Follow by Email

domingo, 10 de marzo de 2013

EL TRABAJO HA DE SER LIBRE. NO AL SALARIADO



Vivimos un tiempo en que el espantoso incremento del paro lleva a la izquierda, en particular a la más servil hoy hacia el empresariado, IU, Anguita y sus dependientes, a magnificar más allá de toda medida el trabajo asalariado, presentado como una bendición.
        
Claro que en el pasado, cuando había más o menos pleno empleo, sucedía lo mismo. El capitalismo era explotador si pagaba salarios bajos pero era excelente si entregaba un buen mazo de billetes al explotado: tal es la lógica de casi todo el “anticapitalismo” en circulación, cuya única ideología es el dinero y el consumo. Viven para el consumo y se movilizan sólo por más consumo. Esa es su razón de ser.
        
Sus “luchas”, cada vez más ridículas por canijas y patéticas, se encaminan a lograr maximizar el precio de la mano de obra. Quienes las llevan son buenos burgueses que se saben propietarios de una mercancía, su fuerza de trabajo, y desean venderla en las mejores condiciones posibles en el mercado laboral. Para ocultar tan miserable condición, la de afanosos mercaderes de sí mismos y sí mismas, tienden a usar palabritas pretendidamente terribles, como “anticapitalismo”, “movilizaciones” y otras similares.
        
En estas gentes sólo el dinero cuenta. No tienen auto-respeto, carecen de dignidad, ni siquiera entiende lo que es una vida libre y autodeterminada. Si hay dinero de por medio, si el empresario paga bien, éste es el mejor de los mundo, si paga mal, entonces amenazan con no se sabe bien qué apocalipsis, ellos que no tienen ya ánimos ni para matar una mosca.
        
Las luchas salariales, cuando están fuera de una estrategia revolucionaria y, además, se convierten en la tarea principal, o incluso única, son reaccionarias. Refuerzan el mundo de lo mercantil, magnifican el dinero y dinamizan al capitalismo, al estimularle a elevarse a formas más eficientes de explotación de la mano de obra, con uso de sistemas tecnológicos crecientemente perfeccionados y, por ello más y más letales para la esencia concreta humana y la condición obrera.
        
Las reivindicaciones salariales ajenas del contexto de una estrategia revolucionaria son, por tanto, una forma como otra cualquiera de competencia capitalista, similar a las que libran los empresarios entre sí. No tienen nada de anticapitalista sin comillas, pues a través de ellas el capitalismo se perfecciona paso a paso. En ellas no está “la revolución social” sino la más ramplona y grosera reacción.
        
Hemos dicho “estrategia revolucionaria” y, ¿cuál puede ser ésta? Pues precisamente poner fin al salariado para realizar el trabajo libre, terminar con la auto-venta de la mano de obra, hacer que la libertad civil impere en la unidad productiva, derrocar la tiranía horrorosa del empleador, del empresario y sus sayones, en el centro de trabajo, fábrica u oficina, para convertirlo en un espacio de concordia y hermandad, al no haber más que trabajadoras y trabajadores libremente asociados, una vez expropiados los explotadores.
        
La meta no son los altos salarios, no es el consumo, no es venderse por más dinero. Es vivir con libertad, dominando la totalidad de las condiciones de la propia existencia, las del acto productivo, laboral, creados de las condiciones materiales de la existencia, en primer lugar.
        
El trabajo asalariado, sobre todo el que está mejor pagado, es un atentado a la esencia concreta humana, o dicho más llanamente: no se puede ser persona en todo el sentido grande y magnífico que tiene esa palabra si se padece el régimen salarial.
        
Éste, en el asalariado y en la asalariada, destruye la inteligencia, tritura el sentido moral, anula las facultades relacionales, devasta la sensibilidad, refuerza hasta límites pasmosos el egoísmo, aniquila el libre albedrio y arrasa el sentido de la propia dignidad. Convierte a la persona en un bruto, en una devastada criatura que obedece órdenes ilegítimas, que soporta humillaciones sin cuento, que ha de hacer delegación de todo lo que tiene de mejor en unos sujetos feroces y zafios, los jefes y jefecillos, que someten a la gente asalariada a sus demasías, chulerías, atrocidades, incompetencias, sadismos y vandalismos.
        
Hay pues que hacer la revolución social-integral poniendo fin al trabajo asalariado.
        
Pero, ¿quién preconiza hoy el fin del trabajo asalariado, la liberación de esa maldición, de ese horror, de esa pesadilla? Pues casi nadie. Nuestra patética “radicalidad”, socialdemócrata a la manera de Chomsky, está perpetuamente concentrada en “luchas” por más dinero, ahora contra los recortes, ayer por mayores salarios, nunca por liquidar de una vez y para siempre el trabajo a cambio de un salario.
        
El libro que mejor, quizá, denuncia la perfidia ilimitada del régimen salarial es “Trabajo y capital monopolista. La degradación del trabajo en el siglo XX”, de Harry Braverman. Demuestra con testimonios tan dramáticos como irrefutables que el capitalismo es incompatible con lo humano, en particular el capitalismo que se sirve de la tecnología a gran escala y que organiza “científicamente” la producción. De tales “maravillas” salen seres subhumanos, desventuradas criaturas que en el acto productivo, impuesto y forzado, pierden lo que tienen de más magnifico, su condición de seres humanos.
        
Braverman nos viene a decir que no hay sociedad humana, ni sociedad ética, ni sociedad a secas sin liquidar el régimen salarial, y que éste es tanto más atroz e intolerable cuanto más altos salarios paga…
        
Sin poner fin al salariado es imposible regenera la sociedad y rehumanizar al individuo. El eticismo, o el culturalismo, y también el politicismo, de algunas autores yerran por cuanto hay un problema estructural previo y básico, la adquisición de la libertad civil en el acto de trabajar, la realización de la producción a través de los procedimientos de la autogestión, con el trabajo libre asociado.
        
Otro libro magnífico en la denuncia es “La condición obrera” de Simone Weil. Llega exactamente a las mismas condiciones que Braverman. Es escandaloso que mientras Simone explica que la producción fabril asalariada y maquinizada tiene como meta destruir al ser humano, el feminismo machista defienda que esa misma producción, que aquella mujer maravillosa y modélica presenta como el infierno realizado, sea excelente para “liberar” a las mujeres…
        
Ahí nos topamos de nuevo con lo que es el feminismo, un modo de destruir a las mujeres en beneficio de la clase capitalista, que está entusiasmada con esa apología del capital. Como dice una querida amiga, mientras los hombres sólo están obligados a sufrir y soportar el régimen salarial a las mujeres se las obliga (lo hace el feminismo) además a venerarlo y amarlo, devastándolas por partida doble… Ahora se entiende por qué aquél es promovido, hiper-financiado, por la gran empresa capitalista[1].
        
Tenemos que poner fin a la grosera mentalidad socialdemócrata que llama “anticapitalismo” a exigir más altos salarios, más dinero, más consumo, más deshumanización por tanto, para crear un gran movimiento de denuncia del salariado en sí y por sí, especialmente del que sufren y padecen las mujeres trabajadoras, para abrir camina a una lucha por una sociedad en que las personas sean lo que parecen, a saber, seres humanos.
        
Para ello tenemos que alcanzar un pacto por la revolución, cuyo fundamento ha de ser el acuerdo compartido de que seguiremos a delante hasta poner fin al capitalismo, al salariado, conquistando la libertad en el acto de trabajar, que es la precondición de una sociedad libre, de seres humanos, de mujeres plenamente realizadas, de hombres liberados de las lacras del nuevo régimen neo-servil, el salariado contemporáneo.



[1] El feminismo misógino y exterminacionista, que no para de perorar contra la “violencia de género” en el hogar y sólo en el hogar, “olvida” que donde hoy las mujeres son vejadas, violentadas y violadas en masa, por los jefecillos varones y por las jefecillas lesbianas, es en las empresas capitalistas. Mientras por la calle circulan historias terribles de violaciones masivas en las empresas, ese feminismo, siempre muy hábil en evitar lo que le afecte al propio negocio, servir con el fanatismo neonazi que le caracteriza a la clase empresarial, al parecer no se entera de nada. 

53 comentarios:

  1. Congreso de CCOO, Secretario General: "Señora ministra de Empleo, el nuevo paradigma no es el emprendimiento. Sigue siendo el trabajo, el trabajo asalariado".

    El "nuevo" paradigma es la esclavitud de siempre, para el sindicato "de clase"...

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Yo percibo q la gente "estamos" abducidos por esas corrientes polticas en la que nos han adoctrinado...la mujer, la moda, el trabajo...
    Nadie refuta las evidencias porque existe una fe ciega en nuestros principios. Y como estos parten de premisas falsas, las evidencias aparecen como anecdotas, conspiraciones anarquistas o sencillamente mentiras. Ni siquiera sabemos quienes somos. Tenemos una vaga idea pero ni las circunstancias son propicias ni el animo para autodescubrirnos es el adecuado. Sabes q lamento? Aquellos q no tienen dudas, señal de que ya son seres nada.y acabaran aceptando lo que sus "reverenciados"politicos les sugieran o exhorten. Unos pocos somos los refugiados de la cordura en esta guerra de la sinrazon. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Félix, aunque te doy la razón, comparto tus puntos de vista y encuentro fundamental que todo esto se empiece a exponer, creo que deberías rebajar en general la agresividad del tono. Agresividad o como se le pueda llamar.

    Lo digo porque hay muchas mujeres y hombres metidos en "luchas feministas" que podrían escuchar lo que dices si fuera más relajado.

    Saludos con aprecio.

    ResponderEliminar
  4. El trabajo asalariado consiste en trabajar por dinero, el vil metal. Dinero con el que se puede obtener alimento, ropa y un techo donde cobijarse, así también libros como los suyos que nos vende. ¿O es qué el dinero crece en los árboles?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Echa una primero ojeada al Libro I de "El Capital",y luego a "Trabajo Asalariado y Capital", porque me parece que no tienes todos los datos para hacerte una idea clara de la cuestión.

      Eliminar
    2. Vaya desconoces la diferencia entre ¿no deseable y no optativo?, yo no pago impuestos porque me guste dárselos al Estado para que los malgaste, los pago porque me obligan, tampoco me gusta la policía, pero tengo que aguantarlos porque sino me dan un porrazo y me envían a prisión, evidentemente los sindicatos del sistema tampoco me representan pero hablan por mí, el sistema asalariado de trabajo tampoco me gusta peeeero tengo que trabajar para comer, para poder vestirme, acabas de descubrir el fuego compañero, es la hora de irse a la NASA puesto que tu privilegiada mente nos puede llevar a Urano, Neptuno o sitios así...no obstante Krates (calaverita con palitos) si no te importa, y sólo si no te importa, permítenos al autor y a muchos mas que compartimos sus ideas opinar, desguazar y machacar el trabajo asalariado, fruto de gran parte de los males de este tiempo, si ves que nos pasamos, que somos demasiado incorrectos por soñar con un mundo sin trabajo asalariado, envíanos la policía del pensamiento para que nos borre la memoria y anule el raciocinio, así volvemos al redil y empezamos a pensar todos lo mismo, que es el ideal, ¡ya está bien de disidentes!, todos de uniforme pensando lo mismo y yendo a adorar al líder del Politburó. ¡Sin acritud eh! Un saludo compañero calaverita con palitos

      Eliminar
    3. Y los libros ¿los compras o los obtienes por trueque? ¿Y los de Félix?

      Lo de «calaverita con palitos» es porque uso la foto de una bandera majnovista. ¿Sabes quién fue Nestor Majno?

      Eliminar
    4. Krates, contesta por favor, ¿nos vas a enviar a la policía del pensamiento para evitar que tengamos, ¡ideas! ¡razonamientos!?, si tus críticas están fundamentadas, danos razones para no machacar el trabajo asalariado y las escucharemos atentamente, si no tienes mas argumentos que los de comer, vestirse, comprar cachivaches, etc..., no hace falta que vengas aquí a decirnos eso, puesto que ya lo sabemos, es totalmente futil repetir ese lugar común, no hay otra opción, lo sabemos, es algo básico que acatamos pero con lo que no tenemos que estar de acuerdo.
      Respecto a la "calavera con palitos" y a Majnó, déjate de chorradas y empieza a crecer a ver si encuentras en alguna biblioteca o librería y te agencias algún libro interesante y déjate de mártires del compás. Empieza tratando de encontrar "Ensayos sobre la condición obrera" y "Reflexiones sobre las causas de la libertad y de la opresión social", ambos de Simone Weil, también te puede ilustrar “Trabajo y capital monopolista. La degradación del trabajo en el siglo XX” de Braverman, otro podría ser "Trabajo asalariado y capital" de K. Marx, También es interesante y esclarecedor "De la esclavitud al trabajo asalariado" de Yann Moulier y ahora estoy leyendo "El mito de la máquina" de Lewis Mumford interesante obra crepuscular de un converso, en fin, resumiendo, ya que si lo dice Félix no vale, pues léelo en otros autores que aparentemente nada tienen que ver con él, puesto que ellos, creo, vamos, si su señoría lo permite, no son ni "carlistas", ni "homófobos" ni "racistas", todas ellas acusaciones que se le hacen al bueno de Félix desde la alcantarilla por presuntos revolucionarios de corte soviético, aunque se camuflen de anarquistas, como tú (lo sois pero no lo sabeís, enorme problema cognoscitivo). Un saludo "calaverita" (no me gustan las banderas, sean cuales sean, son trapos de colores)

      Eliminar
    5. Yo sólo te pregunto cómo obtienes esos libros sin comprarlos, no distorsiones mis palabras. Y lo de acusarme, falsamente, de enviar una «policía del pensamiento» es cosa tuya, ya que lo sabes hacer mejor.

      ¿Qué es eso del trabajo libre, y qué tiene de «libre»?

      Eliminar
    6. Yo sólo te pregunto cómo obtienes esos libros sin comprarlos, no distorsiones mis palabras. Y lo de acusarme, falsamente, de enviar una «policía del pensamiento» es cosa tuya, ya que lo sabes hacer mejor.

      ¿Qué es eso del trabajo libre, y qué tiene de «libre»?

      Eliminar
    7. "Dinero con el que se puede obtener alimento, ropa y un techo donde cobijarse, así también libros como los suyos que nos vende." Cosas que antes hacían los adelanos, tribus y clanes por sí mismo y sin que la mano invisible del libre mercado se lo diera a cambio de una paga... Mira, uno tiene que vender porque no le queda otra para sobrevivir en este sistema. Y tu avatar que no sé porque parece anarquista porque tu pensamiento es anarcocapitalista, lo cuál es una aberración. Prefiero que el dinero no exista a que tenga el monopolio los bancos sobre la economía. Aunque ojo, es compatible a que pudiera ser un medio pero SÓLO para los objetos, no para el trabajo. ¿Por qué? Muy simple, desde el momento en que lo vincula a la actividad más básica de subsistencia se convierte en MERCANCÍA. A mí particularmente no me gusta que me vean así, no sé usted.

      Eliminar
  5. http://revolucionmatriarcal.blogspot.com.es/2010/04/matriarcado-una-perspectiva.html

    ResponderEliminar
  6. http://www.tenemostetas.com/2011/04/criar-seres-libres.html

    ResponderEliminar
  7. un poco de calma, que todxs sufrimos, y necesitamos cariño para desaprender y crecer. No mas violencia por favor, tampoco verbal.
    https://sites.google.com/site/casildarodriganez/la_represion_del_deseo_materno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ginebre por tu aportación. Estoy leyendo sobre los temas que propones y estoy profundizando en todo ello. Aunque conozco el tema lo estoy disfrutando porque lo veo desde otro enfoque. Es una visión más de la realidad pero yo diría que de las básicas y, quizás, la más importante. Acumulamos violencia desde antes del nacimiento con el ambiente materno. Y al nacer se le priva a la madre y, por tanto, al hijo del disfrute sexual del parto dirigiéndolo y manipulándolo contranatura... Crecemos tensos porque ya en el parto nuestro organismo se prepara para defendernos de ese dolor y esto condiciona desde nuestro inicio nuestro mundo.
      De nuevo el aparato estatal es el que garantiza que el parto con dolor continúe para que las nuevas generaciones vengan ya marcadas con el sufrimiento y sean más propensas a la violencia y, por tanto, más fáciles de manipular puesto que el acto de reflexión está disminuído o anulado por motivos de supervivencia. Resultado: entorno laboral competitivo y excluyente de todo amor a nuestros semejantes para disfrute de las élites que como dioses del olympo se ríen viendo como nos matamos unos a otros mientras ellos pescan en río revuelto y se aseguran el control mediante las fuerzas represivas junto con las correspondientes leyes a medida. Hoy por hoy es otra batalla perdida porque nos odiamos y pensamos que el ser humano es destructivo y egoista por naturaleza cuando buena parte de esto es el miedo que tenemos metido en el cuerpo desde el nacimiento.

      Eliminar
  8. Krates, gente como Felix NO debería ser necesaria, ni sus libros deberían ser impresos.
    Pues su función es de antídoto, para recordar lo que es puro sentido común pero la propaganda del sistema nos distrae y anestesia.
    Ojalá no tuvieran que imprimirse sus libros, creo que él también estará de acuerdo.

    Y el dinero no sólo permite obtener alimento, ropa y cobijo... Permite el estado, crea el estado, sin dinero, el estado no es.
    Capitalismo es un águila bicéfala, capital como ciudad centralista, y capital como dinero.
    Ambas herramientas de ataque al pueblo, o el dinero sutil y pérfido para corroer, o la fuerza bruta policial-militar.

    El dinero es la peor invención de magia negra que ha podido crear el mal, es lo más anti-humano.
    Dudo que ni en 500 años más en los peores futuros puedan igualar semejante arma infernal.

    ResponderEliminar
  9. El dinero crece en las imprentas de los explotadores, las zanahorias en los huertos, y las dos cosas sirven para mover asnos que tiren del carro.

    ResponderEliminar
  10. Coincido con Joan. Félix, desde el cariño y el aprecio a tu importante obra, sería como mínimo prudente que evitases cierto hooliganismo dialéctico que, pienso, está empezando a aflorar en tus últimos escritos. Tus análisis son muy valiosos a día de hoy y están haciendo que cada vez´más gente se cuestione nuevas y viejas mentiras, pero creo necesario dejar de lado cierta agresividad que enturbia más que clarifica.
    Salud y victorias
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Yo por el contrario, celebro y aliento el que se le diga gato al gato. En estos tiempos donde lo políticamente correcto, el lenguaje posmoderno que todo lo relativisa y distorsiona, es de festejar que salgan artículos y gente que se atreva a llamar a las cosas por su nombre. Si a la gente de buenas conciencias y que gustan del gatopardismo les ofende o les llega estas denuncias, creo que es algo que deben de analizar en ellos mismos.

    Cuando el poder de las palabras y los razonamientos profundos, es uno de los pocos (y en extinción)que nos quedan a algunos seres humanos, frenarlos por miedo al que dirán es un suicidio de la humanidad en tanto humana.

    Ánimo Félix, si más gente dijera sin pelos en la lengua lo que pasa en nuestra sociedad, tál vez esto sería más veloz...si es que llega a ser.

    El trabajo asalariado es un paradigma donde los hubiere, que sotiene al capitalismo y al poder del Estado sobre nuestras vidas y no se puede denunciar los suficiente y menos aún timoratamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llamar las cosas por su nombre es decir que trabajar por dinero es reaccionario... Salir a la calle y decírselo a la cara a los miles de parados y subempleados que hay y que somos, o a las familias que han sido desahuciadas. ¡A ver si os atrevéis?

      Eliminar
    2. Claro que sí, hay que llamar las cosas por su nombre y decir que trabajar por dinero es reaccionario... ¿Por qué esto no se lo decís a la cara a los parados y desahuciados que están acampados en Plasencia y Mérida? ¿O a los que se manifiestan todos los lunes en la Plaza Mayor de Valladolid? ¿O por qué no convocáis Félix y tú a una concentración o a una manifestación contra el trabajo asalariado?

      Eliminar
    3. Jejejeje...Trabajar por dinero es lo que es Krates, una humillación, coherción y esclavismo autoimpuesto a la vez.No puedo salir a las calles de España ni convocar ahí, porque soy de México jejeje, pero aún así, no se trata de obedecer a provocaciones impulsivas y sentimentales. No lo veo nada mal, creo que Félix debería de hacer eso, pero también creo que si no lo hace, es porque como yo, sabe que ni aún con el agua hasta el cuello como en España (aquí en México estamos de otras y muy diversas formas también), la gente tiene visión para algo más que lo que acertadamente Félix llama "el estómago". Los desahuciados y parados deben de pensar y decidir por si mismos que es lo que quieren, y hasta donde sufren, lo que los llevará a decidir hasta donde quieren llegar o luchar. Por mi parte, convocar a una manifestación antisalarial en México es cometer suicidio, la gente no da para tanto, aquí en México la gente ya lleva mucho tiempo, siglos, humillados, violentados y explotados, aquí, si tienes dos o tres trabajos te debes de considerar afortunado. Uno pensaría (yo pensaba) que ahí en España por ser "primer mundo" y darse una buena vida a costa del tercer mundo, lucharían con más fuerza y furia, aunque sea para volver a su nivel de consumismo acostumbrado...veo que no es así y poco a poco los iran tercermundializando, no se preocupen , eso es seguro.
      Aquí en México también la lucha no va más allá de mejorar el salario y tener una vivienda de 30 X 30 metros...también vemos aquí los resultados.
      Finalmente, Krates, puedes luchar por que te paguen mejor, por que te vendan comida más barata o por "ganarte la vida". Yo, también quiero que me paguen mejor y comer mejor, pero no confundo eso con emancipación o libertad.
      No te enganches y reflexiona, apoyo el comentario de más arriba: "si tus críticas están fundamentadas, danos razones para no machacar el trabajo asalariado y las escucharemos atentamente, si no tienes mas argumentos que los de comer, vestirse, comprar cachivaches, etc..., no hace falta que vengas aquí a decirnos eso, puesto que ya lo sabemos, es totalmente futil repetir ese lugar común, no hay otra opción, lo sabemos, es algo básico que acatamos pero con lo que no tenemos que estar de acuerdo."

      Saludos amigo.

      Eliminar
    4. ¿Cuándo he dicho, o dé a netender, que esté a favor del trabajo asalariado? Nunca lo he considerado un bien social, un bien común, sino todo lo contrario. Es más bien un mal, mal pero necesario, como tú y el otro de más arriba me habéis reconocido, no nos queda otro remedio. Pero, lamentablemente, cómo necesito de ese «mal» sería hipócrita pregonar contra él a los cuatro vientos.

      Pero, quién ha escrito cosas cómo esta:

      «Las luchas salariales, cuando están fuera de una estrategia revolucionaria y, además, se convierten en la tarea principal, o incluso única, son reaccionarias...»
      (10 - marzo - 2013)

      Y, a su vez, otras como éstas:

      De la lucha económica, por dinero, no saldrá la revolución...
      (17 - julio - 2012)

      O también nos dice

      «Necesitamos una, diez, cien, mil, concentraciones (y más cosas...) contra el trabajo asalariado, que está matando espiritual y físicamente a las personas, a los y las trabajadoras...»

      y remata con...

      «... Cuando hagáis una convocatoria contra el trabajo asalariado dímelo y estaré en primera fila.»
      (16 - septiembre - 2012)

      Yo no digo a la gente lo que debe o no debe hacer, pero otros, por lo que veo, sí. Por lo menos, demostrarme algo de vuestra coherencia.

      Eliminar
    5. kRATES, una cosa es lo que tu necesites y otra bien distinta es si eso que tu necesitas es bueno o malo para el pueblo, y si es malo para el pueblo es lícito criticarlo aunque tengas que usarlo por "imperativo legal".

      Y por otro lado Félix está diciendo lo que piensa sobre el trabajo asalariado. Si tú crees que te está diciendo lo que debes o no debes de hacer es problema tuyo, pues no sé si sabrás que las personas podemos hacer lo que nosotros queramos sin que nadie nos diga lo que debemos o no debemos de hacer. Seguir a un lider iluminado es propio de borregos y denota una mente infantil incapaz de tener sus propios criterios, pero no te preocupes que eso tiene cura para quien esté dispuesto a realizar un trabajo o revolución interior -parte fundamental de lo que Félix llama "revolución integral"-, pero te advierto que es un trabajo duro y penoso pero con resultados liberadores, algo así como ver la luz al final del túnel. ¡Ánimo y a por la tarea, que hay mucho y malo que perder y mucho y bueno por ganar!

      Micael

      Eliminar
    6. Bueno, tu reconoces que el trabajo asalariado no es un bien social, yo reconozco que no queda otro remedio; tú deduces de ambos, que lo que te queda es no criticar ni revelarte puesto que "no hay otro remedio" y no quieres ser hipócrita; yo deduzco (de ambos tambien) que precisamente porque no hay otro remedio actualmente pero sigue siendo un abuso donde los hubiere, hay que luchar y denunciar sin cuertel a tan cruel sistema. Cuestión de enfoques...

      Las citas que haces de Félix, no se bien a bien el porque las pusiste, pues vienen a reafirmar los argumentos de Félix y a dar fuerza a nuestros señalamientos.

      Krates, en lo personal tampoco digo que hacer a los demás. Comentar, opinar y argumentar un poco totalmente a título personal, no veo donde se asemeje...¿Será que no tengo miedo a ser hipócrita?

      Revisa tu blog: http://losdeabajoalaizquierda.blogspot.mx/, te darás cuenta que el primero en faltar a la coherencia eres tú...y no lo digo por tu etiqueta Anti-Felix (http://losdeabajoalaizquierda.blogspot.mx/search/label/anti-F%C3%A9lix).

      Mira que tener un blog que diga "los de abajo y a la izquierda" y tener pudor de criticar al sistema explotador asalariado, no veo donde pueda ser coherente. Padecer la explotación y el abuso mediante el trabajo asalariado y decir que por no haber de otra y depender de el, no hay que criticarlo, creo que eso si es ser hipócrita.

      Amigo Krates, veo que persigues objetivos diferentes a los que gustamos de reflexionar junto a Félix, por lo que entiendo tu molestia y antagonismo al autor.

      Saludos y ya no te enganches...

      Eliminar
  12. Lo he releído en busca de la violencia y del hooliganismo verbal, y no he encontrado trazas de ello. NO he visto nada que no sea una descripción bastante contenida de los ataques que sufrimos.

    ResponderEliminar
  13. Si sabe usted tanto del resto de los temas de los que habla como de feminismo, del que se ha inventado las "categorías" machista, misógino y exterminacionista sin dar las menores pruebas de su existencia y donde está ofreciendo como información la mera opinión, la profundidad de este artículo está a nivel del mar. Si a ello añadimos el uso de expresiones como "lo que es" tan absurda y vacía de contenido, se podría decir que la forma está a la altura del fondo. Por otro lado, si los comentarios que hagan apología del machismo advierte que serán borrados, me pregunto cómo puede escribir un post tan machista. Esto no es no tener pelos en la lengua, es no tener ni idea de lo que habla.

    ResponderEliminar
  14. ¿Alguien sabe dónde se puede encontrar "Trabajo y capital monopolista", en su versión en castellano?

    Me ha sido imposible dar con él todavía.

    Salut!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo encontre solo en 49 pags:
      http://es.scribd.com/doc/28664960/Braverman-Harry-Trabajo-y-Capital-Monopolista

      Ojalá te sirva un poco.

      Aún asi hay otros escritos de el o en referencia a su trabajo.

      Saludos

      Eliminar
    2. Yo lo encontré en la Biblioteca pública de Valencia hace años, búscalo en alguna biblioteca que sea grande, he mirado en varias librerías on-line de las que soy asiduo y no lo tienen :( así que desisto xD
      También hay una edición online en scribd, te paso el link, yo lo suelo consultar desde ahí.

      http://es.scribd.com/doc/28664960/Braverman-Harry-Trabajo-y-Capital-Monopolista


      Salut!

      Eliminar
    3. Yo lo he buscado también, en librerias de segunda mano en Internet, y no lo he encontrado. Pero me lo he descargado aqui:

      http://es.scribd.com/doc/28664960/Braverman-Harry-Trabajo-y-Capital-Monopolista

      y tengo la intención de imprimirlo.

      Eliminar
    4. http://www.scribd.com/doc/120038057/Harry-Braverman-Trabajo-y-Capital-Monopolista-La-degradacion-del-trabajo-en-el-siglo-XX

      Eliminar
    5. Sabía de la existencia del documento en internet, pero está incompleto, sólo están los 4 primeros capitulos.

      Gracias de todos modos

      Salut!

      Eliminar
    6. Sólo ves los primeros capítulos porque no estás registrado, ábrete una cuenta en scribd y tendrás acceso al resto del libro y a todos los que se indexan en esa web ^^

      Au cacau!:)

      Eliminar
    7. Estoy registrado en scribd, y no conseguido dar con el libro completo.
      ¿Dónde está la dirección en la que encuentre el libro completo en castellano anónimo?

      Eliminar
  15. La Mayoría de las personas están adoctrinadas a este sistema capitalista y no, se les enseño a pensar fuera de este sistema, el sistema educativo que tenemos esta creado para a poyar a este sistema, no para ponerlo en duda, es lo que vemos todos los días nos criamos en este sistema consumista y capitalista no hemos experimentado otra cosa, por tanto no son conscientes creen que es la mejor opción, la gran mayoría no saben que el sistema mercado monetario es el mayor destructor de la ecología, la fuente mas grande de desperdicio, agotamiento y contaminación, el mayor proveedor de violencia, guerra, crimen, pobreza, maltrato animal e inhumanidad, el generador mas grande de neurosis social y personal, desordenes mentales, depresión y ansiedad, sin mencionar la fuente mas grande de parálisis social que nos impide movernos hacia nuevas metodologías de salud personal, sostenibilidad global y progreso en este planeta.
    Estoy de acuerdo en gran parte del artículo pero discrepó en el uso de la tecnología, ya que esta si es usada en benefició de la humanidad, no en beneficio de los empresarios para explotar a los trabajadores, sino en beneficio de la sociedad en un sistema basado en recursos y no en dinero donde se declare todos los recursos del planeta como herencia común para todas las personas que viven en este planeta, la automatización de la producción se realizaría lo máximo que fuera posible y en todos los campos, esta se realizaría respetando el medio ambiente y con energías renovadles, de esta forma se podría liberar al hombre de la esclavitud del trabajo conforme se fuera perfeccionado.
    saludos. Tren de ideas de "Una economia basada en Recursos" .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es suficiente la buena voluntad para ofrecer soluciones. Hablas sobre el proyecto Venus y Zeitgeis. Ví el vídeo y me pareció un panfleto propagandístico aunque no sabía para qué. Lo entendí cuando hace unos años fui a unas charlas e hizo una presentación un chaval sobre esto, que básicamente eran ciudades inteligentes y "sustentables" donde las decisiones sobre la salud la tomarán los médicos, sobre el clima los científicos... cuando unos amigos y yo íbamos vendiendo la idea de recuperar el burro... Es una simplicidad y un error muy peligroso pensar que la tecnología lo va a arreglar todo cuando hoy en día, por ejemplo, resulta lo contrario. También, en el fondo, es una infantilización más profunda de la que ya tenemos al delegar las decisiones y nuestro futuro a otros "más cualificados" ya que esa es una de las ideas fundamentales del proyecto. El ser humano no tendría valor porque no necesitaríamos a otros individuos para vivir ya que tendríamos máquinas. Sería el individualismo extremo y la mejor manera de controlar que puede existir: el separarnos. A parte del crecimiento exponencial de la estupidez dado que no sería necesario pensar puesto que ya las máquinas lo hacen por tí o que me expliquen qué estímulos tendríamos.
      Con el miedo al cambio climático vieron la oportunidad de invadir Europa de bombillas de bajo consumo (con mercurio), molinos de viento que arrasan el paisaje, coches eléctricos, el mercado del carbono... cuando sería mucho más saludable y sano consumir con conciencia. Todo al revés. Es como lo de confiar los resíduos radioactivos a las futuras generaciones que, sin duda, tendrán solucionado lo del tratamiento de éstos: lo lanzarán al espacio ¿y el almacenado bajo tierra? A confiar plenamente en que la tecnología en el futuro lo resolverá se le llama "fe ciega" que no deja de ser otra cosa que religión, con sus dogmas y su sectarismo cada vez mayor. Como final te diré que yo fui programador de sistemas industriales unos años y me hago una idea de lo que supondría ese futuro tecnológico: el final del ser humano como tal.

      Eliminar
    2. Estoy totalmente de acuerdo contigo.Además,donde esté el burro que se quite el telefono inteligente y todas esas zarandajas.Recuperemos el burro y todos los demás animales que han acompañado al ser humano hasta hace relativamente poco tiempo.La tecnología buena es la mínima que impacte lo mínimo en la naturaleza.
      ¿Cómo nos han podido engañar con unos simples cachivaches?Cuando aparecieron las computadoras era infantil jugar a los videojuegos,ahora lo hacen más "adultos" que niños.

      Dave.

      Eliminar
    3. No comparto tu visión sobre videojuegos. Puede que desde fuera solo parezcan juegos electrónicos, pero te aseguro que es un arte cuyo lenguaje es la interactividad nacido de los avances tecnológicos, como en su día lo hicieron el cine y la fotografía. Yo pido que se trate con los mismos parámetros a estas tres artes y se reflexione profundamente antes de decidir si debemos renunciar a alguno de ellos y valorar cada uno de ellos, sabiendo el precio de lo sacrificado. Por favor, sed coherentes en vuestra decisión. Si no hay más remedio, habrá que renunciar a ellos, pero sabiendo lo que en realidad son y no guiados por prejuicios. Y respecto a la reducción tecnológica, creo que habrá que eliminar las máquinas innecesarias y prenscindibles y reducir el número de las necesarias mediante la propiedad comunal y la reducción de la producción a lo necesario, aunque habrá que realizar una profundo estudio sobre el tema y las posibilidades que tenemos.

      Eliminar
    4. Yo no voy a evitar que tu juegues a los videojuegos.Puedes hacerlo todo lo que quieras.
      No sé como funcionan,pero la interactividad real creo que debe ser entre las personas.Desde mi punto de vista,el videojuego no puede conseguir eso de ninguna manera.Además,creo que está creado para todo lo contrario,para convertir al sujeto medio en individualista extremo y en hacer de la vida una competición.Casi todo lo que se vende es juegos de violencia(no entiendo mucho,pero es difícil abstraerse de tan vasta publicidad) y en esto no difiere mucho del cine contemporaneo.La exposición de los jóvenes a estos actos de violencia extrema,es de suponer que a largo plazo crearán una sociedad violenta,en el mismo sentido que lo hace la televisión.Esto ya es reconocido en diversos sectores.Otro asunto es la perdida de las capacidades del ser humano.Si todo lo que haces,lo haces por medio de la máquina,¿qué es lo que haces tú?¿dónde quedará tu capacidad para adquirir destreza manual o de intelección,tu capacidad imaginativa o de desarrollo?
      Yo no te voy a prohibir nada,pero te pediría que valorases la tecnología como lo que es,algo creado por el poder instituido para consumo de masas,para destruir(esto quizá sea lo más importante)las capacidades humanas¿Queremos tecnología?¿Por qué no la construimos entre nosotros?Sé que es dificil,pero en ese trance nos construiremos como seres fuertes y capaces.

      Eliminar
    5. Estoy de acuerdo con lo de apoderarse de la tecnología y no me hace falta que me digas por qué la industria de videojuegos no es mi amiga. Lo que percibes de este medio solo es la maquinaria de marketing que encumbra a las superproducciones, como ocurre en otros medios. La penas es que hay un puñado de videojuegos que tratan temas humanos de una forma profunda e interesante, pero no son muy conocidos ni numerosos. Son muchas las cosas que creo que deben cambiarse, tanto a nivel tecnológico como de contenidos, de poder conservarse. No deseo que los videojuegos desaparezcan sin haber mostrado su potencial solo por los intereses de una industria cultural.

      Eliminar
  16. Re el feminismo, explica esencialmente por qué no comulgué con ese feminismo al que se refiere Félix y que ha sido el mismo que humillara al santo Iván Illich quien entendió que "unisex" era otra forma de negarle valor a las mujeres... aunque no lo crean, el medioevo tan vilipendiado valoraba mucho más a las mujeres... por lo mismo que ellas y ellos constituían dos esferas complementarias que no competían sino que de alguna forma u otra colaboraban, ergo eran igualmente valiosos en todos los sentidos. Muchas feministas eventualmente se dieron cuenta de estas cosas y han sido más profundas en sus análisis. www.institutosimoneweil.net

    ResponderEliminar
  17. Soy un espectador que no conoce lo que el autor llama revolución. Si se molestara en explicar con detalle en qué consiste quizás tendría más seguidores. Estoy de acuerdo en que la esclavitud no fue abolida, sino que entró en nómina. Soy un asalariado y no siento que mi trabajo jamás me vaya a realizar como persona, pero al menos puedo pagar las facturas. Si hubiera algo mejor que eso no dudaría en tomarlo, pero el autor del artículo no explica con claridad cual es la alternativa que propone. Si no hubiera trabajo asalariado ¿seríamos todos como los autónomos o algo así? Si todos fuéramos autónomos o emprendedores no creo que la situación del hombre mejorase mucho. Los autónomos de hoy también tienen que hacer trabajos que no les gustan ni les aportan felicidad ni crecimiento personal, y encima no tienen la mayoría de derechos que tienen los trabajadores por cuenta ajena. Si yo me dedicase a hacer solo lo que me gusta o me hace mejorar como persona, no conseguiría que nadie me pagase por ello. Perdonen mi escepticismo pero no creo que ninguna revolución pueda darnos esa felicidad que promete a los trabajadores y pobres del mundo. Mientras el ser humnano no cambie y sea más moral y tenga más amor por todo lo que le rodea, ningún sistema político podrá funcionar. No creo que una revolución pueda hacerse desde fuera del corazón humano. Da igual si tenemos gobiernos de derechas o de izquierdas, cualquiera de ellos funcionaría si el ser humano supiese lo que es la bondad y la fraternidad. La solución que buscamos no está en las revoluciones, sino en las campañas de concienciación. Las mejoras que ustedes buscan en sistemas políticos, en tipos de gobierno, en luchas de clases por llegar al poder, etc. nunca dará frutos, por que el ser humano no está concienciado, no ha realizado el cambio desde el corazón, no ha cambiado el egoísmo por altruísmo, ni la corrupción por honradez, ni la maldad por la bondad, ni el miedo por el amor. Dedíquense a predicar ese cambio del corazón y lograrán más que difundiendo ideas revolucionarias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás un poco perdido. Si leyeras el resto de la obra de Félix entenderías que lo que propones está incluido en lo que él llama "Revolución Integral". Te animo que profundices un poco en su obra y entenderás de que trata esta revolución que engloba todos los aspectos de la vida.

      Eliminar
    2. Gracias por la aclaración, pero no me refería tanto a mi falta de conocimientos, cuanto a la falta de moralidad en la gente. La revolución está muy bonita sobre el papel, pero cuando hay que construirla es cuando falla, por que las personas fallan. La falta de moralidad es el epicentro del terremoto que la derrumba. Ni un solo país donde ha triunfado la revolución ha logrado la felicidad de los de abajo. Cuando el pueblo aúpa al poder a unos cuantos de los suyos, al poco tiempo llegan a ser peores que aquellos a quienes vencieron. Estar en el poder les corrompe, desvirtúa sus ideales y les hace perder el norte. Los que ahora mismo están luchando por un mundo más justo, por mayor transparencia, por mayor control de nuestras instituciones, si un día llegaran al poder convertirían la revolución en una dictadura personalista, renegarán de sus ideales, y les traerá al fresco si las leyes que impongan no son justas. ¿Dónde encontraremos personas incorruptibles como el oro, morales de todo corazón, fieles a sus ideales hasta el heroísmo y con la sabiduría suficiente como para saber lo que el pueblo necesita? El mismo pueblo que quiere gobernantes honrados, carece de honradez en su vida diaria. La mayor parte de la gente no se corrompe por que no tiene oportunidad, no roba por que no puede, pero dales poder y verás si lo que llevan dentro era honradez o sinvergonzonería. ¿De ese pueblo corrupto vamos a sacar dirigentes incorruptos? Y no me digan que lo que hace falta es más transparencia y leyes más duras contra la corrupción. Cuando lleguen al poder ya verás que buscarán las vueltas para opacar esa transparencia y burlar las leyes, igual que hacen todos los que llegan al gobierno, sea del partido que sean. ¿Acaso los revolucionarios no harán lo mismo? Por eso dije e insisto en que lo que hace falta son campañas de moralización y concienciación. Gracias por su atención.

      Eliminar
    3. Félix cuando habla de revolución se refiere al cambio profundo de la sociedad partiendo del cambio en uno mismo: la autoconstrucción del sujeto partiendo de la búsqueda continua de la verdad y del amor. Por supuesto con horizontalidad en las relaciones y con libertad de conciencia. Es decir, tender la utopía de un mundo donde las personas nos autoregulemos sin necesidad de imposiciones externas. Pero también hace incapié en la condición contradictoria del ser humano y, por lo tanto, en la imposibilidad de la perfección; siempre habrá problemas.
      Esta es mi aproximación y mi interpretación de lo que conozco sobre nuestro amigo y sobre este tema en concreto. Espero haberte aclarado un poco y, con ello, animarte a ver o leer algo más de él.

      Eliminar
    4. Gracias por tu interesante respuesta. Creo que tu si que me entendiste. Por supuesto que leeré más.

      Eliminar
    5. Don Félix:

      Después de leer sus artículos he llegado a la conclusión de que no merece la pena seguir y me marcho de aquí. Tiene usted una obsesión enfermiza y cerrada a la razón con el capitalismo, al que culpa de todos los males del mundo. NO ES EL CAPITALISMO LO QUE HA FALLADO, SINO LA GENTE POR EL ABANDONO CONTINUO DE VALORES MORALES UNIVERSALES. Un capitalismo sustentado en valores morales superiores puede continuar sin crisis cíclicas, ni infelicidad para nadie. Es más, existen otras muchísimas formas de organizar una sociedad, y la mayoría podría funcionar perfectamente y mantenerse en equilibrio indefinidamente si se sustentan en una serie de valores morales internos en cada persona que puebla esa sociedad, es decir, lo que usted llama revolución interior. No son las formas de organización las que fallan, sino la ausencia de ética y moral, esa es la clave, y usted lo sabe, por eso quiere utilizarla para que pueda funcionar la organización social de su preferencia. Es usted un manipulador como tantos que he encontrado. Nos quiere a todos bonachones y sumisos para que su sistema revolucionario-comunista pueda funcionar. En esencia no se diferencia usted en nada de cualquier capitalista manipulador.

      Y para más inri leo comentarios de seguidores suyos que defienden el uso de la violencia física y sicológica, y llaman al levantamiento armado. ¿Qué tienen en común la revolución interior de valores humanos, desinterés, bondad, ayuda mutua, etc. con el uso de la violencia, la guerrilla urbana, y todas las atrocidades, injusticias y crímenes que se cometen en ellas? Tremendísima incoherencia que usted no se ha molestado en corregir, con lo que demuestra estar de acuerdo. ¿Y usted nos viene a dar clases de moral a los demás con su revolución interior? ¿Es que las guerras en este mundo no han producido ya bastante dolor? ¿Los revolucionarios quieren todavía más? ¿No se les ocurre otra forma de lograr la revolución? Se supone que en esta página se reúne la elite intelectual que liderará esa revolución. Pues vaya pobreza mental. Los que pregonan la violencia quieren conseguir por la fuerza física lo que no han sabido lograr con la fuerza de la razón. No se diferencian ustedes de los que apoyan las invasiones norteamericanas que se justifican con eufemismos como “misiones de paz”.

      Dígame, si es usted tan anticapitalista ¿por qué vende los libros que escribe, por qué no los pone para libre descarga en su blog? Para ganar dinero claro está, igual que hacen todos los capitalistas. Si sus ideas son tan buenas que pueden salvar a la humanidad no debería hacer negocio con ellas, sino regalarlas para que se difundan lo más posible. Se evidencia que su amor por el dinero está por encima de sus ideales. Toda su perorata sobre la revolución es una gran farsa, su verdadero interés es que entre todos le ayudemos a usted a llegar al poder para vivir a cuerpo de rey.

      Abur para siempre.

      Eliminar
    6. Para el anónimo del 3 de mayo...

      Creo que antes de hablar por hablar, deberías mínimo leer un poco más de las reflexiones de Félix. Para quienes seguimos sus cavilaciones, es patente (y patético) constatar que apenas y habras leido algo e interpretado con bastante ineptitud.
      Por otro lado, gente como tú, que apenas se detienes en pensar que tal vez otras personas no están felices y agradecidas de vivir en un sistema explotador, expoliador y opresivo como el actual, quieran vivir de otra manera.
      No te preocupes, sigue viviendo tu vida de esclavo agradecido y deja a los demás que busquemos vivir en otro mundo que creemos y luchamos por que sea posible.

      Lo bueno de este asunto es que si los críticos de Félix son tan deficientes y torpes como tu, no será dificil ganar la batalla de las ideas.

      Abur para siempre.

      Eliminar
    7. Lo siento amigo, pero creo que no te has enterado de nada, creo que lo que buscas lo podrás encontrar en el mundo del catolicismo vigente, o en el budismo ("élites intelectuales", al pan pan y al que manda dinero y obediencia, pacifismo ñoño y sumiso, sentido orteguiano del respeto por los que mandan...

      Que tengas suerte, hasta siempre

      Eliminar
    8. Tiene usted una obsesión enfermiza y cerrada a la razón con el capitalismo, al que culpa de todos los males del mundo.

      Eso no es cierto,la crítica no viene del capitalismo en sí,sino de la integración del capitalismo en el alma del pueblo,que es diferente.Por esta razón,la crítica es más al pueblo(él tambien se debe incluir)que al propio sistema capitalista,aunque de todas formas,¿cómo se podrá imbuir al ciudadano medio de un sentido de la moralidad con un sistema capitalista que cada vez es más depredador?El Estado y el capital no dejarán que esa labor se pueda llevar a cabo y si antes-al menos los que lo hemos vivido- había algo más de humanidad,dignidad,compromiso y demás valores en el ser humano y ahora han desaparecido por completo,por fuerza se debe llegar a la conclusión de que algo tendrá que ver el sistema en esta permuta.
      Por otra parte,creo que no has entendido lo que es el capitalismo,que no es otra cosa que la exacerbación del egoismo y el egotismo.En realidad,de esos valores se valen las élites para mantenernos dominados.¿Se puede eliminar la enfermedad sin destruir el virus que la crea?Es muy dudoso.
      Yo no he leido comentarios defendiendo la violencia,pero en cualquier caso,el que lo escribe lo dirá en su nombre.Es una opción,sí,pero ahora mismo es una buena forma de suicidio,no puede llegar lejos.Yo no he leido nada de Félix sobre defender la opción violenta,aunque sí es cierto que defiende la violencia en legítima defensa¿No crees que es de recibo que una comunidad o persona tenga el derecho a defenderse?Los únicos que no se defienden son los esclavos,puesto que no se consideran humanos¿Pueden las élites valerse de la violencia para el ataque,el expolio,la degradación y el pueblo no puede utilizarla ni siquiera para la autodefensa?
      Lo que tú buscas es la reforma del sistema, y para eso ya tienes los partidos políticos,los viejos y tambien los que se creen nuevos.No hace falta hacer nada,sólo votar y ellos ya se encargan de proporcionar el alimento para las mentes bienpensantes.
      Estoy de acuerdo contigo en que podría tener una edición en digital de todos los libros para libre difusión,pero en cualquier caso,los últimos libros de Félix tienen la atribución de Creative Commons,por tanto se pueden difundir sin ningún problema por la red y hay dos libros suyos que se pueden encontrar con facilidad.Dicho esto,creo que poco dinero sacaría si tuviese que vivir de la venta de estos libros.La filosofía y la ciencia política interesa poco en esta sociedad-por desgracia-y estos son los principales temas de los que trata Félix.
      De todas formas,no sé de que manera se puede aupar al poder a Félix,como si de un emperador se tratase.Eso más bien le correspond ea lo que llamán los movimientos sociales,que al parecer ya estan buscando la opción política,la de entrar en el "juego democrático",como el 15M y otros.En realidad lo que se quiere es acabar con el poder,que es diferente para poder tener un gobierno desde la asamblea,donde todo se decida en colectivo y para eso hace falta algo más que un "lider intelectual-espiritual",hace falta que todos nosotros nos ocupemos de todos los asuntos.Es una tarea ingente intentar reformular toda una sociedad,pero si se quiere acabar con la concentración de poder y la destrucción del ser humano,así debe ser¿Te has puesto a pensar cómo podría ser una sociedad sin capitalismo y sin Estado?Apabulla,¿verdad?Son muchas ideas preconcebidas las que tenemos y estamos acostumbrados a que nos den todo,desde la comida, el arte y el pensamiento.

      Eliminar
  18. Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, MACHISMO o crueldad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué curioso que puedan ser restringidos comentarios en esas condiciones y sin embargo se publiquen decenas de ellos poniendo a caer de un globo al titular del blog por sus ideas.
      A ver si cunde el ejemplo en los sitios "libertarios" y no ejercen censura, no ya de críticas "ad hominem" como es costumbre aquí, sino a opiniones que simplemente difieran de la de sus administradores.

      Eliminar

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.