Follow by Email

jueves, 16 de julio de 2015

LA DEMAGOGIA, COMO LA MENTIRA, TIENE LAS PATAS CORTAS. MÁS SOBRE GRECIA

        La pregunta es por qué no arde Grecia a pesar de la dureza de las medidas que le han sido impuestas por la Troika, por qué la gente no se ha echado a las calles para hacerlas espacios de lucha revolucionaria.

         Hay una respuesta primera, porque el partido de izquierda que la Troika y el Estado-gran capital alemán han llevado al gobierno para manejar políticamente a las multitudes, Syriza, está realizando magníficamente su labor. Haciendo un uso descomunal de la mentira y la demagogia, ha convertido a la gran mayoría del pueblo griego en un pacífico rebaño de ovejas que se deja trasquilar. Quizá en el futuro inmediato esto cambie pero por ahora es así.

         Syriza, como su partido hermano español, ha desmovilizado a las clases populares, al convencerlas de que todo puede lograrse desde las instituciones, estando en el parlamento y aplicando las leyes. Ha transformado al luchador social en simple votante, además de en un embobado adorador del Jefe Tsipras. Ha desactivado las resistencias y desorganizado a la sociedad, al ir absorbiendo, para a continuación anular, un buen número de organizaciones y colectivos populares.

         Una jugada maestra ha sido el referéndum de 5 de julio, pues con un acto meramente institucional y de nula significación práctica, otorgó satisfacción psicológica a quienes se niegan a ser un país-colonia, haciendo que se desmovilizasen y apartándoles de las calles, llevándoles a la pasividad y la apatía. Muy maquiavélico, muy brillante.

         Tal es la perversa política de los nuevos reaccionarios, capaces de alcanzar lo que la derecha clásica no puede lograr, a saber, que la marcha hacia una UE de la pobreza, el trabajo incesante, una nueva revolución industrial y la prepotencia global de los altos funcionarios y los ricos se haga de forma asombrosamente pacífica y ordenada. Por eso, tales nuevos reaccionarios son mantenidos con colosales gastos en mercadotecnia, a la vez que se va colocando a sus jerarcas y cuadros en puestos y sinecuras estatales bien remuneradas, desde los ayuntamientos a las cajas de ahorro, donde pueden hacer, además, lucrativos negocios legales e ilegales.

         Quienes ahora dicen estar “desilusionados” con Syriza y su Jefe son unos ingenuos o unos mentecatos, porque ambos han sido aupados al gobierno por los poderes europeos y griegos. Para eso fueron constituidos, lanzados como un producto de mercado más y llevados a ganar las elecciones, no para luchar contra la Troika o resistir al capitalismo: todo eso era sólo el malicioso reclamo publicitario con que se “vendió” la operación…

         Por tanto, quienes preconizan la estrategia de estar en las instituciones pueden ahora observar para qué ha servido en Grecia. La alternativa adecuada es permanecer fuera, movilizar en la calle, dar la batalla al capital-ente estatal golpe tras golpe y difundir una estrategia de revolución total. Este enfoque será cada vez más realista y exitoso a medida que se compruebe en los hechos el fracaso de la novísima casta politicista y partitocrática, la de los Tsipras y los Iglesias, y según vaya deteriorándose la situación social en la UE en los próximos años.

         La neo-casta de la izquierda, los nuevos reaccionarios del progresismo pro-capitalista, son hoy el enemigo principal, por delante de la derecha[1], de las clases trabajadoras europeas.

         Es indicativo de su catadura que cuando Syriza gana el referéndum lo que hace a continuación es ofrecer a la Troika unas condiciones incluso más leoninas y expoliadoras de lo que ella había demandado en un primer momento. Eso se explica porque los gerifaltes de ese partido desean hacer méritos ante sus amos, para recibir de ellos las correspondientes sinecuras personales y de grupo.

         La prefabricada y teledirigida ola de institucionalismo, legicentrismo, fervor por el parlamento y demás patochadas pasará, ya está pasando, sobre todo porque se está comprobando que no proporciona nada positivo y sí mucho negativo. Tras ella vendrá, muy probablemente, un ascenso en el interés y la adhesión al proyecto y programa de la revolución social integral.

        


[1] Significativamente, la derecha está haciendo la política de la izquierda. En lo referente a los impuestos, por ejemplo, el PP está aplicando las medidas que aparecen en el programa de IU de 2011, con la particularidad de que incluso aumenta los tipos impositivos del IRPF, IVA, impuesto de sociedades, IBI, etc. Que la derecha sea la ejecutora del programa fiscal de la izquierda prueba la fundamental coincidencia de naturaleza y metas entre ellas, ambas meros instrumentos del Estado y el capital. El primero, gracias a lo diseñado por IU y aplicado por el PP, en 2014 ingresó 175.000 millones de euros, a pesar de la crisis económica. Así pues, ¿quién es más “neoliberal”, la derecha o la izquierda? Si se toma como referencia la mayor o menor presión tributaria, la izquierda… Ahora se prepara una candidatura de “unidad popular” izquierdista, jaleada por lo más granado de la industria del ocio y el espectáculo, uno de los peores instrumentos para la degradación y el embrutecimiento de las masas. A su frente está el neo-franquista Almodóvar y el lacayo por excelencia de la pequeña pantalla, El Gran Wyoming, entre otros. Veremos si en su programa superan o no a Mariano Rajoy en la explotación fiscal de las clases trabajadoras.

6 comentarios:

  1. La gente Si se ha echado a la calle y Grecia está ardiendo,aunque los medios oficiales no lo difundan se puede comprobar en algunos medios alternativos y vídeos amateur.
    Si no hay más es porque el pueblo lleva siendo destruido durante demasiados años y está muy dividido, además los medios represivos han mejorado infinitamente con la tecnología, pero los revolucionarios solo siguen contando como máximo con botellas de gasolina.
    En África también hay desde siempre muchas manifestaciones y huelgas muy importantes y que yo sepa ni una sola llega a oídos de occidente.

    Nosotros estamos peor, tanto económicamente como de concienciación social o disposición para la lucha, así que miedo me da pensar como vamos a terminar cuando nos toque, que no falta demasiado.

    ResponderEliminar
  2. Para el que no haya caído del burro van llegando momentos para caer. Muchos programas de radio alternativos han estado jaleando con lo del referendum y ahora callan ante la monumental estafa. " sé sabio y aprende a dudar", excelente anàlisis Félix

    ResponderEliminar
  3. Yo lo único que pediría es,por favor,¡no mas leyes!La gente cree que haciendo leyes todo se arregla,la prueba es que no es así,las leyes sirven para hacernos la puñeta a todos por igual,con la salvedad de una pequeñísima minoria de afortunados allegados al poder.

    ResponderEliminar
  4. Sí, señor, una visión muy lúcida.
    Ya me imagino que los miembros de la "nueva secta" te van a dar por todos lados por lo que dices en este artículo.
    Hay mucha gente que querría cambiar las cosas y que ha decidido creerse ciegamente y a pies juntillas, todo lo que digan los de Podemos y artefactos similares.
    Aunque las evidencias de cuál es la auténtica misión de Iglesias y cia (¿he dicho CIA? me traicionó el subconsciente), sean tan cegadoras, aunque sea tan obvio a ojos de cualquier persona con dos neuronas conectadas que Podemos tiene la misión específica de reventar una posible revolución popular, muchas personas han decidido cerrar los ojos a tales evidencias.
    ¿Por qué? Porque es más fácil confiar y entregarse y después, si es necesario, lamentarse, que abrir los ojos todo el rato y mojarse el culo continuamente.
    Es muy duro luchar contra el monstruo: mejor nos creemos que podemos negociar con él.
    Por cierto, ahora Podemos tiene otra misión para el establishment español, razón por la cual recibirá una nueva oleada de oxígeno mediático...al menos hasta el 27 de septiembre.
    Después los crujirán, para que no alcancen la mayoría absoluta y siga la pantomima indefinidamente...

    ResponderEliminar
  5. "Significativamente, la derecha está haciendo la política de la izquierda. En lo referente a los impuestos, por ejemplo, el PP está aplicando las medidas que aparecen en el programa de IU de 2011, con la particularidad de que incluso aumenta los tipos impositivos del IRPF, IVA, impuesto de sociedades, IBI, etc. " vaya tontería.

    ResponderEliminar
  6. Que significa el intento fallido ruso de atraer a parte del aparataje de syriza...quizá una opción mas realista sin poltronas y sinecuras a repartir pero menos vasalla de la OTAN y sus adlateres.?
    Rechazada por no dar de comer a todos y amenazada por Bruselas vía corralito a la argentina?..en fin no se sabe de momento.pero saldrá

    ResponderEliminar

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.