Follow by Email

martes, 8 de abril de 2014

14 de abril :LA REPÚBLICA DE LA TORTURA

14 de abril de 2014
LA REPÚBLICA DE LA TORTURA



Si anteriormente se calificó de “república del máuser” a la instituida por el capitalismo y el Estado español el 14 de abril de 1931 por el uso que los cuerpos policiales, sobre todo la guardia civil y guardia de asalto, hicieron de ese arma de guerra, el fusil máuser, contra las clases populares[1], ahora se analizará el uso masivo de la tortura por el régimen republicano español.
        
La tortura fue convertida por la segunda república en una manera habitual de tratar a las clases populares. En total unas 78.000 personas fueron torturadas de manera severa por ella, falleciendo por causa de ello unas 4.000, durante  el año posterior, que deben ser sumadas a las 3.900 víctimas de descargas policiales o ultimadas en aplicación de “la ley de fugas” (ejecución sumaria de detenidos alegando que habían sido alcanzados por disparos cuando “intentaban fugarse”).

Hay que señalar que del total de torturados graves por orden de los diversos gobiernos republicanos unas 16.000 debieron ser mujeres, de las cuales en torno a 800 fallecieron al año siguiente por el daño físico y psíquico recibido. Es imposible saber cuántas padecieron sevicias sexuales, aunque el número de violaciones, al parecer, fue muy reducido.
        
Esto es coherente con lo que fue la II república española. Fue construida según el modelo de la III república francesa (1870-1940) que tuvo entre sus ejecutorias la represión en 1871 de la Comuna de París, con 25.000 muertos, el aplastamiento cotidiano de los movimientos populares y proletarios en sus 70 años de existencia (incluido el periodo del Frente Popular francés, 1935-1938, tristemente célebre por la matanza de Clichy) y la ejecución sobre el terreno en 1917 de cientos, o acaso miles, de soldados antimilitaristas franceses en el marco de la I Guerra Mundial.
        
La II república la trae el ejército español (éste sobre todo), la guardia civil, la oligarquía terrateniente (Niceto Alcalá-Zamora, presidente del gobierno provisional de la republica, era un terrateniente y cacique cordobés), el alto clero (Miguel Maura, el “enérgico” ministro de gobernación del gobierno provisional de la república, era un católico integrista) y la gran patronal. Todas las organizaciones del gran capital presentaron su adhesión solemne a la II republica española, de la que esperaban realizara una represión enérgica de las clases trabajadoras, como había hecho la III republica francesa. En particular, la gran burguesía terratenientes deseaba que el régimen republicano metiera en cintura a las gentes de la ruralidad.
        
Mientras la partitocracia republicana y de izquierda, subsidiada por el Estado y la banca, loaba con los mayores ditirambos al régimen del 14 de abril, las clases trabajadoras urbanas, y sobre todo, rurales, se alzaban contra ella. La reacción de la II república fue de una gran dureza. Por ejemplo, en el verano de 1931 los muertos en Sevilla y su provincia se contaron por decenas. La guardia civil disparaba sin tregua, y además el nuevo régimen estaba creando la guardia de asalto (hoy policía nacional), autora de la matanza de Casas Viejas (Cádiz) en enero de 1933.

El incremento del número de policías fue tan elevado y brusco con la II republica que ésta debe ser calificada de Estado policial. Tal fue acompañado de la promulgación de normas legales ultra-represivas como la Ley de Defensa de la Republica, 1931, y la Ley de Orden Público, 1933, ésta última hecha luego suya por el franquismo hasta 1959.
        
Los tres momentos álgidos de la represión republicana fueron 1933, bajo el gobierno de izquierda, republicano-socialista; el otoño de 1934 con el gobierno derechista de la CEDA y los meses de los gobiernos de Frente Popular, entre el 16 de febrero de 1936 y el estallido de la guerra civil. Muy probablemente cuando se usó de la tortura de la manera más masiva y extendida fue con estos últimos, siendo el Frente Popular en el gobierno el que más casos de tortura ordenó o permitió, más bien lo primero que lo segundo.
        
En los textos y el lenguaje de la época las torturas suelen aparecer como “palizas” o “maltratos”. Se propinaban en las comisarías de policía (terrible celebridad gozó la jefatura de policía de Barcelona, donde fue habitual que los detenidos por “delitos” políticos y sociales fueran torturados, muriendo algunos de ellos), en los cuarteles del ejército (el régimen republicano usó en varias ocasiones al ejército para “mantener el orden público”, incluso con despliegue de artillería y aviación) pero sobre todo en los cuartelillos de la guardia civil.
        
Dado que los gobiernos republicanos negaban por principio la existencia de torturas, el poder judicial apenas nunca admitía denuncias de aquéllas y las clases populares rehusaban, en general, las fórmulas leguleyas para defenderse de tan terrible práctica, no existen datos oficiales. Por el contrario, en biografías y memorias de la época son una realidad cotidiana, aunque sin cuantificar. Se debe, en consecuencia, hacer la investigación acudiendo a procedimientos indirectos.
        
Sobre todo en la primavera y principios de verano de 1936 menudean por todas partes los ataques a la guardia civil y a sus cuartelillos. Del estudio de varios de ellos se puede concluir que en la gran mayoría de los casos la causa inmediata fueron las torturas. Tales ataques, que llegaron a ser casi cotidianos entre abril y julio de 1936, eran la respuesta de las gentes del lugar a episodios previos de torturas.
        
Un caso ilustrativo es el de Yeste (Albacete) en mayo de 1936. Al afirmarse la lucha del vecindario para recuperar unas tierras comunales expoliadas por el Estado 19 años antes y luego vendidas a un terrateniente anticlerical y republicano, la guardia civil, cumpliendo órdenes verbales (telefónicas) del gobernador frentepopulista de Albacete, realiza detenciones de jóvenes de la localidad, que son llevados al cuartelillo y torturados. Todo ello ocasiona un estado general de ira irreprimible hacia la guardia civil que lleva a un enfrentamiento a gran escala entre los vecinos y dicho cuerpo represivo el 29 de mayo, durante todo un día. A resultas del cual 17 vecinos pierden la vida quedando casi 100 heridos de bala, mientras en el otro bando muere un guardia civil y 9 son heridos de importancia. Los días posteriores al 29 de mayo fueron de terror desencadenado en Yeste.
        
Si se estudia lo acecido en esos meses sin prejuicios políticos, lo primero que llama la atención son los numerosos ataques a la guardia civil en los medios rurales. Ésta, en muchas zonas, comienza a patrullar de tres en tres, en vez de la habitual “pareja”, e incluso se encierra a la defensiva en sus cuarteles. Los ataques toman la forma de tiroteos y actuación de francotiradores, colocación o lanzamiento de artefactos, concentración de cientos de vecinos con escopetas y fusiles de caza para realizar descargas, asaltos súbitos y también cercos mantenidos incluso durante varios días. En la mayoría de los casos podemos estar seguros que la causa previa era uno o varios episodios de torturas graves o muy graves, infligidas por la guardia civil a vecinos o vecinas de la localidad.
        
La lista de las poblaciones en las que hubo duelos violentísimos, generalmente con muertos o heridos de bala, entre las gentes modestas y los cuerpos represivos a las órdenes del gobierno de Frente Popular es larga. Dado que dicho gobierno instituyó la censura previa de prensa y radio (una práctica dictatorial), reconstruir todo lo que sucedió en los meses anteriores a la guerra civil es casi imposible. Pero tenemos datos parciales. Hubo choques sangrientos, a menudo con ataques a los cuartelillos, en Grajal de Campos (León), Guadamur (Alicante), Consuegra (Toledo), Liérganes (Cantabria), Pobladura de Aliste (Zamora); Escarabajosa (Ávila), Gallarta (Vizcaya), Zaratán (Valladolid), Guadamur (Alicante), Bonete (Albacete), Escalona (Toledo), Palenciana (Córdoba) y muchos lugares más. Inmenso fue el caso de Tocina (Sevilla) donde el pueblo unido ataca y rodea el cuartelillo de la guardia civil, dando muerte a 4 guardias de los 7 que eran, tras mantener el cerco durante 13 días.
        
Una vez que el gobierno de Frente Popular de 1936 decidió valerse de formas extremas de violencia anti-popular, en las que la tortura ocupaba un lugar preferente, a las clases populares no les quedaba más alternativa que defenderse con la acción insurgente. Lo mismo había hecho el gobierno republicano-socialista en 1931-1933 y el gobierno derechista republicano en 1934-1935.
        
La responsabilidad de la conversión de la tortura en un medio habitual de gobierno político de las clases populares fue, en primer lugar, de los gobernantes y partidos republicanos y frentepopulistas, que daban las órdenes correspondientes a los cuerpos represivos. Que jamás admitieran las denuncias populares por sevicias y maltratos y que apenas nunca tomaran medidas contra torturadores les pone en evidencia. No estamos pues, salvo alguna excepción, ante “excesos policiales”. En segundo lugar la responsabilidad era de los mismos cuerpos represivos. Hay que tener en cuenta que una sociedad libre y democrática no puede tener cuerpos policiales especializados, pues el mantenimiento del orden público ha de ser tarea del pueblo en su totalidad, hombres y mujeres adultos. Donde hay un aparato policial hay violencia, muertes y torturas, inevitablemente. Y no hay libertad para el pueblo.
        
La segunda república, 1931-1936, fue un Estado policial tan perentorio que ni siquiera eliminó el carácter militar de la guardia civil, reduciéndola a policía civil. Este hecho equivale a la militarización del orden público, lo que niega que el régimen republicano sea ni siquiera un sistema parlamentarista y de libertades formales homologable. Fue, más bien, el antecedente del franquismo.
        
También son responsables de las torturas infringidas por los gobiernos de Frente Popular (Front d’Esquerres en Cataluña y el País Valenciano) los partidos que formaron parte de la coalición electoral, y quienes sin entrar en dicha coalición solicitaron el voto para ella. Entre los primeros IR de Azaña, UR, ERC, PSOE, ANV, POUM, PCE y otros. Asimismo es responsable la facción de CNT encabezada por B. Durruti, dado que este jefe anarquista solicitó públicamente el voto para el Frente Popular.
        
Un dato a retener es que si, por un lado, los partidos y sindicatos “obreros” se agruparon en o apoyaron al Frente Popular, por otro, el gran capital le otorgó un respaldo notorio y solemne. Por ejemplo, el 11 de marzo de 1936 el Consejo Superior Bancario visitó al presidente del gobierno del Frente Popular, Manuel Azaña, para manifestarle la “adhesión plena de la Banca” a su persona y cargo. Eso evidencia qué fue el Frente Popular (reedición ampliada del gobierno republicano-socialista de 1931-1933), la alianza de la izquierda y una parte notable del anarcosindicalismo con el gran capital contra las clases trabajadoras. De todo eso surgió el régimen de torturas, ése fue el fundamento de la republica de la tortura.




[1] El número total de personas muertas en acciones represivas contra manifestaciones, huelgas, ocupaciones, protestas, etc., por los cuerpos represivos republicanos entre el 14 de abril de 1931 y el 17 de julio de 1936 está en torno a 3.900 personas, casi todas ellas de las clases modestas. Los heridos graves de bala cuantificables serían unos 13.500, en realidad una cifra varias veces superior, pues bastantes de ello evitaban ser atendidos por los médicos, eligiendo la vía de la auto-curación, para no ser detenidos y torturados. De unas y otras una quinta parte fueron mujeres, que resultaron duramente reprimidas por el régimen republicano.

22 comentarios:

  1. Menos mal que hemos progresado mucho y esas cosas ya no ocurren, ¡viva la democracia!.
    ...Me refiero por supuesto a que ya no se asaltan cuartelillos.

    Salud!

    ResponderEliminar
  2. Aciertas, pues hoy estamos peor incluyendo nuestra calidad como personas, por ello hay solo palos por los "recortes" y no por otras cuestiones mas relevantes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué es la calidad de las personas? ¿Quién es el juez? ¿Donde está el comité calificador?

      Eliminar
  3. Esperaba que comentaras algo del 22-M o Suárez, pero bueno, has estado liado también con tu último libro. Por cierto, tienes razón en que hacía unos 10 años había un movimiento antiglobalización muy fuerte, pero creo que se desvío eso hacia parar la guerra de irak o afganistán... vamos, lo típico de que tú peleas por algo mucho mas grande, ellos toman otra medida y desvías la atención hacia ella aunque sea menos importante hasta que finalmente disminuye ese movimiento. Paso también con el movimiento hippie después de que en lugar de conseguir el poder o destruirlo en Francia, De Gaulle hiciera reformas o volviera el ejército de USA después de Vietnam tras el fracaso y quedara de "gesto simbólico"... Estamos en una época asquerosa, donde seres muy bajos en cualidades ya consideran ser feliz a sobrevivir y tener las bases materiales mínimas cubiertas, eso da asco y es enfermizo. No quiero esa felicidad. El liberalismo es una enfermedad mental, una ideología tiene que ser prohibida en un mundo sano. Convierte a los que no quierne convertirse como sus amos en empresario y banqueros en "vagos y parásitos" cuando justamente es aquella gente que quiere llegar a ser rico la mayor vaga y parásita que existe porque quieren ser casta y continuar con el estado y el capitalismo. En su defensa de la propiedad privada, el libre mercado, el culto al dinero, el capital y el empleo que no deja de ser explotación y trabajo esclavo... esta gente sin duda son las que lastran la revolución integral. Encima por si fuera poco quieren endurecer las penas y la cárcel a aquellos que quieren cambiar el mundo en sintonía con el Nuevo Orden Mundial... Para esa gentuza el inconformismo y arriesgar no es organizar una revolución, es abrir una empresa privada siendo autónomo. Triste mundo es éste que los que obedecen a los Estados, incluso alguno decía por ahí que ya no harían guerras mundiales tan fuertes como las mundiales pero sí reducidas para mantener ese estado de "alerta" y así no se plantean luchar contra el Estado no sé si lo dijo Goebbels o 1984. Si hubiera una III WW, matarían a los que estarían en contra de la guerra... menuda gente más satanista debe haber gobernando. Ni República Ni Franquismo, el anarquismo!

    ¿Me estás diciendo que el clero y el patronal apoyaba a la izquierda que luego incendiaban las Iglesias? ¿No disminuyeron el número de militares? Si hay algo que no me gusta fue la ley de vagos y maleantes, algo que me he fijado es que tanto liberalismo, fascismo y marxismo se meten con el más débil, es decir, el lumpem; lo tratan como escoria directamente y parásito por no servir a sus intereses donde el más trabajador para la casta y servil políticamente es el mejor ciudadano.

    Nada hay más temible que la república, la democracia y el liberalismo pues con sus palabras e instituciones persuasivas poco a poco van a incremetando la mezquindad en sus hechos dejando en la miseria moral al hombre y al incremento del totalitarismo económico sin que haya compasión o valores entre los pueblos.

    A la gente le parece inmoral pagar por trabajar pero no que te paguen por trabajar...

    Desde luego, a saber cuántas insurrecciones, revueltas y levantamientos del pueblo contra el Estado han socavado, han destruido y han disminuido con tal de mantener su poder, estatus y establishment desde Babilonia...

    "Asimismo es responsable la facción de CNT encabezada por B. Durruti, dado que este jefe anarquista solicitó públicamente el voto para el Frente Popular." Joer macho, eso son palabras mayores...

    "Un dato a retener es que si, por un lado, los partidos y sindicatos “obreros” se agruparon en o apoyaron al Frente Popular, por otro, el gran capital le otorgó un respaldo notorio y solemne" ¿Cómo se come eso en plena lucha de clases?

    ResponderEliminar
  4. Esta civilización enferma tiene como pilares la riqueza, el crecimiento económico y el progreso ¿acaso se han preguntado si de verdad deben ser base de la civilización algo así? o si los pueblos y naciones que han sido conquistadas e invadidas anteriormente aparte de las zonas rurales querían algo así? Es una locura el mundo en que vivimos.

    ResponderEliminar
  5. Esto lo tenían que leer con detenimientos todos los que enarbolan la tricolor en las manifestaciones, a lo mejor cambiaban de opinión sobre su idolatrada Segunda República Española.

    Yo voy a ir un día por la calle con un estandarte del Reino de Granada o un Vexillum del Imperio Romano, puestos a ensalzar Estados totalitarios del pasado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, claro, mejor con una bandera bicolor y a ser posible con el aguilucho del antiguo régimen ¿?

      Eliminar
  6. Saludos historiador.

    Si fuese usted tan amable y tuviese ocasión para ello, me gustaría que se hiciese cargo de dos preguntas relacionadas con su escrito:

    1. Según su opinión cual cree que era la causa, es decir, qué motivaba las supuestas torturas y el encarnizamiento con las gentes humildes por parte de las fuerzas de orden público?

    2. Dice usted; (reproduzco sus palabras) ..... "una sociedad libre y democrática no puede tener cuerpos policiales especializados, pues el mantenimiento del orden público ha de ser tarea del pueblo en su totalidad, hombres y mujeres adultos".Donde hay un aparato policial hay violencia".......
    Mi pregunta es: si esos hombres y mujeres adultos, dentro de una sociedad libre y democratica, se orientan hacia prácticas de orden pública no resultaría de ello necesariamente un modo ineludible de organización policial. Es decir, no estaríamos ya hablando de la posibilidad de que se ejerciese violencia sobre los individuos.?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con permiso te respondo yo primero.

      1- De "supuestas" nada y la motivación evidente era que se oponían al orden establecido por lo injusto que suponía para ellos.

      2- Por supuesto se ejercería violencia ¿Y? una sociedad horizontal no supone ausencia de normas ni de moral, pero las hace cumplir ella misma, al igual que se defiende ella misma.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Esta es una cuestión difícil, porque un presidente americano ya decía que para que hubiera libertad en una nación se necesitaba vigilancia y esto sobre todo aunque parezca contradictorio tiene su sentido en sociedades grandes, es decir, se necesita una especie de orden entre el propio pueblo y una posible observación a aquellos elementos que estuvieran corruptos, quisieran volver a lo viciado, fueran deshumanizados y demás. Quizás podría haber una mezcla entre la propia rehabilitación en la sociedad y la cárcel, ¿un término medio? No lo sé. Lo ideal sería de todas formas que pasara como antes donde uno podía dejar sus viviendas abiertas y no pasaba nada, y al necesitado se le ayudaba, ese es el tipo de sociedad al que aspiramos. De todas formas en todo esto es clave LA EDUCACIÓN. Lo que no puede ser es que porque haya un par de individuos que son mínimos y pocos que tengan conductas inapropiadas ya se cree un Estado que resulta que es peor que ellos, eso es una locura. Hay que flexiilizar la organización social hacia una democracia directa, real y participativa. O bien esos individuos pueden ser rehabilitados, o pueden irse de la sociedad a la naturaleza, también pueden crear su propio sistema si hubiera leyes mínimas y unos valores en común...

    ResponderEliminar
  8. LA VERDADERA REBELIÓN NO VIOLENTA del Pueblo, y la más efectiva, es ignorar a la elite económica mundial, nacional, local y sus cómplices y compartir recíprocamente entre todos los miembros del Pueblo. Éstos son los tres grupos de consignas coherentes que tenemos que transmitir a aquellos miembros del Pueblo conscientes que quieren ser coherentes:

    No trabajes para los que acumulan
    No consumas sus productos
    No sigas sus consignas

    Organización en Asambleas horizontales
    con toma de decisiones por consenso
    sin dictadura de ninguna mayoría

    Auto-organización, autogestión
    y autosuficiencia colectivas:
    Pueblo Libre Mundial

    ResponderEliminar
  9. dónde va a parar la II república comparada con el franquismo, el reino de granada o la CNT, o las "milicias ruraleS" tan respetuosos con los derechos humanos del pueblo "incluido el de pernada" de los pobres nobles...!!!.vaya tropa de neorurales!!!!

    ResponderEliminar
  10. "El POUM, además del PSOE, PCE y UGT, se sumó a la coalición. CNT no lo hizo y llamó tímida y equívocamente a la abstención" aclarate Félix porque cuando dices que la CNT se abstiene se equivocó y cuando llamó a unirse a la izquierda es "anarcosocialdemocracia" por parte de Durruti.

    ResponderEliminar
  11. Franco llevaba la "pegatina" de la República en su trajecito de militar.
    Félix lo explica muy bien en "La democracia y el triunfo del Estado"; no fue un alzamiento contra la República, fue contra el pueblo, para Modermizar, Industrializar...el país. Persiguieron a los republicanos porque no lograron meter en cintura a las masas, no lograron seducirles.
    La II república fue otra artimaña que no cuajó, pero el franquismo logró lo que en Inglaterra lograron más fácilmente.

    ResponderEliminar
  12. A Piedra a tenor de sus respuestas

    Dada mi breve experiencia en esta vida, pero creo que sopesada y reflexionada he llegado a ver lo siguiente: 1º Supongamos que no fuesen "supuestas" las pasadas imnominias llevadas a cabo por un régimen concreto ( en este caso el de la II República española). Con todo, desconfío de la elaboración histórica pretendidamente diácronica y contumaz. En mi opinión, el sabio duda y el ignorante afirma. Y todo cuanto podemos concluir de lo que oímos se tiene que parecer a una moraleja, a una enseñanza vital intima e intransferible.
    Hablamos de que no sabemos ¿verdad? lo que en realidad pasó en el pasado y nunca lo sabremos. Con todo, nos formamos una opinión, que es eso, una opinión: la tuya, la mía, la de menganito y la de fulanito. .

    2º Respecto a la segunda cuestión. La fuerza, la persuasión que un orden dado pueda ejercer sobre un sujeto adquiere grados distintos dependiendo de la fuerza de voluntad de ese sujeto en cuestión.

    Todo Estado es contingente, es una reunión de individuos.
    La plena satisfacción de criterio de un sujeto autentico y con mismidad nunca puede tener lugar en ningún tipo de sociedad. Ni en una dictadura siquiera en la cual un solo hombre mandara a todos, pues siempre necesitaría delegar en otros todo tipo de tareas.

    Lo dable en el ámbito terrenal y finito son ordenes con los cuales uno siempre estará más o menos a disgusto. En los cuales la exactitud no tiene cabida y donde la diversidad es un bien malpagado.

    En el estado de cosas actual y por la deriva que lleva el mundo de la modernidad solo cabe pensar en la posiblidad de crear poderes morales concentrados que se opongan a ciertos individuos concretos.
    Pero ello, en el fondo, no significara otra cosa que lo que ya proponía el liberalismo clásico ( no necesariamente economicista): La aparición de sujetos por la reclamación de si mismos como tales.

    Piedra esa sociedad suya "horizontal" que se defiende por sí misma y que tiene normas que hace cumplir a si misma, y que no está exenta de violencia, no rompe el cerco de la opresión.

    Permitame que se lo diga Piedra, usted le pone piernas a una abstracción y ahora la invita a bailar para usted.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no podamos conocer la totalidad como bien dices tú de lo ocurrido en el pasado no significa que no sepamos lo que ocurrió en base a las fuentes y documentos de la época en un periodo concreto de aquel.

      Si la Guardia Civil, la del presente, redacta un informe detallando todos y cada uno de los enfrentamientos producidos en el periodo 1931 - 1936, ¿es eso una opinión?

      Siento tener que decirte que tu creencia sobre lo que es un Estado resulta ser bastante infantil. ¿Una reunión de individuos? Si, una reunión de individuos que conspiran constantemente por mantener sus privilegios. Privilegios que ni tú ni nadie tenemos por no formar parte de la élite que conforma el Estado, con las élites militares y aristocráticas a la cabeza.

      A esa reunión no hemos sido invitados ninguno de nosotros. Ni lo seremos.

      ¿A qué llamas tu liberalismo clásico? Dejémonos de una vez de teorías. Llámalo ilustración, liberalismo, progresismo, socialismo, fascismo, comunismo, democracia... De un modo u otro, sea cual sea la máscara, es el Estado el que se perpetúa y el que acapara cada vez más y más poder. Todas las teorías no son más que tonterías sin ninguna validez real (nunca concuerdan con la realidad objetiva) puesto que su único propósito es "dividir" para "vencer".
      En realidad, lo único cierto es el militarismo, el Imperio por bandera. Todo en el Estado, nada fuera de él.

      Siento volver a decirte que ni tu filosofía ni tu intrincado lenguaje parecen conducirte a ninguna parte. ¿Todo Estado es contingente? Si, sobre todo en la península Ibérica, que lleva desde 1348.

      Desde el respeto, quizá deberías seguir sopesando y reflexionando un poco más.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Alberto, veamos:

      1º La cantidad de datos o de información, a priori, no habla en contra ni a favor de la "calidad" de lo que uno sabe.
      El nivel más bajo de conocimiento de las cosas es el que tenemos de oídas. Cuando digo que es el más bajo quiero decir que es el que menos garantías puede ofrecer de ser verdad. La fiabilidad que es licito atribuir a esta forma de conocimiento es muy baja. No porque yo lo quiera sino porque su misma naturaleza es altamente débil y deficiente como para hablar de evidencia.
      En Galicia hay un refrán popular que dice así "Todo el pueblo acudió a la misma feria sin embargo cada uno la cuenta según la vio". La independencia de juicio de un sujeto integro no puede condicionarla un conocimiento tan cutre como el histórico. Y jamás este tipo de conocimiento, sea recogido en actas, informes o escritos puede ganarse la adhesión de alguien que busca la verdad.
      El único conocimiento digno de ser llamado tal es el tuyo en la medida que hayas llegado por ti mismo a él. No lo que proviene de fuera de ti. Una sola cosa bien sabida brilla con luz más fuerte que todas las enciclopedias del mundo juntas.

      2º Es que el ser humano por norma es infantil. Y cuando hablamos de sus creaciones, la infantilidad de sus obras nos deja perplejos, y como en tu caso, provoca demasía. (A mi también me pasa a veces cuando no me adecuo al objeto de que trato y me dejo llevar por emociones. Y es que el Estado juzgado desde un punto de vista estrictamente ético es infantil, no así si lo juzgamos desde un punto de vista cultural y geoestratégico: te recomiendo leer a P. Vidal de la Blache y F .Raztel).

      3º El liberalismo clásico toma el fundamento teórico que, proviniendo de la teoría del conocimiento de J. Locke (1632- 1704) en Inglaterra , busca relativizar el conocimiento humano y evitar los universales. Con ello la mirada ahora se dirige primero al hombre particular y a su situación concreta. Y después a este formando con otros la sociedad. De ahí nace una concepción de la vida particular. En base a ella se presentaban como valores supremos la libertad y la naturaleza particular del sujeto. Las ideas que vieron la luz en mentes inglesas fueron adoptadas por los franceses y, aquí, en Francia lograron mayor precisión.

      En Alemania, Kant, nos dirá que las cosas que uno conoce son las que se someten a la forma de percibir y razonar del individuo particular.
      El hombre particular ( agrupado en clases) ocupa el centro de la existencia. Es el protagonista de la película
      Así, en su vertiente económica, la actividad de los hombres concretos había de señalar el camino de la prosperidad; Pues el egoísmo es reprimido por el de los demás, puesto que el de cada uno obra sobre el de los demás y viceversa.
      Para que esto se cumpla, el sujeto medio tiene que elevarse y esforzarse para salir de la ignorancia de sí mismo. Y esto es lo que aún no ocurre porque se trata de evitar por todos los medios desde las instituciones de poder. Sujetos fuertes, no solo físicamente, sino intelectualmente, desde Pedro Abelardo hasta hoy es lo que no quieren las autoridades porque dejarían de existir.
      Estos hombres, cuyo conocimiento de sus propios impulsos les dota de conciencia, no necesitan Estado para vivir. Cuanto más ignorante de su propio bien es el sujeto particular más crece el Estado y más se espera recibir de el.

      Y colorin colorado este cuento se ha acabado.

      Saludos Alberto, Gracias por contestar.

      Eliminar
    3. Relativizar la historia genera más confunsión de la necesaria y por lo tanto más caos. Nuestra mirada se debería centrar más en el presente que en el pasado,

      No obstante, hay hechos que son bastante claros que no nos deberían pasar por alto, como el que el Estado (entre nosotros lo llamaremos élite para entendernos mejor) ejerce una influencia decisiva en el conjunto de la sociedad entre otros factores - y que no es el único - pero si uno de los más importantes porque inevitablemente está relacionado con otros que están en su misma línea y que defienden en el fondo los mismos intereses mayoritariamente particulares, como el poder y la acumulación de dinero y bienes entre otras cosas.

      En el caso de la casta política hay un interés evidente en dividir la sociedad en grupos de distintas orientaciones para poder manipular mejor al ciudadano, de este modo se aseguran el consentimiento y la aceptación en mayor o menor medida de las leyes y normas impuestas para el funcionamiento del sistema y de la sociedad.

      Si el sistema actual en general induce a la subordinación del individuo en mayor o menor debida, es debido a una coerción que ejerce el Estado sobre él, de todos modos esto no lo exime de su responsabilidad como hombre activo que vive y debe colaborar en la sociedad y actuar en benefico de lo común y no de la particular.

      Eliminar
  13. Me estoy dando cuenta de que para tumbar al sistema capitalista tienes que ser tan cruel, miserable y terrible como él, por lo tanto esto es la destrucción del hombre por hombre también aunque sea de otra manera, pero incrementas el miedo, el sufrimiento y el odio. Por eso quizás el comunismo a la práctica fuera tan represivo, por eso o porque simplemente no querían llegar a un socialismo libertario

    Tendríamos que superarlo por las cualidades y características positivas en lugar de las negativos porque sino seguimos en las mismas

    ResponderEliminar
  14. Usted no lo admitirá, Don Félix, pero su actitud crítica hacia la II República Española tiene muchos puntos comunes -otros para nada- con las críticas de Don Pío Moa. Creo que una conversación franca entre ustedes dos -dos investigadores que buscan la verdad y que no dejan títere con cabeza- nos ayudaría mucho.

    Sin embargo, me parece que sería imposible tanto por su parte como por la de él. Usted le llamaría a él fascista españolazo y él a usted filoetarra separatista y no podrían comunicarse. Mientras tanto nos quedamos los demás que casi siempre somos mucho más jóvenes que ustedes, que para nosotros tanto Carrillo como Franco son figuras históricas que no nos producen ni frío ni calor, que lo único que queremos es SABER LA VERDAD sobre nuestra historia. Pues bien, nosotros tenemos que sufrir TODAVÍA la falta de vertebración del país porque no habéis sido capaces de hablar los unos con los otros poniendo sobre la mesa documentos, investigaciones imparciales sobre HECHOS, etc y no sentimentalismo y complejos que ustedes nacidos y criados en el franquismo tienen, pero que nosotros los nacidos y criados en esta PSEUDO democracia ya no tenemos.

    ResponderEliminar
  15. La División Condor bombardeó Gernika el 26 de Abril de 1937, pero la culpa la tuvo la república, no Franco ni sus amigos nazis, "tan libertarios ellos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y qué tiene que ver esa panochada con las atrocidades cometidas por los ínclitos "demócratas" republicanos, tapar una boñiga con otra mas hedionda?

      Eliminar

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.