Follow by Email

domingo, 3 de marzo de 2013

¿QUÉ ES DEL 23-F UNA SEMANA DESPUÉS?





La “gran movilización” ante el Congreso, convocada no se sabe por quién el pasado 23-F, que iba a ser un “avance” hacia la resolución de los problemas de las clases populares y blablablá, una semana después está ya olvidada. Nadie la recuerda, ni sus organizadores.
Se repite así lo del 25-S, de las varias “huelgas generales”, la siguiente más anodina y triste que la anterior, y de las movilizaciones organizadas por el 15-M. Cada vez acude menos personal a estos eventos, meramente simbólicos y rituales. Desde el 15-Octubre-2011, convocado por el 15-M, la asistencia ha ido disminuyendo convocatoria tras convocatoria.
       
El fracaso del activismo, del reformismo utópico, del politicismo y el economicismo, del ideario y los métodos socialdemócratas, de las ilusiones parlamentaristas, de la frivolidad y el no compromiso, es obvio. Todo eso es pasado sin futuro.
       
Los obcecados del activismo estéril e inútil siguen llamando “luchas” y “movilizaciones” a sus convocatorias. Pero en realidad son acontecimientos nada, que nada significan y a nada llevan, salvo a aportar a algunas personas la falsa ilusión de que están “haciendo algo” cuando sólo están dándose un paseo con una pancarta, por lo general con frases necias y reaccionarias, en la mano.
       
Quienes creen en tales carnavaladas pueden seguir haciéndolas los próximos 500 años. Los que no creemos tenemos que buscar otra formas de acción. Después del hundimiento, ya casi total, del 15-M, el gran montaje activista, simplón y multitudinario que al final, como predije en el libro “Pensar el 15-M y otros textos”, ha sido un nuevo parto de los montes, hay que pensar creativamente y actuar de un modo innovador.
       
Dejemos a los dogmáticos del activismo, el izquierdismo socialdemócrata y el anarcoestatismo con sus programas nada y sus formas de acción propias de la guerra fría. Están tan envejecidos y anticuados que ya no conectan con las nuevas realidades. Son una secta, un gueto, cerrilmente aferrada a sus fes, cada día más inoperantes, y con ellos morirán. Descansen en paz.
       
Para comprenden qué significan realmente estas convocatorias recomiendo la lectura de mi análisis “El 25-S y la creación de una nueva casta partitocrática[1]. En efecto, el sistema político creado, sobre todo por la izquierda, PSOE, PCE y extrema izquierda, en la Transición del franquismo a la dictadura parlamentarista está en desintegración. Las elites del poder necesitan crear un nuevo orden político de reemplazo.
       
Eso significa muchos puestos, cargos y sinecuras, quizá 50.000. Se ha disparado la competencia por lograrlos, de ahí que florezcan alternativas de sustitución, el Proceso Constituyente, el Frente Cívico de ese gran hipócrita que se llama Julio Anguita, y el temible, a fuer de jacobino e mega-represivo, programa de III república, por citar las más importantes.
       
Buscan, como dijo Galdós, “pastar en el presupuesto (del Estado)”. Luego están los pardillos y los memos, que se lo creen todo y están siempre deseosos de ser engañados. Unos y otros se dirigen contra el proyecto de revolución integral, contra la maduración de las condiciones que han de permitir la creación de una sociedad libre y autogobernada, sin ente estatal ni clase empresarial.
       
La gran oportunidad para quienes deseamos una revolución integral se aproxima, a medida que la crisis general del sistema avanza y el radicalismo de pega se desenmascara y desintegra. Se trata de cambiar la forma misma de entender el compromiso político y la acción política, según los criterios que siguen:
        1. No al politicismo y al economicismo, acción y lucha en todas las cuestiones que constituyen lo humano, sin reduccionismos ni mutilaciones.
        2. Compromiso personal e implicación desinteresada en vez de frivolidad, activismo, egotismo y delegacionismo. Entusiasmo y épica en vez de abulia y depresión.
        3. Análisis riguroso de los grandes problemas de nuestro tiempo, empezando por la gran crisis de las sociedades europeas, para pensar y planear una estrategia.
        4. Revolución integral en vez de reformismo, sórdido y del todo inoperante, que no logra ya arrancar reformas a un sistema que se ha vuelto rígido e irreformable, y que está en caída libre, lo que le impide hacer concesiones.
        5. Autoconstrucción del sujeto, formando a las personas para hacer frente con eficacia a los problemas del ahora y, mucho más, de los tiempos turbulentos que se aproximan.
       
Con todo esto, y con mucho más, haré pronto una declaración política fundamental, para pasar unidos y organizados a la acción revolucionaria, cuyo título será “Ha llegado el momento”. Atención pues. La era de la revolución ha de comenzar ya.


[1] Está publicado en el libro “Reflexiones sobre el 25-S”, junto con otros sietes trabajos y dos entrevistas, por Editorial Manuscritos.

15 comentarios:

  1. El comunismo revolucionario, sepultado hace décadas bajo tergiversaciones, falsificaciones, represión y estalinismo, vilipendiado y olvidado, el que defiende objetivos y métodos que sorprenden a la gente cuando los escucha, cuando no son mas que las viejas reivindicaciones revolucionarias anticapitalistas contra el trabajo asalariado y contra la mercancía (lo que indica que bajo hemos caído todos) puede ser un colaborador en la revolución que la crisis de esta sistema está llevando al escenario. Unidad y libertad, ánimo para todos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Félix,

    sí, lo único que ha logrado este paripé multitudinario y reaccionario ha sido que el 23F ya no se recuerde por el otro paripe, el del golpe de Estado ochentero y si se recuerde, a partir de ahora, por un movimiento social "revolucionario" al estilo 15M o 25S. Está claro, podemos seguir sumando fechas. Hay muchas, 365 cada año, pero lo único cierto es que esto no nos conducirá a ningún "paraíso" terrenal (ese que nos prometen siempre las hediondas izquierdas), y en todo caso, conducirá a la sociedad a la trituradora que nos tiene preparada el poder, la misma que el hipnotizado y adiestrado españolito medio está deseando que le lleven.

    Cambiar es una elección. Quien quiera cambiar que lo haga. Eso es una opción personal. Nadie tiene por qué hacerle el trabajo "sucio" a otro. Cada uno tiene lo que se merece, así es, y esta sociedad tiene justo lo que ha sembrado. Y si el mal que hacemos en la vida nos es devuelto, a esta sociedad le queda mucho sufrimiento todavía.

    Quizá aún estemos a tiempo de vencer de por vida ese mal interior que nos amenaza en cada instante y de que comprendamos que el mal exterior es la proyección de todos nuestros males interiores. Que no hay políticos corruptos, que hay una sociedad corrupta.

    Revolución interior: auto construcción, humildad, servicio a los demás, desinterés...

    Revolución exterior: auto gestión, autarquía, auto abastecimiento, convivencia...

    Es hora del esfuerzo, del sacrificio, del heroísmo, del riesgo, de la incertidumbre, del no tener miedo, de no temer a la muerte y por supuesto, de la estrategia. Es hora de cada uno de nosotros comprenda que tiene mucho potencial y que las "masas" nos anulan y nos rebajan a ganado, a marionetas, a "objetos".

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. El Estado se encargará de canalizar esa rabia a traves de puntuales manifestaciones sociales (15M fué sospechosamente infantil y relativista en sus planteamientos -sin opciones todo es válido = imposibilita el conocimiento, la reflexión y el diálogo). ¿Puede haber algo más patético que comprobar como se instrumentaliza toda manifestación con amenos espectáculos circenses o propios de números cómicos de chimpances? Y lo peor es que el inconsciente colectivo, la masa social embrutecida y aleccionada por la moda, no puede permitirse criticar aquello -no son sujetos libres-. Deben seguirle la broma o sufrir las consecuencias de ese poder de presión del grupo. Así veremos cómo les roban su fututo y algunos justifican sus estrámboticas actuaciones (cacerolada, shows,…) en que así generan más atencion, y por ello, los que ostentan el poder reaccionarán a su favor. Nada cambia, salvo la convicción de esa masa de gente de la inutilidad de manifestarse. ¡¡Misión cumplida!! Así, colectivo a colectivo -divide y vencerás- se encierran en casa apáticos, resignados…sólo esperanzados de que surga algún movimiento que les inspire confianza. Y surgirá “cuando se requiera”; tratan a la sociedad igual que una olla de vapor. Entonces, vemos que la población juzga el todo por la parte, a unos cuantos por la mayoría, lo que dice mucho del misterioso “lenguaje” de las multitudes, en el que millones pueden seguir a unos cuantos si éstos canalizan correctamente el sentimiento general.

    ResponderEliminar
  4. Off-topic, y aprovechando que tienes moderación...

    Blog de FRM

    Su esporádico comentarista "forrest gump" parece ser que ha sido acusado falsamente de pederastia para desprestigiar su imagen y destruir su labor real de apoyo a los jóvenes en riesgo de exclusión social.

    Y el principal colaborador de esa infame campaña instigada contra él, ¡cómo es la vida!, es su infame sobrino, el que él quería que se entrevistara con usted, ¡pobre e ingenuo forrest, pobre!, véalo usted mismo en este post

    http://etyestacrisis.blogspot.com.es/2012/09/antonio-turiel-y-felix-rodrigo-mora-o.html

    Sí, pero luego, por rencillas personales, el miserable le dedicó un post entero para difamarlo y someterlo a escarnio, y suprimió los comentarios que introdujo forrest y otra gente en defensa de su inocencia.

    http://crashoil.blogspot.com.es/2013/01/el-refugio-de-los-menesterosos.html

    post en el que AMT demuestra su impiedad y su fascismo tan latente como patente.

    Félix, por favor, destruya a AMT, está causando un gravísimo mal real a las buenas acciones de forrest, lo que lo convierte en un criminal de hecho, al menos bajo nuestra concepción de la ética, una chica, activista integral antisistema, puede ir a prisión si le prohíben convivir con forrest por esa acusación contra él.

    ResponderEliminar
  5. Tambien resulta preocupante que ante la manifiesta inutilidad de la movilizacion callejera "Light" e irritantemente pacifista hasta el abssurdo las pocas personas que aun mantengan su espiritu y voluntad de lucha intacto vean en el escapismo comunal la unica solucion. Bien esta el que surjan huertos colectivos y experiencias comunitarias diversas pero una cosa es eso y otra muy diferente seria el enganharse creyendo que la sola extension de dichos proyectos bastara para realizar la revolucion ninguneando o dejando para otro momento supuestamente mas apropiado la acuciante necesidad de desarrllar TACTICAS Y ESTRATEGIAS DE COMBATE Y GUERRILLA URBANAS.

    NO PUEDE HABER CAMBIO SIN ENFRENTAMIENTO. EL ESTADO JAMAS PERMITIRA TRANSFORMACION SOCIAL ALGUNA QUE LE VUELVA INNECESARIO A EL MISMO Y AL CAPITALISMO.

    Mucho cuidado deberan tener tambien los proyectos comunales que se desarrollen aqui y ahora bajo la egida del estado (en muchos casos utilizando la misma legalidad que este ultimo proporciona) con el peligro de SU PROPIA ASIMILACION, RECUPERACION E INCORPORACION AL ARSENAL DE ALTERNATIVAS UTILES AL CAPITALISMO...

    ESTO ULTIMO HA SUCEDIDO MONTONES DE VECES.... SI DE VERDAD SE DESEA ROMPER Y NO CONVERTIRSE EN UN APENDICE "BUENROLLISTA" DEL CAPITALISMO ENTONCES TARDE O TEMPRANO HABRA QUE PELEAR... ES INELUDIBLE. LA NO-VIOLENCIA POR SI SOLA NO SIRVE.

    ResponderEliminar
  6. Quizás no sea posible la vía pacífica para un cambio radical de nuestro entorno hacia el mundo compartido y más humano... eso no lo podemos asegurar sólo podemos participar de una u otra. Mi opción es no violenta ¿porqué? Primero porque la violenta nunca lo ha conseguido, que me corrija alguien si tiene otros datos. No veo que este momento sea diferente a otros momentos de la historia que nos haga pensar otra cosa, más bien al contrario, porque hoy prima el dinero sobre todo lo demás y por lo tanto cualquier "lucha" armada sería con dinero y por dinero. Porque no creo que antes el dinero tuviera el poder que tiene ahora, que siempre ha sido importante, sí, pero como ahora, no. Entre otras cosas porque es inherente a "esta" urbanización, y ésta es creciente. Segundo, el Estado tiene el apoyo de una grandísima parte de la población, ya sean nacionalistas españoles, vascos, catalanes... de echo, los que más defienden el crecimiento del Estado son las "izquierdas" de todo rango. Si es absurdo pensar que el ejemplo comunitario va a acabar con el Estado, no veo que sea menos ignorante pensar que la lucha armada va a conseguirlo. Cualquier acto violento justifica la represión en este mundo globalizado y controlado por los mass media. No es inteligente la opción violenta. El estallido social sería la oportunidad del Estado de dar un cambio profundo para que nada cambie.
    Educación, información, análisis, dar ejemplo uno mismo con sus actos y con echos. Realmente, el cambio profundo que todos queremos en esta sociedad debe ser un reflejo de nosotros mismos y no una imposición exterior, para que sea efectiva e irreversible. Aunque el tono de Félix no me parece acertado, en general, estoy totalmente deacuerdo con él cuando dice que debemos dar ejemplo y tratar de ser seres humanos amorosos, con valores, nobleza, compasión... Lo demás, hoy por hoy, es calentar los ánimos y dar alas a las fuerzas represivas y justificación a las leyes. Hay que aceptar que tenemos un pueblo ignorante que sólo quiere trabajar. Eso es lo que hay que cambiar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a ver...

      Primero de todo aclarar que si me referí a la guerrilla urbana no fué porque crea que el epicentro de la lucha deba ser la ciudad ni mucho menos. Habrá que pelear mucho y me temo que también violentamente en el campo, por supuesto. Mi mención a las tácticas de lucha urbana se basa en la constatación de que, al menos por el momento, la mayor parte de las huelgas y manifestaciones dentro del estado "español" se vienen desarrollando en entornos urbanos. Por mucho que no nos guste personalmente las megaciudades tenemos que saber como luchar tanto dentro como fuera de ellas mientras estas existan como contexto físico-geográfico.

      Lo mismo puede decirse de las tácticas a emplpear: NO hay elección u opción personal en lo referente a que instrumentos deben usarse para la lucha política revolucionaria. La elección se reduce al cómo usar dichos instrumentos y a poner extremado cuidado en cómo no reproducir las mismas estructuras mentales, ideológicas y de acción de aquello contra lo que luchamos. Esto último se hace extensivo a las tácticas violentas tanto como a la más pacifista de las acciones o modo de organización y manifestación (plagadas como están muchas organizaciones pacifistas de oportunistas, manipuladores y cooptadores profesionales dispuestos a medrar a costa de luchas ajenas y a usar la militancia para colgarse medallitas de prestigio e influencia mediáticas).

      Así pués, la opción que planteas es rotundamente falsa desde su propia base, no tiene sentido. El modo de acción a emplear, igual que toda tarea revolucionaria exigirá mucho de cada uno de nosotros y no será una cuestión de pareceres y si a mi me gusta esto o aquello. Hay tácticas que pueden ser más del agrado para unas personas que para otras y viceversa, pero a la hora de la verdad tendremos que usar lo que sea necesario nos guste o no... habrá un momento para todo.

      Así pues amigo mio la elección que planteas no es tal ylo que sí resulta realmente absurdo y para nada inteligente es el PRIVARSE DE UN METODO DE LUCHA CONCRETO MAS, NI MEJOR NI PEOR QUE LOS OTROS PERO ALTAMENTE NECESARIO BAJO DETERMINADAS CIRCUNSTANCIAS.

      La opción realmente inteligente es la de trabajar hacia una COMBINAC ION RESPETUOSA DE TACTICAS, superando la puerilidad y la más que probada ya ineficacia de la no-violencia ideologica y demagógica. Un buen comienzo sería el abandonar de una vez la maldita costumbre de chivarse y señalar con el dedo a compañeros que no comulgan con la no-violencia y respetar su opción táctica. Organizar las accones antes de cada manifa y delimitar claramente quién va a hacer que, cuando y como para que no se den desenlaces inesperados y todo el mundo sepa a que atenerse.

      Ya ha llovido desde el 15-M y las lecciones que se pueden sacar respecto al tema de la violencia son evidentes... están ahí para quién quiera verlo. Montones de testimonios, videos gente que ha perdido un ojo, palizas policiales sin provocación alguna... perdóname que no me apetezca que me rompan el jeto sin defenderme solo porque algunos doctrinarios del fanatismo no-violento desean imponer su modus operandi a todo un movimiento.

      Si es hora para lanzarse a la revolución integral (no podría estar más de acuerdo a este respecto) entonces es hora también de que se hable y se practique todo lo que deba. Es hora de superar complejos y apriorismos nefastos como aquel según el cual todo encapuchado que la lía en una manifa es un infiltrado de la policía... como si las organizaciones pacifistas no pudiesen estar ellas también de infiltrados... ya sean estos policiales o los de la otra policia más sutil de la izquierda...

      Eliminar
    2. Semejante nivel de demagogia y de calumnia ha sobrepasado el límite de lo soportable para mucha gente y no refleja más que el alto grado de adoctrinamiento logrado por el sistema en los cerebros de muchos de quienes participan de las movilizaciones "indignadas", sean estas del 15-M o no. 30 añazos de asustarnos como a niñas pequeñas con el "coco" de "La ETA" y los "encapuchados" y "violentos" han hecho mucho daño y mucha mella en el imaginario colectivo. El enfasis en la no-violencia actual viene en gran medida de tan gigantesca obra de adoctrinamiento sistemático, no de reflexión profunda alguna.

      Pongámonos sino a hablar de HIstoria. Aquí los pacifistas tienen mucho que callar pues, como bien afirma el autor anarquista Peter Gelderloos en su obra "How non-violence protects the state" ("Como la no-violencia protege al estado") el pacifismo estábasado en manipulaciones históricas flagrantes y en simplismos analíticos y conceptuales que no resisten análisis profundo alguno.

      Sobre si se han conseguido cosas a nivel revolucionario por medio de la violencia mejor no hablar aquí porque tu afirmación es harto simplista y porque el tema es complejo y daría para otro debate. Quedémonos tan solo con la idea de que la mayoría sino todas las victorias de la no-violencia han contribuido a reformar el sistema, a mejorarlo y a ganar más credibilidad entre los explotados antes que a socavar al estado y al capital. Algunas luchas violentas quizá hayan hecho esto pero no todas desde luego.

      Creo haber dejado claro que para nada considero la organización de espacios de trabajo, reflexión, debate y sociabilidad alternativos como algo inútil sino todo lo contrario. Lo que sí me gustaría precisar es que estas últimas por sí solas (a la par que cualquier táctica o herramienta de lucha, violenta o no cogida por separado) no serán jamas suficientes. LA REVOLUCION NO ENTIENDE DE REDUCCIONISMOS.

      La causa de que el poder desate la represión sobre un proyecto concreto no es la táctica elegida sino el grado en que la acción subversiva igual da si pacífica o violenta se las apañe para poner en jaque al sistema, para socavar su poder, su margen de maniobra, su legitimidad y su credibilidad. Si en unos pocos años la extensión de cooperativas integrales llegase (previa superación de todo intento de cooptación, conversión en apéndices "buenrrollistas" del propio sistema o maniobreos varios previos, ante los cuales han sucumbido tantísimas experiencias de este tipo anteriores) llegase a suponer una amenaza (dígase que por goteo de mano de obra etc...) la represión no tardaría en hacerse presente y el sueño desmantelado por la fuerza. NO HAY QUE OLVIDAR LO QUE LA EXPERIENCIA DEMUESTRA PARA CUALQUIERA QUE ESTE UN POCO AVISADO SOBRE EL TEMA... ESTE TIPO DE PROYECTOS DE ALGUNA MANERA "COMPRAN" SU PERMANENCIA Y EL QUE SE LES TOLERE CON LA MONEDA DE SU INOCUIDAD, de permanecer como proyectos tan amables como inofensivos. En el momento en que empiezan a plantear problemas serios se los quita de en medio... facilmente ademas porque la no-violencia dogmatica, fanatica y estricta poco puede hacer ante esto.


      Eliminar
    3. Hablas de dinero (entiendo también que de sed de poder y prestigio) como una mancha moral que inevitablemente mancillaría la lucha SOILO SI ESTA FUESE VIOLENTA. Yo creo que ya hemos visto bastante de como antiguos pacifistas han pasado a engrosar las filas de partidos socialdemocratas o directamente conservadores, de muchas ONG´s y organizaciones "solidarias" de diverso tipo o mismamente burocracias sindicales corruptas hasta la médula y nada sospechosas de apoyar la violencia ejemplificando mejor que nadie el hasta que punto se puede llegar a pudrir una organización perfectamente pacífica, cuando no a hacerle directamente la cama al poder. La época del movimiento anti-cumbres de la pasada década ofrece un ejemplo inmejorable de todo ello, habiendo servido como sirvio como vivero de organizaciones de dudosa catadura y de plataforma para engendros como los mismísimos UGT y CCOO quienes se contaron entre los muchos que condenaron a los "violentos" en los sucesos de Genova y otras ciudades...

      Educación, análisis, formación etc... todo eso que dices es indudablemente necesario pero perfectamente inútil tomándolo como la única vía hacía la rebelión y el cambio. NO EXISTE SEPARACION DE TACTICAS, NO SE PUEDE RENUNCIAR A NADA...


      ...y por si al final ibas a salirme con el tema moral de los fines y los medios... bueno, por supuesto que el fin no justifica los medios pero ello no implica que la violencia deba ser deshechada como un medio SIEMPRE INDIGNO Y NEGATIVO A PRIORI.

      Hay maneras y maneras de gestionar y organizar el uso de esta última que se desarrollan acorde al grado de madurez política y moral de los y las revolucionarias. No cometas el error tan común y tan implantado en la masa por el adoctrinamiento mediático de imaginarme a mi y a otros compañeros cortando cabezas con un machete y arrollando carritos de bebé mientras me lanzo a pecho descubierto contra los antidisturbios portando un molotov en cada mano. Aunque hay mucho niñato buscando emociones fuertes entre ciertos círculos la mayoría de quienes defendemos esta táctica no coincidimos con semejante descripción. No somos el "coco"... pero exigimos respeto por la táctica escogida y el fin inmediato de la delación y la calumnia barata, traicionera y miserable contra nosotros.

      No va a ser negando la feceta violenta ni el uso de la violencia por el ser humano como se vaya a evitar el que a algun exaltado "se le vaya la mano" y sucedan auténticas atrocidades en un futuro... Será precisamente el reconocimiento de que la violencia, será precisamente el reconocimiento de que la violencia y el conflicto constituyen parte del acerbo humano amén de una táctica válida más, susceptible de verse empleada de diferentes maneras y en diferentes grados de acuerdo a la situación concreta como se podrá generar cuanto antes una discusión seria que supere el ya finiquitado e inservible "violencia sí o no" por la muchísimo más madura discusión sobre "violencia cómo, cuando con qué finalidad práctica... y bajo que límites etico-morales"



      Así pues si de verdad ha llegado el momento de la revolución basada en el esfuerzo y el ideal de autodignificación y automejoramiento humano el desarrollo de formas de lucha maduras tanto violentas como no violentas debe formar parte intrínseca de la misma si de verdad se quiere que una parte creciente de esa gente que solo piensa en trabajar y obedecer se decida a luchar con todas las consecuencias.


      Eliminar
    4. Pocas cosas darían más alas a la generación de oportunidades para la experimentación, la reflexión y el debate que una insurrección, que un estallido social... lo cual no significaría tan solo violencia, sino INTERRUPCION TOTAL DE LOS FLUJOS DE CONSUMO, TRABAJO, Y ADOCTRINAMIENTO DIARIOS POR UN PERIODO DE TIEMPO DETERMINADO... la verdad que viendo lo visto, y viendo que el sistema no va a cortarse un duro en reprimirnos hagamos lo que hagamos UN ESTALLIDO SOCIAL POR BREVE QUE FUERA AHORA MISMO VENDRIA MUY PERO QUE MUY BIEN Y AYUDARIA A CLARIFICAR UN POCO MAS LAS COSAS. Te puedo decir que se siente en un momento así y que potencialidades abre porque lo conozco de primera mano... yo estaba en Atenas en Diciembre del 2008... sé de lo que estoy hablando.

      La represión irá en aumento hagamos lo que hagamos, no te preocupes.

      Debemos aprender a pelear, tanto con nosotros mismos, combatiendo errores y malas pulsiones, reflexionando etc... como físicamente, con nuestros puños, palos e implementos varios... ES INELUDIBLE. y debemos comenzar ya. No podemos seguir dejandonos pegar.

      Una de las muchas tareas de la revolución integral debe ser la gestión de la violencia y el entrenamiento personal tanto en valores y automejoramiento como en artes marciales y tacticas de enfrentamiento físico con y sin armas. Dejar esto para un último momento por mor de la escrupulosidad o la ceguera ideológica rallana al fanatismo algunos sería incurrir en un grave error.

      Hay que aprender a ganar alguna batalla por nimia que sea no por el valor en sí de lo que se cree haber conseguido sino por la moral que da para seguir adelante con el combate día tras día...

      Eliminar
    5. Gracias por respetar mi táctica no violenta, que no pacifista que hay quien confunde la no violencia con la mojigatería o buenismo o con el pacifismo. No concibo el pacifismo social en un entorno tan hostil, pero sí defiendo la no violencia porque, básicamente, creo que falta meditar y profundizar en las causas de los problemas y no quedarnos en la superficie y los efectos. Y para la reflexión es mejor la tranquilidad que la violencia. Sin duda esto retrasaría las acciones porque reflexionar y hacer autocrítica no nos lo han enseñado en el colegio, sino todo lo contrario, competir y hundir al adversario, y por ello habría que cultivar esta cualidad lo que conlleva tiempo. Pero los cambios serían más profundos, duraderos e inevitables.
      Hoy por hoy no hay conciencia social sino rabia social que es el caldo de cultivo del totalitarismo, en eso también coincido contigo, con violencia o sin ella, hay que tener mucho cuidado en no caer en lo mismo contra lo que se lucha. Y coincido con Félix en su pesimismo actual porque en esta sociedad no existen los valores imprescindibles para una revolución completa.
      Por mi parte no pretendo juzgar como tampoco hablo de moralidad o ética porque yo mismo no soy un ejemplo. Sólo opino e intento apoyar con palabras mi opciones.
      Comprendo que haya personas que no les queda otro remedio que usar la violencia. Cuando hablo de la sociedad lo hago desde mi experiencia personal y la hago extensible al resto de los individuos, por eso, quizás, sea un atrevimiento y me equivoque puesto que es una extraspolación de mi experiencia y de mis deseos al conjunto de la sociedad. Pero en el plano individual, que es desde donde puedo hablar con rotundidad y desde donde nadie puede opinar con más acierto que yo, no opto por la violencia porque no la necesito y porque la lucha durante años me ha agotado y me ha llevado al punto en el que estoy, en que consigo mucho más con el esfuerzo y la reflexión que con la lucha. Esta es la VERDAD basada en mi experiencia.
      Entiendo que cuando hablamos de violencia no es sólo la física sino toda respuesta o actitud de enfrentamiento, en actos, pensamiento y verbo. Desde ahí también digo que si tengo que defender mi vida o la de mis allegados espero que no me falte el valor y la fuerza de luchar hasta la muerte. Quizás la cuestión sólo es ¿cuándo está justificada la violencia? Sé por experiencia, la mía, que la violencia, normalmente, es la salida fácil y sólo trae más violencia.
      Para terminar sólo decir que, aunque agradezco las reflexiones ajenas, no voy a cambiar de opinión sobre algo que me dice mi experiencia por encima de opiniones o razones que la contradicen, y entiendo que tampoco, por la misma razón, voy a cambiar la opinión de otros. Pero mañana Dios dirá.
      Saludos.

      Eliminar
    6. Espero que sirva, las excepciones que confirmarían la regla en el uso de la violencia.

      Una pequeña reflexión sobre la violencia.

      ¿Cuándo puede ser legítimo el uso de la violencia?

      1- Cuando nuestra vida esté en serio peligro o bajo una amenaza real de muerte.
      2- Cuando trate de imponerse bajo las ordenes de un tercero un mandato que degrade nuestra dignidad moral y ética.
      3- Cuando las leyes de un gobierno o un estado socaven la dignidad de los ciudadanos.
      4- Cuando la conducta de un individuo transgreda e intente anular por medio de la violencia la voluntad de otro individuo o colectivo.
      5- Cuando la vida de un semejante esté en serio peligro, y con nuestra ayuda podamos salvarla.
      6- Cuando las leyes de un Estado sometan a nuestro prójimo a situaciones de esclavitud, miseria y otro tipo de penurias que destruyan y anulen su libertad y voluntad.
      7- Cuando la inmoralidad, la perversión, el engaño y el odio de los hombres sean la norma de convivencia.

      Nota: La violencia puede ser psicológica o física, en ambos casos es justificable según las circunstancias en la que nos hallemos.

      Eliminar
  7. Es una sociedad falta de todo lo que más sobra es la gente que pone palabras antes que el hombro, y que fustiga a los demás con el látigo de una auto-proclamada superioridad moral que nadie más que ellos reconoce.

    ResponderEliminar
  8. Relaciones humanas, poder y violencia.

    Más allá de la crisis sistémica en la que estamos sumergidos hay otra mucho más profunda y grave que es una de las principales fuentes y causas que deriva en los conflictos del hombre moderno, y que intentaré exponer a grandes rasgos, ésta es la crisis en las relaciones humanas.

    Violencia psicológica y vulnerabilidad en el individuo y las sociedades:

    El maltrato psicológico en las relaciones en general se produce cuando, tanto en el hombre como la mujer que quieren dominar a su pareja, compañero, etc, necesitan recurrir para consolidar una posición de poder a distintas formas y estrategias psicológicas en función de las caracteristicas y la vulnerabilidad o al carácter del hombre o mujer que esten en ese momento en convivencia, es decir, la causa principal no es otra que la misma voluntad de Poder en la relación.

    La estructura psicológica del dominador y dominante que es la que impera en la relaciones humanas viene dada por la inseguridad, miedos y temores psicológicos del mismo hombre.

    Esta estructura piscológica dominado/dominante es una relación de dependecia mútua, que determina la carencia en la autoestima propia del individuo que necesita una continuidad debido a la misma vulnerabilidad y la de intentar llenar un vacio existencial propio del ser humano que no puede ser autosuficiente en momentos de debilidad por distintas causas y circumstancias que requieren apoyo psicológico, es decir comprensión, cariño, afecto y apego.

    Decir que una vez asimilados estos temores y miedos que padecemos como algo intrínseco a nuestra propia naturaleza, la posibilidad de un cambio se hace factible de una manera real y eficaz, no obstante el individuo pasa a tener la responsabilidad de sus actos que equivale a decir que obtiene la libertad tan deseada por la gran mayoría, y si tenemos la libertad de decidir tendremos también la de observar nuestra conducta con los demás, la observación tanto en nuestra comportamiento como en las relaciones es de vital importancia para poder ejecutar los mecanismos de aprendizaje y así ser realmente autónomos e independientes, con lo que nos zafaríamos de nuestras dependecias psicológicas que son las que nos causan angustia y sufrimiento.

    ResponderEliminar
  9. Normalmente cuando hablamos de violencia, la entendemos como violencia física por lo tanto la violencia queda por lo tanto reducida a un campo visible, debemos entender la violencia en su totalidad, es decir, tanto física como psicológica, en la actualidad lo que estructura las relaciones de la sociedad en general es la violencia psicológica en mayor o menor grado según las circunstancias de las mismas. Creo que es un error separar la violencia psicológica de la física para poder llegar a entenderla en su totalidad.

    ResponderEliminar

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.