, perseguidores del sexo heterosexual y con ello responsables principales de la catástrofe demográfica que está sufriendo el pueblo vasco.
Las lenguas tienen futuro cuando son lenguas MATERNAS, no cuando el perverso aparato escolar (español en este caso, no se olvide esto) las enseña, malamente. Porque las lenguas son realidades populares, no estatales, como expongo en el Prólogo al libro de Javier Goitia "El ADN del euskera", que con toda la intención titulo "Lengua y pueblo. Pasado y futuro". No hay solución escolar, menos aún en las actuales condiciones de Europa, cuando la UE está imponiendo el inglés neo-lengua para barrer todas las lenguas europeas (el castellano también, el inglés de verdad también), con el fin de crear una Europa unificada culturalmente, militarizada, bajo la hegemonía del imperialismo alemán, lo que denuncio en "Proposamen pertsonala euskal herrirako estrategiaz eta egitza-planaz". Por eso, cuando el 50% de los nacimientos en el país de los vascos sean de madre no-nativa sabremos que aquella lengua muchas veces milenaria habrá entrado en agonía.
Quedan cinco años para resolver, a la desesperada, esta situación, como expongo en mi libro, a punto de ser editado, "Erótica creadora de vida. Propuestas ante la crisis demográfica". Las fases del proceso de salvación de la cultura, la lengua y la etnia vasca tiene que ser: 1) elaborar un análisis de la realidad del euskera hoy, que tenga en cuenta todos los factores, entre ellos la emigración, 2) llevarlo a la opinión pública por todo los medios, entrando en combate con los neo-negreros y exterminacionistas empresariales (y sus agente pagados) partidarios de la emigración de masas, 3) promover movilizaciones populares cada vez más intensas a favor de un repunte de la natalidad, 4) establecer un régimen matrilineal, o matriarcal, en Euskal Herria, lo que es conforme con su historia, aunque opuesto del todo al capitalismo, haciendo realidad el lema "Euskal Herria desde sí misma", 5) conquistar la libertad para el Eros heterosexual reproductivo, contra la demonización de la sexualidad hetero que lleva adelante el Estado español feminazi y neo-patriarcal.
Sin matriarcado no hay solución, porque sólo un orden político y económico que ponga a la mujer en el centro de la vida social puede resolver la pavorosa crisis demográfica en curso. Eso equivale a establecer una economía comunal vasca autogestionada y un orden político centrado en el batzarre. Por suerte, el matriarcado forma parte de lo más auténtico de la cultura, las relaciones sociales y la cosmovisión vasca. Todo ello es la revolución.
Si en cinco años, es decir, antes de 2025, no ha habido una reacción popular decisiva de esa naturaleza, sólo quedará, ya, llorar por el euskera.
En cinco años.
-- 
Félix Rodrigo Mora



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.